Close
Radio Radio Radio Radio

La deuda legislativa a 38 días que asuman los gobernadores regionales

Cristian Cáceres

A una semana que se elija al primer gobernador regional de Ñuble, y a 38 días que asuma esta nueva autoridad, tanto el Ejecutivo como el Legislativo continúan al debe con la descentralización, al no haber acelerado la aprobación de dos proyectos clave para que los nuevos jefes regionales asuman con mayores atribuciones.

Se trata del proyecto que implementa adecuadamente el proceso de descentralización del país, el cual define el traspaso de competencias, el cual se encuentra en segundo trámite en la Cámara de Diputados, y al cual se le puso suma urgencia; y el proyecto que fortalece la descentralización financiera de los gobiernos regionales, el cual se encuentra recién en primer trámite y está a la espera de ser votado en particular en la sala del Senado.

Ambos ingresaron al congreso en octubre y septiembre de 2020, respectivamente.

La situación ha sido expuesta por diversos protagonistas del ámbito regional.

Uno de ellos es el presidente de la Fundación Chile Descentralizado y académico de Ider-UFRO, Heinrich von Baer, quien planteó que dado el hito histórico que significará la pronta llegada de los gobernadores regionales, “es particularmente grave e inaceptable que las tantas veces prometidas y postergadas leyes cortas de traspaso de competencias y de rentas regionales aún no se encuentren perfeccionadas, aprobadas, promulgadas y ampliamente difundidas”.

Según el académico, “ello pone en evidencia, una vez más, la falta de efectiva voluntad descentralizadora que, salvo honrosas excepciones, han mostrado transversalmente el Ejecutivo, los partidos políticos y el Legislativo. De no ser así, la calidad de contenidos de ambos proyectos, así como el manejo de sus urgencias ya los tendrían aprobados con mucha antelación”, planteó.

Según Von Baer, el problema de fondo es que “a ciertos actores políticos y burocráticos no les conviene descentralizar el poder y les incomoda que ahora, luego de décadas de perseverantes esfuerzos, en regiones podamos elegir a quienes liderarán nuestro desarrollo y representarán nuestros anhelos e intereses ante el gobierno central, en reemplazo de la disfuncional figura de los intendentes designados, carentes de estabilidad y de legitimación ciudadana”.

Es, agregó, “una demostración más de esa falta de voluntad, consistente con las reiteradas maniobras para postergar la elección de los gobernadores regionales (generando incertidumbre hasta pocas semanas antes de las respectivas primarias); consistente con la escasa preparación de programas y candidaturas, con la ausencia de una sostenida campaña de difusión sobre la importancia y roles de los gobernadores regionales, y con la instrucción de instalar a la primera autoridad regional en dependencias físicas de importancia administrativa y simbólica secundaria”, aseveró.

Sobre este último punto, ha habido discusiones en varias regiones respecto de cómo se dividirán las actuales oficinas de los gobiernos regionales entre el gobernador regional y el delegado Presidencial. En el caso de Ñuble, el actual despacho del intendente, ubicado en el segundo piso de la actual Intendencia será ocupado por el delegado, en tanto el gobernador se ubicará en dependencias del tercer piso, junto a las actuales reparticiones del Gobierno Regional.

“Con todo, cabe esperar que la dinámica política que va a desencadenar la elección e instalación de los gobernadores regionales, y la deseable Asociación Nacional de Gobiernos Regionales, que más allá de su signo partidario, están llamados a fundar; marque el deseable antes y después del sufrido esfuerzo de desarrollo regional descentralizado y participativo que Chile tanto necesita y merece”, planteó Heinrich von Baer.

Lo anterior, dijo, “deseablemente acoplado con las nuevas bases institucionales del proceso constituyente, abre la esperanza que esas resistencias transversales a distribuir y compartir poder, recursos y oportunidades de desarrollo, pasen a ser un mal recuerdo del pasado, más que ese permanente obstáculo para nuestro mejor desarrollo”, manifestó.

La eterna competencia

Según la politóloga y académica de la U. de Concepción, Jeanne Simon, “siempre ha habido resistencia a la descentralización del poder desde el nivel central, en todos los gobiernos, como también de la legislatura. En general, muchos parlamentarios no quieren entregar mayores competencias ni financiamiento porque perciben que un(a) gobernador(a) efectivo(a) puede presentarse como competencia en las elecciones parlamentarias en el futuro. El sistema actual es cómodo para las personas que ejercen el poder sin visibilizar cómo sus acciones limitan el desarrollo en los territorios”, aseveró.

Simon resaltó que tanto el Ejecutivo como el Legislativo deben ‘apurar el tranco’, “pero temo que habrá otros temas considerados más importantes que ocuparán la agenda legislativa. Además, considerando que la oposición aparece mejor posicionada para la segunda vuelta, dudo que el gobierno facilitará el proceso”, sentenció.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/