Close
Radio Radio Radio Radio

Ambulantes ya comenzaron a ocupar el patio 5 de Abril

Las mujeres barrieron y limpiaron la explanada y los hombres pintaron de rojo colonial tantos muros como les alcanzó la pintura.

Pacientes, bajo un sol que se sentía nuclear en ese triángulo de cemento, esperaban que algunos transeúntes los divisaran desde afuera -casi en un ejercicio de fisgoneo- e ingresara a comprarles algo.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

“Ha venido poca gente. Muy poca”, dice Ana Álvarez, una de las cerca de 150 comerciantes ambulantes que -en buena lid- acogió el llamado del municipio para dejar de ocupar ilegalmente los espacios públicos y se fueron a “colonizar” el patio 5 de Abril, como se llama a ese triángulo casi desocupado en el flanco poniente de la feria tradicional, la de las frutas verduras y artesanías.

Pero en igual de buena lid dicen estar dispuestos a esperar a que las personas internalicen su existencia y los vean como una opción válida al comercio establecido y, como ya aconteció en ciudades donde se agrupó al disperso comercio ambulante, se transformen en un lugar de alta actividad comercial.

Ana Álvarez explica que “sabemos que esto va a ser lento al principio, pero también sabemos que en la ciudad hay problemas con los espacios públicos, que eso genera molestias e inseguridad y nosotros somos emprendedores que no queremos ser parte de un problema, sino que queremos que las personas vengan y darles una opción válida”.

Ya están en proceso de asociarse como gremio y así poder dialogar con las autoridades.

“Sabemos que hay un proyecto grande, nos dijeron que iban a ponernos techo para la sombra en verano y para la lluvia en invierno; también nos dijeron que iban a instalar baños, ojalá lo hagan, pero ahora necesitamos poner al menos malla raschel para que la gente pasee bajo la sombra, porque el calor es mucho”, añadió.

Ya el pasado martes, en la última reunión de concejo, el alcalde Camilo Benavente advirtió que de cara a un diciembre que promete un centro atiborrado e intensa actividad comercial, “solo se van a entregar los mismos 100 permisos precarios que se han entregado siempre y vamos a instalar a quienes tengan estos permisos en el patio 5 de Abril”, para rematar con un firme e imperativo “y el resto no tiene nada que hacer en la calle, no se va a permitir a nadie ejercer el comercio ilegal”.

De conformidad a lo anterior, no solo aparecieron los primeros toldos en el patio 5 de Abril, sino que durante la semana “ya se han estado cursando varias infracciones a quienes realizan estas actividades fuera de lugar y sin los permisos correspondientes”, aseguró la concejal Marina Crisóstomo.

“Hay que ayudarlos, ahora”

Los antiguos planes gubernementales llamados “Navidad Segura”, cumplieron su objetivo, que era disminuir los hurtos, lanzazos y asaltos en los días festivos.

Pero el plan no abordaba el problema del comercio ambulante que, al contrario, parece haberse desbordado en los últimos fines de semana largos.

Concejales como Juan Pablo López plantea que de no modificarse las estrategias de toda la vida “será casi imposible evitar que esto se repita, no ahora, sino que siempre”, sugiere que “tal vez es bueno pensar en aumentar esos permisos a más de cien. Además, no todas las personas que realizan actividades en la calle son comerciantes ambulantes, entonces es bueno hacer una categoría de ellos”.

Su par, Rodrigo Ramírez, sostiene que“es necesario trabajar de manera coordinada, esta vez debe haber mucha presencia policial y de inspectores municipales en el centro para que no pase lo que ocurrió el año pasado, pero por sobre todo hay que ayudar en todo lo que podamos a los comerciantes que accedieron a ocupar el patio 5 de Abril, ellos han sacrificado ventas por ayudar a ordenar la ciudad”.

Volviendo al patio, la comerciante Susana Jara, del patio 5 de Abril llamó a las personas “a venir a comprar acá. Este es un lugar que estará cada vez mejor, más limpio y es muy seguro además que todos estamos trabajando de manera legal y queremos reactivar este sector que estuvo olvidado por tanto tiempo”.

Consultados los yerbateros -por décadas ocultos en este patio- “es bueno para nosotros que ellos vengan, hay gente que ni sabe que existimos y ahora volveremos a ser visibles”, dijo Héctor Espinoza.

 

[/bg_collapse]

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top