Close

Vicente Cifuentes anticipó su actuación de Viña del Mar

El día de hoy, Vicente Cifuentes, músico chillanejo, se presentó en la plaza de Chillán. Sin amplificadores, con su guitarra y su amigo Matías Santos en los bongós, empezó a tocar parte de su repertorio musical en la capital regional, para luego llevarla a Valdivia, Puerto Montt y Santiago en el marco de su gira “Guitarreos previos al festival”.

“Si yo nací en Chillán, hay posibilidad de sufrir los inviernos. Por eso yo al cantar, me he vuelto tropical, como en los nuevos tiempos”, canta Cifuentes en “Chillán”, la canción con la que competirá en la próxima versión del Festival de la canción de Viña del Mar.

El artista se enfrentará con la representante de Argentina, Fran Vázquez con “Bailo con mi Sombra”; representando a la bandera colombiana participará Paula Arenas con “Buena Para Nada”; por Venezuela subirá al escenario Manu Manzo con “La Mentira”; el participante por México será Mando con “Última Ocasión”; y el representante de Ecuador será Johann Vera con “Perdón”.

– ¿Cuál es tu inspiración para escribir la canción con la que participas?

– Chillán, mi infancia y mis abuelos. Mi primera edad. Yo nací aquí y viví aquí hasta los 14 años. Es un poco homenajeando ese momento de mi vida. Mi único vínculo con la ciudad es musical o familiar.

– ¿Qué significó Chillán en tu desarrollo musical?

– Significó confusión. La música folclórica en ese tiempo no se promovía mucho. Yo no conocía más que el grupo folclórico del correo, donde tocaba nuestro cartero. Lo que escuchaba más eran rancheras, música mexicana. Y por eso creo que yo crecí con unas raíces folclóricas medias extrañas, no muy leal a lo que pasa realmente en los campos de Ñuble. A los 14 años mi familia se fue de Chile. Viví 10 años en República Dominicana. La raíz folclórica que yo tenía tan confundida, se muta y se transforma en la música que hago ahora.

– ¿Por qué deciste participar en el festival?

– La postulación del festival de Viña es parte de las cosas que hace cualquier proyecto o artista musical que trabaje semi decentemente. La motivación fue de mi manager en un principio. Ella me pregunto y yo dije bueno. Desde hace dos años que venimos postulando, y este año se dio.

– ¿Cómo te sentiste al ser seleccionado?

– Me sentí súper extraño, porque me avisaron el 3 de diciembre. Yo estaba en la calle. Venía de Plaza Italia con olor a lacrimógena. Fue un sentimiento encontrado, porque el Festival de Viña tiene muchos años de dictadura, de información errada y de censura. Pero también nos damos cuenta, gracias a las manifestaciones, que las cosas se pueden cambiar desde adentro. Y si podemos nosotros extender un poquito que sea las manifestaciones a la Quinta Vergara, lo hacemos. Por eso decidimos aceptar esta invitación.

– ¿Tienes pensado manifestarte en el escenario?

– Manifestarme con la música. También creemos que el artista tiene que escribir, cantar o pintar. Creemos que nuestra propia música es ya parte de la manifestación. Nosotros siempre hemos estado muy de cerca y súper sensibles a la sociedad. Nuestra música trata de eso básicamente.

– ¿Cómo crees que va a afectar el estallido social al desarrollo del festival?

– El estallido social cambió, yo creo, la manera que tiene todo el mundo de ver las cosas. Todas las luchas sociales se pusieron bajo una lupa. Y creo que el festival no va a ser ajeno a eso. Sería muy tonto que se excluyera de las manifestaciones. Creo que el estallido social es un momento para el país entero, y no hay alguien que no pueda tener una opinión al respecto. Al contrario. Yo creo que el festival es posible que esté a una altura bastante buena respecto a las manifestaciones. Confió en eso.

– ¿Cómo te estas preparando para la competencia internacional?

– Estamos ensayando la canción que vamos a cantar. Es una canción que hacemos en los shows hace ya dos años, así que igual esta ultra ensayada. Estamos tranquilos. En el show voy a estar con cinco músicos. También va a estar nuestra intérprete de lenguas de señas con nosotros, la orquesta del festival y el ballet del festival, que siempre bailan y hacen su rollo.

– ¿Cuáles son tus proyectos después de Viña?

– Estamos trabajando en un disco que se llama “Relato”. Es un disco que compuse en diciembre, sin animo panfletario, pero si bajo el rigor de la experiencia de los primeros dos meses de estallido, y todo lo que significó la represión y la brutalidad de parte del gobierno. No es un disco que busca proponer una idea ni arrimar panfletos, es solamente un disco que poéticamente acompaña la experiencia de un músico. La primera canción sale el lunes y se llama “Parecíamos flores”, una analogía de la gran marcha del 25 de octubre, donde fueron más de un millón de personas en Plaza Italia. Es un disco que vamos a estar lanzando durante el tiempo que estemos en Viña del Mar.

Texto: Catalina Pérez

Foto: Mauricio Ulloa

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top