Close
Radio

TOP rechazó solicitud fiscal de suspender el juicio por fraude

Con la publicación de la página del Servicio Electoral en la que se acreditaba que el alcalde Felipe Aylwin estaba oficialmente inhabilitado para sufragar, comenzó la jornada de ayer para el jefe comunalchillanvejano en lo judicial.

Puesto que la inhabilitación se sostiene en su actual condición de acusado en el juicio por Fraude al Fisco que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Penal de Chillán, la medida se extendió a los otros nueve procesados, esto es ocho funcionarios municipales y una particular.

La notificación podría sorprender por lo tarde que se emitió, considerando que la acusación judicial realizada en el Juzgado de Garantía se llevó a cabo en abril de esto año, sin embargo había sido una omisión de ese tribunal el notificar al Servel sobre la situación procesal de los 10 acusados, asunto que fue advertido por la Fiscalía de Chillán, que solicitó que el trámite se llevara a cabo.

“Nosotros mantenemos nuestra postura original de que la suspensión del alcalde es de pleno derecho, como lo han dicho dos contralorías a nivel nacional y el mismo TER (Tribunal Electoral Regional), por lo que me parece que no hay una doble interpretación”, dice Álvaro Serrano, aclarando por lo tanto que no es resorte del Ministerio Público solicitar que, a raíz de la pérdida de sufragio, se supenda a Aylwin de sus funciones públicas.

Esa misma mañana llegaba el certificado del Servel al correo del abogado Julio Díaz de Arcaya, representante de Aylwin. Para él, una eventual suspensión “pasa por el pronunciamiento del Tribunal Calificador Electoral (Tricel) de Santiago”.

Podría asomar como paradójico el que el alcalde Aylwin sea suspendido en estos días en que acaba de iniciar su recuperación tras recibir un trasplante de riñón, el pasado viernes, y se espera que su regreso a sus actividades laborales sea recién en dos o tres meses más.

Sin embargo, tal escenario dejaría a Aylwin sin recibir sus remuneraciones por lo que resta del juicio oral (siempre que se le absuelva) y además, debería restituir los dineros recibidos por este concepto, desde la fecha en que se hizo la acusación en Garantía.

“Pero en caso de ser absuelto, todo lo que dejó de percibir se le tendría que devolver”, aclara Díaz de Arcaya, quien añade que “de todas maneras y por razones evidentes, ese no sería el mejor panorama para él”.

El alcalde sigue en Santiago dando evidencias de rápida recuperación y adaptación, por parte de su organismo, a este riñón que se le trasplantó el viernes.

Los monitoreos intrahospitalarios, que se hacen en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, deberán extenderse por un plazo de, a lo menos, 25 días más, antes de ser enviado para continuar con la recuperación y con licencia laboral.

El juicio no se suspende

Ayer también se debía determinar si, a causa de la ausencia del alcalde, el juicio que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Penal de Chillán se suspendía, como lo solicitó el Ministerio Público; o continuaba normalmente y con un acusado en ausencia, que era lo que pretendía el total de los abogados defensores, y en consecuencia, todos los acusados, incluyendo a Aylwin, quien así lo manifestó a través de un archivo de audio, mediante su abogado.

Tras cerca de una hora y media de debates y sobre dos horas de receso para la deliberación y resolución de los magistrados, la presidente del tribunal, jueza Claudia Montero, y por unanimidad (votos de los magistrados María Paz González y Raúl Romero), rechazaron la solicitud del persecutor, por lo que el litigio se reanuda mañana a las 10.00 horas.

Entre los argumentos del fallo destacaron el “que la defensa técnica del acusado es suficiente, puesto que él ya prestó declaración” y que “es necesario respetar el debido proceso del resto de los acusados, quienes llevan en este juicio más de un mes”.

Uso de la tecnología

Otro punto zanjado fue que el tribunal estableció que “una vez que el señor Aylwin se recupere, su abogado, a través de los medios tecnológicos que estime necesarios, podrá facilitarle el hacer uso de la palabra, finalizado los debates, si él desea hacerlo”.

Inconforme, el fiscal Serrano explicó a la prensa que “nos quedan dudas respecto a esta determinación. Por ejemplo, si es que hay videoconferencia o llamada, ¿quién será el ministro de fe?; y en caso que sea condenado, ¿se le va a condenar en ausencia? Legalmente, no vemos en qué hipótesis se plantea el Tribunal, pero vamos a acatar”.

Para la defensa, sencillamente, no había razón legal ni lógica para suspender.

“Lo resuelto por el tribunal, fue algo que se había conversado entre todos los defensores porque, claramente, interrumpir el juicio por suspensión o nulidad, no era necesario”, apuntó Rocío Burgess, defensora de Paola Araya.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top