Close
Radio Radio Radio Radio

Contraloría investiga contratos para canchas de pasto sintético

Cristian Cáceres

La Contraloría Regional de la República comenzó a desarrollar recientemente una investigación especial relacionada con la suscripción de dos grandes contratos de la municipalidad con privados para generar siete canchas de pasto sintético.

El alcalde Sergio Zarzar Andonie, informó oficialmente  durante sesión de concejo municipal telemática, la indagación que realiza el organismo estatal con asiento en Ñuble con el fin de analizar los proyectos municipales.

La primera iniciativa, que data del año 2016, tuvo un costo aproximado de $1.500 millones y permitió dotar a las canchas existentes en las poblaciones Arturo Prat, Rosita O’Higgins y Vicente Pérez Rosales,de pasto sintético, cierres e iluminación.

La ejecución de las obras, según el municipio, se hizo en conformidad a la propuesta pública “Arrendamiento de Carpeta de Pasto Sintético y Mobiliario Deportivo”, la que contempló la mantención de los recintos deportivos durante cuatro años y la implementación de iluminación.

Posteriormente, a comienzos de este año, el consistorio firmó otro contrato de similares condiciones con la Unión Temporal de Proveedores ISM Spa y Suizcorp Spa con la finalidad de generar cuatro recintos deportivos en igual cantidad de barrios de la ciudad.

En este caso, la iniciativa municipal beneficiará a las poblaciones Luis Cruz Martínez, donde juegan los clubes Lucero y Estrella del Pacífico; El Roble, en la que juega el 21 de Diciembre; Los Volcanes, donde habitualmente hace de local Deportivo San Luis; y al sector Ultraestación, cerca del nuevo parque y en el que ha jugado Avance.

Según el contrato firmado entre las partes en marzo pasado, la municipalidad acordó cancelar a las empresas$1.599.982.196, impuestos incluidos, en 37 estados de pago, siendo el primero de ellos por un monto fijo de $300.000.000.

Las obras, se iniciaron finalmente en junio pasado y los recintos deportivos debieran ser entregados a la comunidad en un plazo no superior a octubre próximo.

Sin embargo, las condiciones de este adelanto difieren de lo que ocurrió en realidad, pues en el escrito notarial, se establece que esa suma se cancelará solo “contra la recepción conforme por parte de la ITS (Inspección Técnica de Servicios) de la implementación de las instalaciones deportivas de los cuatro recintos”.

En estas condiciones, los $300 millones deberían haber sido cancelados, indicó el concejal Jorge Vaccaro, una vez que la municipalidad recibiera los recintos deportivos habilitados por la empresa y no en marzo pasado.

La aprobación del adelanto por $300 millones, fue visado por diversos funcionarios municipales, pero de igual manera, luego de ser suscrito fue el mismo municipio el que pidió que se realizara un sumario administrativo, confirmó el alcalde Sergio Zarzar.

Junto con ello, indicó la autoridad ayer en concejo, la Contraloría Regional inició una investigación especial, con la finalidad de indagar aquellos contratos que suman más de $3.000 millones.

El alcalde, detalló que “la municipalidad, inicialmente instruyó el procedimiento administrativo a fin de investigar eventuales responsabilidades funcionarias a consecuencia de la licitación de las canchas de pasto sintético”.

Sin embargo, agregó Zarzar, “como la Contraloría Regional dio curso a investigaciones especiales en otras materias incumbentes al municipio, el sumario interno inicial, se acumuló al del ente contralor regional, en pos de la transparencia, la eficiencia y la objetividad”.

El concejal Jorge Vaccaro, indicó que “el sumario se inició luego de que yo planteara dudas acerca de la manera en que la municipalidad contrató los pastos sintéticos”.

Entre los temas que se deben aclarar se encuentra porqué el exadministrador municipal, que firmó el contrato para pagar las cuatro nuevas canchas de pasto sintético, a los pocos días(en marzo) decide iniciar un sumario.

Además, se pide conocer si efectivamente la boleta de la garantía entregada por la Unión Temporal de Proveedores era de $300 millones, al igual que la cifra que desembolsó el municipio en favor de ésta, lo que para Vaccaro genera suspicacias.

Igualmente, se pide resolver si la municipalidad estaba facultada para adelantar esa suma de dinero, lo cual no consta en el contrato firmado con la empresa, pero sí estaría dentro de las bases de licitación. Según concejales, lo que tiene prioridad es el contrato y no las bases. Por ello se pedirán seguramente informes a contraloría interna y a la Dirección de Administración y Finanzas del municipio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top