Close
Radio Radio Radio Radio

“Sin prensa no te pescan” dicen familiares de personas extraviadas

Se estima que en Ñuble se estampan en promedio, unas 400 denuncias por presunta desgracia cada año.

Muchas de ellas son personas que no estaban realmente extraviadas, sino que se habían desconectado de su cotidianeidad a propósito, y sólo por algunos días, para reaparecer en forma voluntaria.

Y otros, como el caso de Carolina Fuentes, quien se perdió hace casi dos meses desde Ninhue y que tras su extravío hay todo un misterio y operativos de búsqueda que han movilizado no sólo a la PDI, sino a Carabineros, Bomberos, militares y personal municipal. Todos ellos en coordinación con el Ministerio Público.

Pero ese despliegue, que incluso fue cubierto por varios días por los matinales de la televisión abierta, no se inició desde el día en que los familiares de Carolina pusieron la denuncia.

“Se tuvo que meter la prensa, en especial la televisión, para que la Fiscalía reaccionara, antes de eso, no nos estaban pescando para nada”, dijo su esposo, Oscar Cisternas.

Algo similar ocurrió con el caso de Idamia Baro, una mujer de 38 años con ocho meses de embarazo, quien se perdió en julio de 2018, pero los operativos policiales, con presencia del grupo Gersa de Bomberos, del GOPE de Carabineros del Biobío y la PDI se hizo pública y notoria a partir de noviembre de ese año, luego que su caso se empezara a repetir en la prensa local y nacional.

El 8 de diciembre fue encontrada, sin vida, en un canal de esa comuna y todo apuntaba a un suicidio.

Los casos más frecuentes de personas extraviadas en Ñuble, son los que protagonizan los menores usuarios de hogares de apoyo o de la red Sename, y que en 2019 totalizaron 29 denuncias, sin que en ninguna de ellas se haya debido lamentar alguna desgracia; también los ñublesinos suelen ser testigos de los operativos que se realizan para dar con la ubicación de senderistas que se internan en la montaña por pasos no habilitados.

Para evitar su ocurrencia, tanto Carabineros y la PDI suelen hacer campañas comunicacionales de orden preventiva, especialmente en época de vacaciones, las que suelen concentrarse en centros turísticos como Quillón, Cobquecura y Las Trancas.

Con tres bomberos

En ocasiones, cuando se encuentra alguna pista, los protocolos de rescate se activan de inmediato.

Como ocurrió en noviembre de 2019, luego que familiares de Ángel Gallardo Gallardo, de 63 años, y que llevaba tres días desaparecido, encontraran su mochila a unos 300 metros de la orilla del Río Cato. El hallazgo motivó su búsqueda, por parte del GOPE de Carabineros, quienes lo encontraron en lecho del río.

En otros casos, la ayuda es mucho menor.

Jéssica Rodríguez Pérez se había extraviado el 10 de agosto de este año, cuando salió de su casa en Quirihue, para visitar a unos tíos en Cobquecura.

Sin embargo, no fue sino hasta el 16 de agosto que su familia se enteró que no había llegado a su destino y pusieron una denuncia en Carabineros.

Su cuerpo fue encontrado sin vida cuatro días después, en una quebrada de la comuna costera.

“La encontraron unos primos que conocen bien el lugar”, dice Erika Seúlveda, familiar de Jessica, quien explica que la víctima padecía de esquizofrenia, por lo que presume que simplemente, se desorientó y se extravió en un lugar de difícil acceso del que no fue capaz de salir por sí misma.

Érika, explicó que “cuando hicimos la denuncia, los únicos que nos ayudaron fueron los Bomberos. Ellos mandaron a tres voluntarios a buscarla, así que nos acompañaron los primeros días. Y en la municipalidad, nos dijeron que también habían mandado gente, pero no sabemos por dónde habrán estado buscando porque ni los vimos”.

Aunque hoy nota la abismal diferencia en los despliegues hechos para encontrar ala mujer de Ninhue, y los hechos para ubicar a su prima, aclara que “en los momentos en que estás buscando, no se te pasa por la cabeza, nada más que encontrarla. No piensas en la tele o en la Fiscalía”.

Pero luego aclara que “después de haber visto el caso de la mujer de Ninhue en la tele, creo que fue mejor que la Fiscalía o la PDI no se hubiese metido a buscar a Jessica, porque por lo que vimos, no dejan a la familia de Carolina participar en las búsquedas, y eso a nosotros, nos hubiese desesperado, nos habríamos vuelto locos sin poder buscarla”.

“Sin prensa no te pescan”

Los operativos realizados para ubicar a Carolina, han motivado que parlamentarios y agrupaciones, pusieran en la palestra informativa esta abisal diferencia entre los esfuerzos para ubicar personas cuando la prensa les da cobertura, de aquellos que no la tienen.

“Es que sin prensa no te pescan, así de simple”, dice Mallén González, directora de la Agrupación de Familiares de Personas Extraviadas Chile, cuya madre se perdió en 2017 y siguen sin hallarla.

“No fue un caso mediático, así que la última vez que fui a hablar con el fiscal (en la Región de Valparaíso), sencillamente me dijo que ya habían hecho y gastado harto. Que no lo molestara más”.

Tanto ellos, como la agrupación Kurt Martinson, cuya directora, Annie Martinson dijo exactamente lo mismo en TVN el pasado 18 de agosto, “sin prensa no te pescan”, han hecho diversos esfuerzos para que en el Congreso ingresen un proyecto de ley que busca cambiar los protocolos de busqueda.

“Queremos, por ejemplo, que se mejore la calidad del interrogatorio que se hace al momento de hacer la denuncia, porque el actual es muy pobre; y también que a las presuntas desgracias, se les dé el carácter de urgente, ya que va en contra de todas las máximas de investigación, el que se deje pasar tanto tiempo para que las policías comiencen a actuar. Con el caso de Carolina, se abre una esperanza, sobre todo si agregamos lo de Ambar. Es de esperar que la prensa no los suelte, de lo contrario, se hará todo más difícil”, apunta Mallén.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/