Close
Radio Radio Radio Radio

El año que vivimos en democracia

Señor Director:

Este 19 de diciembre se cerró un ciclo de una intensidad nunca vista por la institucionalidad electoral y la ciudadanía, la que ha participado con entusiasmo como votante, vocal o apoderado. Todas y todos han dado el ancho. Querríamos que la tasa de participación hubiese sido mayor, pero hay que destacar que el fenómeno del agotamiento del electorado no pareciera haber hecho mella. Han sido siete votaciones que, en realidad, fueron 14 elecciones. Y la institucionalidad electoral ha hecho gala una vez más de transparencia y confiabilidad, reafirmando la seriedad que siempre la ha destacado.

Ha habido ataques que desconocen (o quieren desconocer) la solidez de un sistema que cuenta con múltiples actores que practican controles cruzados. No son pocas las situaciones identificadas y resueltas por el sistema según la ley electoral. También se han impuesto sanciones. Servel, Colegios Escrutadores, Tricel, tribunales, el Ministerio Público y el Tribunal Constitucional han funcionado. Qué decir del rol jugado por la ciudadanía en detectar, dejar constancia y reclamar frente a los organismos competentes. Se trata a veces de errores humanos, como sumas mal hechas; pero otras son por ignorancia, o a veces simple mala intención.

No seamos ingenuos. Hay algunos a quienes sirve un asesinato de imagen de la institucionalidad, para allegar agua a sus caudales y desconocer resultados desfavorables, por nihilismo o por sus visiones extremas del rol del Estado en nuestra sociedad. O sea, aparte de los que quieren jugar sucio, están los que anhelan vivir en el caos o los que quieren llevar a extremos el inevitable desorden de la vida en común para justificar la solución de la mano dura. Esas campañas de difamación se enfrentan con mayor transparencia, más participación y una ciudadanía informada. A futuro, debemos pensar cambios legales que clarifiquen lo que es aceptable y lo que no.

Dejé fuera el plebiscito de salida, que será el broche de oro de este ciclo. La ciudadanía se pronunciará sobre el trabajo de la Convención Constitucional, cerrando este ciclo en que las y los habitantes de Chile han dejado clara su preferencia por mayores niveles de participación. Una preferencia por mayor democracia.

Juanita Gana Ingeniero civil,

Consejo Directivo del Servel

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top