Close
Radio Radio Radio Radio

Concejales presentan recurso de ilegalidad para que se revisen los permisos de extracción de áridos en el río Chillán

Tras recibir una serie de denuncias y advertencias por parte de vecinos de distintas juntas aledañas al río Chillán, los concejales Joseph Careaga, César Riquelme, Marina Crisóstomo y Ricardo Valdebenito formaron una “bancada ecosocial” que como una de sus primeras tareas será la búsqueda de una ordenanza que regule lo que consideran, hasta hoy, una descontrolada extracción de áridos del principal efluvio de la comuna.

Fue en la mañana de este jueves, que algunos concejales, dirigentes vecinales, en conjunto con integrantes de la Junta de Vigilancia del río Chillán y de los Contralores Ciudadanos, presentaron en la Municipalidad de Chillán un recurso de ilegalidad para que se suspendan las faenas de extracción de áridos en el tramo del río que coincide con el camino a Pinto por el sur y con el sector Las Mariposas, por el norte.

Estos cuatro concejales, quienes habían rechazado el Oficio 6.100, recogieron el malestar general de los denunciantes, cuando acusan no ser considerados ante el anuncio de que una empresa que ya había realizado trabajos de extracción en otras oportunidades, comenzará a realizar faenas de extracción de áridos, proyecto caratulado como “Extracción de Áridos Río Chillán”, a realizarse en el camino a Pinto.

Ya el mismo 1 de febrero, dicha bancada hizo llegar a la oficina de partes una solicitud del ordinario 6.100 del 29 de diciembre de 2021, con copia al alcalde Camilo Benavente, solicitando tener a la vista todos los antecedentes que sustenten este oficio, el informe técnico del 30 de noviembre de 2021, considerado por la DOH, en la que se determina visar esta faena.

“Lo que hemos notado es que estas empresas tienen una estrategia para evitar obras de mitigación y estudios de impacto ambiental. La ley dice que si lo que se extraerá son menos de 50 mil metros cúbicos, no se hacen necesarios ni los estudios ni las obras, entonces ellos inscriben varios proyectos por menos de ese metraje, sin embargo, el acumulativo histórico es mucho mayor”, apuntó la concejala Marina Crisóstomo.

A lo anterior, el concejal Riquelme dice que “ellos han estado operando como las constructoras, que para evitar las obras de mitigación hacen proyectos habitacionales por parte, luego les ponen etapas 1, 2 y 3. Pero además, hay que considerar otros factores de alta relevancia, como el hecho que no se puede realizar esta extracción cuando se trata de lugares turísticos o zonas habitadas”.

Información de la DOH

Dentro del recurso presentado ayer, se adjuntó una solicitud firmada por los cuatro concejales de la bancada ecosocial, dirigida al alcalde Camilo Benavente, para que se les entreguen los detalles que avalaban el último permiso otorgado (empresa Hermanos Barrera LTDA.) y los detalles técnicos con que la DOH visaba esta extracción.

Por otro lado, el concejal Riquelme hizo presente que una vez que se le pidió a la empresa los antecedentes de los trabajos realizados a la fecha, “se nos envió un oficio pero sin un anexo que respaldara su veracidad o precisión. Entonces lo que recibimos sólo fue una historia, un relato; no un documento”.

Es por esto que hoy son los mismos concejales quienes reconocen que cuando se hizo la votación para el permiso de extracción, se hizo sin tener algunos antecedentes necesarios a la mano.

“Sentimos que la votación fue muy apresurada. Nos hace muchas dudas, sobre todo en el punto 8, que dice que se visó técnicamente la solicitud de extracción por un volumen de 36.963 metros cúbicos; y lo que finalmente aprobamos fueron 45.503 metros cúbicos, lo que hace una diferencia de 8.535 metros cúbicos. O sea, más de 700 camiones tolva”.

En esta línea, la concejala Brígida Hormazábal explica que, como ha pasado en otras situaciones, se ven en la obligación de votar, sólo en base a la información que les hacen llegar.

“Y tampoco se nos dijo que, independiente de los metrajes de extracción, si es que existe una zona habitada en las cercanías o de zonas turísticas, este estudio también se tiene que hacer”, se quejó.

Ante estas situaciones, el alcalde Camilo Benavente recordó que desde el inicio de esta administración, ellos cuentan con recursos para contratar expertos para asesorarlos en temas complejos.

Los daños de la extracción

Hernán Jaque, presidente de la Junta de Vigilancia del río Chillán, dijo a LA DISCUSIÓN que “es urgente una ordenanza, es urgente que fiscalicen porque desde el 2005 aproximadamente que las empresas están operando de esta manera e incluso hay camiones que vienen a retirar áridos sin permiso, ya que nadie fiscaliza”.

El dirigente advierte que la extracción de áridos hace que la cota del río baje considerablemente, lo que provoca el descuelgue de muchos canales que son la fuente de riego para muchos agricultores.

“Además, la intervención hizo que la ladera de Pinto esté más de un metro sobre la de Las Mariposas, por lo que si llega una lluvia intensa y el cauce se rebalsa, la gente de Las Mariposas se anegarán totalmente”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top