Close
Radio Radio Radio Radio

Alza de precios en materiales de construcción y falta de trabajadores significó paralizar importantes obras

Cristian Cáceres

Tanto en el sector privado como en el público, la falta de mano de obra disponible para trabajar, como el alza de los materiales de construcción y el cobro por metros cuadrados para el sector público, significó la paralización de importantes obras en la capital regional de Ñuble.

Y por cierto, la quiebra de algunas empresas.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Dentro de las primeras obras públicas que se vieron afectadas por esta causa, destacan la construcción del nuevo Cesfam Ultraestación y la de la nueva pista BMX, ubicada en el Complejo Deportivo Quilamapu, ambas instancias de carácter municipal.

Dentro de los ejemplos en el sector privado, destaca la paralización-desde el mes de agosto- que afectó al centro comercial Vivo, que se construye en la avenida Vicente Méndez, al nororiente de Chillán.

También se observa el fenómeno con la suspensión de las faenas de reparaciones de las veredas en el centro de la capital regional de Ñuble.

Esta tarea está dividida en dos cuadrantes. Desde Libertad hacia el norte de la ciudad, los arreglos estaban a cargo de una empresa contratada por el Serviu, la que se declaró en quiebra, dejando muchas de las calles rotas y sin faenas en curso.

Por tal razón, este servicio público debió realizar otro llamado a licitación, situación que se repitió en el caso de la construcción del Cesfam Ultraestación.

Actualmente hay otras obras en curso (19 en total) y muchas de ellas debieron acordar con sus respectivos mandantes la revisión de las licitaciones, ya que estas fueron confeccionadas y adjudicadas antes de que se empezaran a sentir los efectos económicos de la pandemia en el rubro de la construcción.

“No está fácil el tema, actualmente la Región de Ñuble tiene también una particularidad, que es el tema de la fruta en la etapa estival, donde mucha mano de obra se va a trabajar a la fruta por mayores ingresos”, explica el seremi de Vivienda y Urbanismo, Carlos Urrestarazu, quien también advirtió como segundo problema, el alza de los materiales, en casi un 30%.

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top