Close
Radio Radio Radio Radio

Apoderados presentan recurso de protección: temen por grúa que opera sobre colegio en Chillán

El Centro de Padres y Apoderados del Instituto Santa María interpuso un recurso de protección por la construcción de un edificio que opera con una grúa pluma sobre el establecimiento.

Desde el verano a un costado del recinto, ubicado en Bulnes 415, se construye la torre y tal situación mantiene inquieta a la comunidad educativa, ya que la maquinaria trabaja sobre el gimnasio y patio de la enseñanza parvularia, lo que ha generado incluso daños a la infraestructura.

Por esta razón, el miércoles 25 de septiembre el centro de padres y apoderados del colegio recurrió a la justicia para exigir a la constructora medidas a fin de resguardar la integridad de estudiantes y funcionarios.

Desde el recinto educativo informaron que la Corte de Apelaciones de Chillán acogió el recurso de protección.

“La construcción que se realiza en forma aledaña nos ha perjudicado en el sentido de que los papás estamos angustiados todos los días, la grúa pasa sobre el colegio y por los daños que esto ha provocado. Si bien respaldamos las medidas de mitigación que ha tomado el colegio respecto a que algunas zonas no sean ocupadas en resguardo de los niños, nos preocupa. Eso afecta también su desarrollo educacional”, sostuvo, la presidenta de la organización, María Olga Alarcón.

Agregó que “hemos trabajado en una mesa con la empresa que nos invitó el seremi junto con funcionarios municipales, que partió muy bien, pero en la segunda reunión no se presentaron, no cumplieron con los acuerdos”.

Desde el establecimiento informaron que han tomado resguardos para evitar algún accidente.

Así lo sostiene el director del ISM, Fernando Molina, quien indicó que “lo único que podíamos tomar como medidas de seguridad era no ocupar los espacios por donde estaba pasando la grúa y material por sobre las cabezas de los niños. No tenemos otra manera de mitigar ese peligro”.

Desde el comité paritario de ISM detallan que dos paredes del patio de enseñanza parvularia están con daños estructurales y no se puede estar cerca, ya que cualquier movimiento pudiera generar el derrumbe de esa muralla.

“El trabajo por encima nos obligó a eliminar dos patios como zona de seguridad ante un sismo e incendio. Hemos tenido que hacer bastantes simulacros para concientizar a nuestros estudiantes que esas zonas no están utilizables y que vamos ocupar otras dependencias para estos fines”, dijo.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top