Close
Radio Radio Radio Radio

Panorama nublado

Mauricio Ulloa

Nadie sabe con certeza cuándo el virus dejará de regir las decisiones más simples de la vida, como salir a la calle, comer en un restaurante o mandar a los hijos al colegio. Y la situación para 2021, si bien se anticipa de recuperación, ofrece incertezas muy relevantes, gran parte de las cuales vienen del movido año político que se comenzará a gestar en los próximos meses.

Pensemos ahora que esa misma incertidumbre y falta de información se va sofisticando por capas, de manera ascendente, el resultado muy probablemente será que nadie sabe qué va a pasar con la economía, ni cómo evolucionará todo en el mediano plazo.

El Imacec informado ayer por el Banco Central da cuenta de aquello. Se esperaban números azules, pero la economía chilena tuvo nuevamente una contracción de 1,2 por ciento en octubre, acumulando ocho meses de caída consecutivos. Fue un balde de agua fría para el Gobierno. “Esta cuestión no es con piloto automático”, debió admitir el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, que días atrás había planteado una mirada mucho más optimista y superadora de nuestra economía.

El Banco Mundial, en tanto, cifró en -6.3% la reducción de la economía chilena para este año, en un análisis que sorprendió a todos y donde el organismo monetario proyectó para la región una caída del 7,9%.

Respecto a la incertidumbre sobre lo que ocurrirá en los próximos meses, la Encuesta Termómetro Social, realizada por el Centro de Microdatos de la Facultad de Economía de la U. de Chile, el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) y el Núcleo Milenio en Desarrollo Social (Desoc), reveló que casi dos tercio de los consultados (56,5%) admite no saber qué ocurrirá con su ingreso. En materia de endeudamiento casi la mitad cree que la situación de su hogar empeorará (49,6%) y 40% no sabe o no responde respecto a la posibilidad de perder el empleo, que su jornada laboral disminuya o que quiebre la institución donde trabaja, “lo que refleja el nivel de incertidumbre de los entrevistados”, concluye el reporte académico.

Kenneth Rogoff, profesor de la Universidad de Harvard y execonomista jefe del Fondo Monetario Internacional, ha profundizado en el tema en un ensayo que se titula “La pandemia de la incertidumbre”. Allí advierte que “la economía mundial se encuentra ahora en una bifurcación en el camino. La tarea más importante de los formadores de políticas es tratar de reducir la enorme incertidumbre persistente mientras se continúa brindando socorro de emergencia a las personas y sectores económicos más afectados.”

Es claro que no hay una fórmula mágica que permita obtener de inmediato el antídoto contra el virus y tampoco contra la recesión. Pero lo que hoy se necesita, no es otra cosa que líderes que sepan conducir la crisis con tranquilidad, y transmitir esa tranquilidad a la ciudadanía. Más que al mismo coronavirus, es a la incertidumbre a la que se le debe aplicar una vacuna urgente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/