Close
Radio Radio Radio Radio

Precipitaciones en Ñuble superan lo caído el año pasado a igual fecha

Durante las últimas dos semanas se han producido eventos climatológicos que han permitido mejorar los pronósticos que se tenían respecto de lluvia caída y acumulación de nieve en la cordillera de Ñuble, pero aún así el déficit de precipitaciones en la zona es de un -45,3%.

El meteorólogo Gianfranco Marcone indicó a La Discusión que “este invierno hasta ahora está siendo bastante bueno, pensando en lo que habíamos tenido los últimos años y sobre todo el año pasado”. Esto debido a que pese que las precipitaciones no se acercan a un año normal, donde a la fecha deberían haber caído 514,4 milímetros de lluvia en Chillán, se registra más agua caída que el año pasado.

El profesional agregó que según los registros locales, “la estación oficial de Chillán lleva a la fecha 281,5 mm., superando los 249,2 mm. que llevábamos a la fecha el año pasado”.

Sin embargo, agregó, “como los primeros cinco meses de este año fueron muy malos, estamos al debe, pues a la fecha deberíamos llevar 514 mm. lo que nos deja aún un déficit del 45,3%”.

Marcone subrayó que el régimen que domina el territorio nacional es una condición neutra, no encontrándose evidencias del paso de los fenómenos del Niño, abundante en precipitaciones, o de La Niña.

“Estamos en una etapa neutra; no tenemos ni el fenómeno del Niño, ni el fenómeno de La Niña, y de hecho hay más posibilidades que de aquí a fin de año se desarrolle La Niña, que El Niño, pero yo creo que se va a mantener una etapa neutra y para el próximo año quizás, ojalá, aumenten las posibilidades que se desarrolle El Niño”, subrayó.

Para Marcone, las lluvias y nevadas de las últimas semanas configuran en la actualidad “un invierno bueno, no sé si normal pero sí muy cerca de lo normal. Finalmente el año 2020 va a ser bajo de lo normal, porque tenemos la mitad de agua y para superar el déficit que tenemos tendría que ser un invierno muy sobre lo normal para acumular lo que se tiene que acumular en la zona y en gran parte de del país. Superar el déficit que ya tenemos igual es una difícil tarea, pero sí debería ser uno de los mejores años de la última década o de la mega sequía”.

Remarcó que las lluvias de este año 2020, “no solucionan el problema. El problema va a continuar. El año 2017 tuvo un invierno bueno, pero no fue la solución del problema, pero sí por supuesto es un calmante y aliciente en el escenario que tenemos hoy en día”.

Acumulación

En el caso de los regantes, el presidente de la Junta de Vigilancia del río Chillán, Héctor Jaque, indicó que “hasta el lunes pasado estábamos muy preocupados, pero las últimas lluvias y la nieve que ha caído en los cajones cordilleranos hace que veamos con mayor esperanza el escenario hídrico”.

Para el profesional, la cantidad de nieve que cae en los meses de mayo, junio y julio es la que permite que se genere una capa densa que posteriormente alimentará los ríos. Y en el caso del Chillán, que riega unas 10.000 hectáreas creemos que para la temporada de riego que va desde el 15 de septiembre a 30 de abril de 2021, tenemos una importante cantidad de agua asegurada”.

Igualmente, Francisco Saldías, juez de Aguas del Diguillín, concuerda en que la nieve que cae en la cordillera a baja temperatura es ideal para que posteriormente fluya agua hacia la hoya hidrográfica.

Tanto Saldías como Héctor Jaque mencionaron que lo ideal es que sean construidos los embalses Zapallar, Chillán y La Punilla, pues en la actualidad todo el agua que está cayendo sobre el territorio de Ñuble “va a parar el mar”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/