Close
Radio Radio Radio Radio

Los complejos escenarios que plantea el caso led en el municipio de Chillán

Un terremoto político vino a sacudir al municipio de Chillán el pasado 5 de mayo. Al igual que todas las instituciones públicas, este estaba completamente abocado a responder ante la pandemia por Covid-19, sin embargo, la detención del ahora exadministrador municipal, Ricardo Vallejos, y del exasesor legal, Marcelo Campos, y el vistoso allanamiento del consistorio y de los domicilios de los exfuncionarios, revolucionó al círculo cercano del alcalde, Sergio Zarzar.

La investigación que lleva adelante la Fiscalía por presuntos delitos de corrupción en el marco de la licitación de luminarias led no solo ha significado un golpe jurídico, económico y de confianza al interior del círculo de hierro del jefe comunal; sino que también ha traído una serie de coletazos políticos para Zarzar, quien a un año de dejar su tercer período, vive quizás el momento más complejo de cara a una posible cuarta reelección.

Esto, sumado al impacto que la investigación ha generado a nivel municipal, configuran un escenario lleno de incertidumbre, sobre todo, pensando en futuras licitaciones y proyectos, ya que el equipo a cargo de liderar estas propuestas está en la mira de la fiscalía y del control municipal.

Roces y divisiones a nivel interno, con la pérdida de confianza en actores clave a la hora de planificar, dejan al principal municipio de la Región de Ñuble en una situación de desventaja a la hora de plantear el desarrollo de la capital regional.

Ad portas de una nueva elección municipal, en la que se espera, Zarzar vaya por un cuarto período, el panorama se torna complejo para el oficialismo, que busca desesperadamente cómo salir indemne de una situación que afecta los aspectos centrales de las anteriores campañas del alcalde: la probidad y la transparencia.

Entre los concejales, además, si bien la función fiscalizadora no impidió que el municipio adjudicara el proyecto de recambio de luminarias a la cuestionada empresa Itelecom (solo el PPD Camilo Benavente rechazó con su voto la propuesta), hoy resurgen los cuestionamientos hacia el equipo de confianza de Zarzar, y no se descarta -pese a la escasa probabilidad de concreción- la posibilidad de acusar al alcalde por notable abandono de deberes.

Un concejo que durante el último período ha sido más bien funcional hacia la gestión Zarzar, podría -en el marco de un contexto preelectoral- tornarse más inquisidor. Es más, ya se ha instalado entre algunos ediles “candidatos”, como Benavente, la idea de “la necesidad del recambio”, y el escándalo led es tomado como ejemplo para esgrimirlo.

La investigación que afecta al municipio de Chillán, además, ha volcado la mirada de los entes fiscalizadores internos hacia otros procesos licitatorios polémicos, como el contrato de áreas verdes con la empresa OHL, del cual se espera un informe aún más crítico, con eventuales multas.

El rol del concejo en lo que resta de administración Zarzar será clave, y deberá redefinirse en torno a su función principal: fiscalizar.

Notable abandono de deberes

Ante el escenario que plantean las diferentes investigaciones que se desarrollan en el marco del caso LED, los concejales de Chillán son cautos a la hora de hablar de una posible acusación por notable abandono de deberes en contra del alcalde Sergio Zarzar.

“Al final del día no prosperaría, porque independiente de la situación que se haya dado, aquí hay un proceso investigativo, una denuncia del CDE y un sumario interno. Si el alcalde hubiese abandonado sus deberes, no habría solicitado todo esto. Tampoco habría desvinculado al asesor jurídico”, sostuvo el edil de la UDI, Joseph Careaga.

El PPD, Camilo Benavente, agregó: “No se ha discutido hasta el momento, pero lo que hay que tener claro es que se debe realizar un análisis jurídico previo. Es fundamental, por ejemplo, lo que diga Contraloría respecto de la presentación que hice, porque si es muy drástica respecto de la situación administrativa del municipio y de las irregularidades de este contrato, nos dará herramientas. Hoy, a mi juicio, no están los antecedentes para tomar una decisión de este tipo”, dijo.

El DC Patricio Huepe, en tanto, sostuvo: “No renuncio a ninguna de las atribuciones que tenemos como concejales, pero recordemos que el alcalde estaba con vacaciones y luego con licencia médica, durante la mayor parte del tiempo de evaluación de las propuestas, por lo que no considero pertinente acusarle por notable abandono de deberes en el marco del caso led”.

Revisión de otras licitaciones 

A juicio del concejal Camilo Benavente, “el municipio debe revisar otros contratos. Acá tenemos un contrato de áreas verdes con la empresa OHL con irregularidades evidentes, del cual se espera un informe del control.

Incluso, le solicitamos al alcalde un término anticipado, porque están las herramientas jurídicas, pero esto se ha dilatado más de lo necesario”. Además, dijo, “hay otro contrato de la administración 2012-2016 de las canchas sintéticas que requiere de un seguimiento y evaluación”.

Para el edil, Joseph Careaga, “todo ejercicio en pos de darle transparencia al municipio se debe hacer. Si se quieren revisar todos los procesos licitatorios hacia atrás, bienvenido sea”.

Patricio Huepe, en tanto, apuesta por la investigación interna que se inició en el municipio, a cargo del juez de Policía Local, Ignacio Marín.

“Conociendo y habiendo trabajado en la Gobernación de Ñuble con el fiscal Sr. Ignacio Marín, no dudo que en el transcurso de la investigación por las eventuales responsabilidades administrativas de los funcionarios que intervinieron en la licitación pública Recambio Masivo de Alumbrado Público a Tecnología LED de la comuna de

Chillán; si surgen otros hechos reñidos con la ley, la transparencia, la honestidad y la probidad, más allá del ‘core’ de su investigación, lo hará saber al Ministerio Público”.

La concejala del PS, Brígida Hormazábal, planteó por su parte que se requiere con urgencia “una completa y exhaustiva auditoría a la Municipalidad de Chillán, en especial en los procesos de compras y abastecimiento para detectar cualquier otra irregularidad”.

Impacto en el equipo municipal

Una de las críticas que ha hecho el concejal Camilo Benavente, es respecto del liderazgo que ha tenido Sergio Zarzar, y el rol de su equipo cercano.

“Llevo mucho tiempo planteando que la municipalidad no tiene conducción en muchas áreas. El modelo de trabajo es el error no forzado, se nos han caído un montón de licitaciones, hemos tenido muchas irregularidades en el ámbito, por ejemplo, del estallido social, cuando no pudimos liderar desde la municipalidad como corresponde, al igual que durante la pandemia. Hay críticas respecto de cómo se han encabezado las acciones sociales. Si a eso sumamos, por ejemplo, las licitaciones desiertas, como la techumbre del mercado, la pista de bicicross o la Casa del Deporte, tenemos una total ausencia de control”, dijo.

El edil reconoció además que “administrativamente hay fracturas internas e históricas, basta recordar el caso de los email, el cual evidenció fracturas en dos bandos al interior del municipio. Ante este escenario, el alcalde debiera dar un paso al costado y asumir que esto se ha visto sobrepasado y que ya no está el compromiso, la energía y la convicción de seguir liderando una ciudad que es capital regional”.

Joseph Careaga, en tanto, manifestó que “el alcalde es dueño y señor de sus equipos, y él verá cómo soluciona los problemas internos. Antes había confianza hacia el equipo que veía los procesos licitatorios. Hoy, por mi lado, esa confianza está fracturada”, dijo.

Patricio Huepe, en tanto, confía en “la responsabilidad y profesionalismo de los servidores públicos de la municipalidad nos permita salir de este difícil momento y que el liderazgo del alcalde como cabeza del Ejecutivo, junto con las atribuciones del Concejo Municipal de Chillán; facilite retomar con proactividad las tareas de servicio a la comunidad”.

Dificultad para licitar nuevos proyectos

A juicio de Joseph Careaga, “el alcalde debiera dar señales potentes, como por ejemplo, que las personas que han participado en las últimas comisiones y en la toma de decisiones, ya no lo hagan, hasta que la justicia se pronuncie. Esa es una señal más que potente de cara a la ciudadanía”.

Brígida Hormazábal propuso, en tanto, que el municipio convoque a concurso público para incorporar abogados expertos en compras públicas y en probidad administrativa, “quienes no deberán tener relación alguna con los hechos denunciados”. Por otra parte, sugirió que el alcalde Zarzar se abstenga de nombrar en cualquier cargo a los otros funcionarios que participaron en los procesos licitatorios cuestionados,“ya sea como integrantes de comisión evaluadora, administrador de contratos, unidad técnica o cualquier otra, hasta el esclarecimiento de los hechos y la eventual determinación de las responsabilidades correspondientes”.

En el caso particular de la licitación de luminartias led, que deberá repetirse, Patricio Huepe planteó “contratar los servicios probados de la Universidad Santa María para llevar el proceso apenas se pueda, para aprovechar el crédito costo cero de la Subdere y cumplir con el compromiso de tener mayor seguridad para los vecinos y menor costo operacional. Estaré atento como concejal, que se cumpla –dentro de las limitaciones de la crisis sanitaria, social y económica- lo comprometido en el Pladeco, en cuanto a planes, programas y proyectos”.

Reelección v/s recambio

Al interior de Chile Vamos, el debate respecto de si el alcalde Sergio Zarzar iría o no a la reelección era un tema bastante zanjado hasta hace un tiempo.

Frente a una oposición poco articulada, el posicionamiento del jefe comunal incluso al interior de su propio conglomerado, donde no tiene competidores, lo alzaba como carta segura a la reelección.
Sin embargo, el caso led remeció por completo una de las bases en las que sustentó cada una de las campañas de Zarzar: la probidad y la transparencia.

Inevitablemente, su administración se ha visto afectada, y los argumentos esgrimidos por algunos concejales opositores, como Camilo Benavente, en orden a la necesidad de un recambio para la comuna tras casi doce años de gestión Zarzar, encontraron un sustento potente en la investigación que actualmente se realiza en el marco de la licitación de luminarias led.

Si bien los temas electorales han sido relegados a un segundo plano debido a la pandemia; las decisiones que tome el alcalde en los próximos meses influirán directamente en sus aspiraciones de competir nuevamente.
Deberá dar muestras que es capaz de enfrentar la crisis y conformar nuevamente su equipo de confianza, y que pese a la cercanía con quienes están siendo investigados, puede desmarcarse del fantasma de la corrupción y salir fortalecido de una situación adversa.

Tal como se lo aconsejó desde un comienzo el senador de la UDI, Víctor Pérez, Zarzar deberá “airear” su equipo más cercano, si lo que pretende es dar muestras potentes de querer recobrar la confianza ciudadana.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/