Close

Ñuble es la tercera región con mayor tasa de empleo informal

Representa el nivel de precariedad que tiene el empleo. En la medida que esa tasa es mayor se entiende que el empleo que tenemos es más precario, porque obviamente no son personas dependientes, no tienen acceso a los sistemas previsionales, de salud, ahorro. Eso es lo que preocupa cuando la tasa es mayor”, resaltó Benito Umaña, decano de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad del Bío-Bío, sobre la importancia del Boletín estadístico de Informalidad Laboral.

Según los datos entregados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) Ñuble, la región aumentó en 0.2 puntos porcentuales la tasa de ocupación informal, llegando al 37.3%. 

La tasa de ocupación informal contrasta la cantidad de personas que trabajan de manera informal con el total de personas que estén trabajando, ya sea de manera formal o no.

“El aumento de la ocupación informal va en gran parte relacionado con la inestabilidad y la disminución de las fuentes laborales permanentes”, afirmó el seremi de Economía, Roger Cisternas.

La autoridad regional resaltó la precariedad que producen la ocupación informal para quienes la practican. “Los ocupados informales, que se caracterizan por tener menores ingresos, no tiene una regulación contractual y por ende sus derechos como trabajadores son muchas veces ignorados. El llamado del Presidente Sebastián Piñera es poder regularizar esta situación, y poder entregar flexibilidad y mejores herramientas para que ellos puedan entrar dentro de un sistema donde no sean vulnerados sus derechos”, expresó el seremi.

A Benito Umaña le preocupa el estado de la región: “La tasa de Ñuble es muy alta. El aumento es muy leve, un aumento que no es tan significativo. Pero en Ñuble la tasa es más alta que en el país (30.4%) y mucho más alta que Biobío (29.7%)”.

El académico afirma que el empleo siempre ha sido un problema para la región. Este se caracteriza por ser estacional, teniendo mayores tasas de desocupación en invierno que en verano, cuando se cosecha la actividad agrícola. Aun así, comparando las tasas por sector económico, la disminución del trabajo informal en la agricultura y pesca es la menor, alcanzando solo el 11,2%, seguido por la actividad turística y alojamientos, 35.4%, y finalmente la construcción, con una disminución de 37.1%, resultado consistente con la alta cantidad de proyectos inmobiliarios en la capital regional.

“La estacionalidad de trabajo está asociado también al comercio porque este sector está también vinculado a la actividad productiva del sector agrícola, al nivel de ingreso que genera. Por lo tanto tenemos una matriz productiva muy débil en ese sentido. Hay que seguir fortaleciendo el sector agrícola, pero también fortalecer otros sectores. Cuidar un sector que es fuerte para Ñuble, y fortalecer los sectores, como el turismo por ejemplo, que yo creo tiene muchas oportunidades”, afirmó el académico.

Sobre cómo solucionar el problema del trabajo informal, Umaña opinó: “No creo que sean oportunas y eficaces las estrategias que sean ligadas a establecer normativas o generar acciones punitivas. Creo que tiene que ver con el generar empleo dependiente, de calidad”.

Según el decano de Ciencias Empresariales, tanto el gobierno regional como el estado deben crear políticas para mejorar la creación de empleos. “Deben ser estrategias en corto plazo, que pueden ir a nivel de política pública, inyectar recursos públicos. Pero principalmente tiene que ver con el mediano y largo plazo; tiene que ver con estrategias de generar mayor empleo a través de inversiones. Esa es la estrategia más efectiva para disminuir la tasa de empleos informales, mejorar los salarios y que los trabajadores tengan acceso a la salud y a la previsión”, afirma Umaña.

El gobierno regional afirma que se está trabajando en potenciar las pymes. “De octubre en adelante, con una situación de inestabilidad, ha generado situaciones propicias para la disminución del gasto lo cual conlleva la disminución de las ventas y su posible cierre. Eso ha sido apaleado en gran medida por distintos instrumentos de fomentos que se han puesto a disposición de todos los locales comerciales que se han visto afectados por una o por otra situación, dentro del periodo desde las movilizaciones sociales”, afirmó el seremi de Economía, Roger Cisternas.

Hasta diciembre, 4.245 trabajadores informales por cuenta propia habían dejado esta actividad. Las razones pueden ser el fracaso de su negocio, o la legalización de su actividad laboral.

Para Umaña, fortalecer los emprendimientos debe ser una medida urgente: “Porque la matriz productiva tiene formas de diversificarse, una sería que grandes empresas se instalen y generen inversión fuerte. En general eso no ocurre, lo que hay en la región son pequeñas y medianas empresas. Grandes no hay. Generar apoyo a las empresas es un gran desafío y eso ayudaría mucho al tema del empleo, porque esos emprendedores van a generar puestos de trabajos dependientes que puedan tener un impacto en la calidad del empleo y en la tasa de desocupación”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top