Close
Radio Radio Radio Radio

La decepción de los ñublensinos que no calificaron al Bono Clase Media

Agencias

Decepción existen entre aquellos ñublensinos que no calificaron para recibir el Bono Clase Media y a otros beneficios que otorga el Estado para ir en ayuda de personas que han sufrido estrechez económica producto de la pandemia.

Numerosas quejas de quienes no les aprobaron el beneficio estallaron en redes sociales, reflejando el sentir de varias personas del segmento socioeconómico medio que quedaron marginadas. Mientras que el Gobierno para poner paños fríos, anunció que quienes no cumplan los requisitos pueden apelar y los casos serán revisados.

Debido a las exigencias sanitarias, el entrenador de Taekwondo, Álvaro Valencia, no ha podido abrir su escuela, ubicada en calle 5 de abril de Chillán, la cual producto de la pandemia ha sido fuertemente golpeada, porque ha disminuido considerablemente la cantidad de alumnos en un 60%, lo que ha repercutido en sus ingresos que hoy son exiguos.

En el presente continúa activo con no más de 25 deportistas, a quienes les enseña la disciplina en forma online. Como hay cuentas que pagar, entre el arriendo del gimnasio y otros gastos, decidió postular al Bono Clase Media para sobrellevar en parte el duro momento en su actividad, sin embargo, no tuvo éxito.

“No califiqué en el SII, porque decía que mi baja no estaba dentro de los parámetros y que yo igual acreditaba como un promedio de 90 mil pesos mensuales y con eso yo no calificaba. Entonces, la verdad es que fue bastante anecdótico, porque con 90 mil pesos el Estado me considera que soy un hombre acaudalado o que soy demasiado pobre para pertenecer a la clase media. El sistema rechazó el bono y no he calificado a ninguno que ha dado el Estado”, lamentó.

Álvaro se manifestó decepcionado, porque no ha recibido ayuda del Estado ya sea como persona natural o pyme.

“Tenemos cuentas que pagar como el arriendo de la escuela, cuentas básicas, gastos comunes, etc. Entonces, igual los gastos siguen y con los ahorros anteriores que tenía, por mi actividad, echamos manos a ese dinero y al 10%, que puede sacar el mínimo, porque toda mi vida he sido independiente y no he cotizado mucho. Fue un millón de pesos, eso me ayudó para tener un salvavidas”, explicó.

Frustración

Gabriela Cárcamo, de 37 años, ha postulado a todas las ayudas sociales creadas por el Estado durante la pandemia por Covid-19, pero en ninguno de los casos ha sido beneficiada.

“Estoy cesante desde el 2019 por esto del estallido social, y mi ficha de protección social es del 50% de vulnerabilidad, pero como estoy cesante no cumplo el requisito que pide para el tema del sueldo, pero tampoco me dan los bonos del IFE porque no estoy debajo del 40% vulnerable, y tampoco califico a los préstamos porque soy muy pobre”, explicó.

Ante la ausencia de una oportunidad laboral como nutricionista, Gabriela se las ha ingeniado buscando alternativas para ayudar a que los ingresos mensuales de su hogar no se vean mermados, es por ello que tiene una tienda virtual de ropa y ofrece servicio de masajes a domicilio.

“Uno vive con una cantidad de dinero al mes y cuando quedas cesante tu parte no está disponible, entonces tienes que ver cómo ayudas a solventar eso, porque si uno solo en la casa trabaja, tenemos un niño pequeño y eso genera un costo, entonces tienes que ir viendo como ayudas a que no sea tan brusco el cambio”, añadió.

La mayor deuda de la familia es un crédito hipotecario, que significa una cuota mensual de alrededor $200 mil pesos. “Esa es nuestra deuda más grande porque tratamos de solventar todo lo que necesitamos comprar, juntar el dinero para poder hacerlo porque sino no podríamos y la deuda nos tendría más que ahogados”.

Su pareja trabaja, y pese a que este año en la empresa bajaron levemente los sueldos, ese descenso no se reflejó en SII, por tanto, tampoco pudo acceder al Bono Clase Media, por lo que Gabriela aseguró que la única solución es ajustarse al presupuesto del que disponen actualmente.

“Sentimos un poco de frustración ante la respuesta del Ejecutivo y de nuestros políticos porque siento que ellos no son capaces de empatizar con las personas que realmente la están pasando mal, yo puedo decir que a lo mejor sí lo he pasado mal pero hay personas que están en peor situación que yo. Siento que estamos peor que al principio porque no hay ofertas laborales, y las que hay son malas, de muy bajos ingresos, y siento que eso genera frustración en toda la población”, expresó.

Malestar general

Desde el sector de Parque Lantaño, la presidenta de la junta de vecinos de la villa Padre Hurtado, Iris Salazar, reveló que varios de sus vecinos han postulado al Bono de Clase media y a otros beneficios durante la pandemia, pero no han sido aceptados, lo que ha generado frustración.

“Muchos vecinos han enfrentado esa realidad, el sector no califica para nada, ni un bono. No más del 10% de la villa ha recibido algún bono o ayuda y eso porque tal vez me estoy sobregirando. Nosotros los de clase media baja no calificamos para nada y tienes que seguir viviendo y costeando todas las necesidades que tienes. ¿Cómo lo hacen? Vendiendo cositas en las casas, reinventándose, haciendo queques o pan, haciendo lo que sea, pero la gente se la tiene que jugar para salir adelante y no así a la que consideran clase baja. En esta pandemia, quedamos la mayoría stand by, porque no tenemos recursos ni beneficios o respaldo de nada, en este caso”, sostuvo.

Existe un malestar general en la comunidad ante la imposibilidad de acceder a estos beneficios, así lo expresó Cecilia Henríquez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, quien sostuvo que antes de otorgar estos beneficios debió realizarse previamente un estudio socioeconómico que determinara la cantidad de personas cesantes.

“Es cierto que muchos postularon y no quedaron. El asunto de la ficha social perjudica enormemente porque no califican con eso y creo que la ficha no debe mandar, en este caso ha perjudicado mucho a quienes postularon. Creo que estos bonos tienen mucha letra chica, por un lado dicen que el beneficio está pero por el otro van quitando todo con las reglas que ponen, y es una manera de decir aquí está, pero no te lo voy a dar. En cierta manera ha sido hasta una falta de respeto hacia todos”, aseveró.

Henríquez destacó que por la actual cuarentena son pocas las actividades que pueden hacer en terreno para ayudar a postular a los vecinos que tienen alguna dificultad o desconocimiento.

“Está eso totalmente limitado, todo se ha juntado y limitado a no favorecer directamente al vecino común y corriente, que tiene que trabajar muchas veces día a día para poder postular, por ejemplo con el bono de la clase media, muchos tienen el mismo sueldo pero tienen un drama que no se ve con los familiares que han llegado a vivir a sus casas porque han perdido su trabajo, entonces un hogar donde hay dos personas resulta que llegó una hermana, cuñado y niño a vivir con ellos, todo eso con un mismo sueldo, entonces el problema es grande, y eso no se ve y no se valora, por eso la gente está muy molesta”, cerró.

Postulación

La seremi de Desarrollo Social y Familia, Doris Osses, informó que desde que se habilitó la postulación la semana pasada 34.873 ñublensinos ha sido favorecidos con el Bono Clase Media.

“Aquellas personas que no pudieron adjudicar al Bono Clase Media, existe en la misma página la posibilidad de poder hacer el reclamo, para ello deben ingresar certificado de cotizaciones 2019-2020, certificado de seguro de la AFC, liquidaciones de sueldo no consideradas en la declaración de sueldo presentada por tu empleador y el contrato”, detalló.

Además, recordó que hasta el 30 de abril se podrá postular al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) Ampliado cuyo único requisito es que las personas estén con Registro Social de Hogares (RSH) dentro del 80% más vulnerable. “Con el IFE Ampliado tenemos estimado llegar a 426.888 personas, que considera 183.328 hogares”.

“Hay que considerar siempre que el Bono Clase Media está para hogares y personas que tienen ingresos formales y que de alguna manera lo han perdido producto de la pandemia, y el IFE está para personas y hogares que no tienen ingresos formales y que la gran mayoría de sus ingresos están dados por la informalidad”, reiteró Osses.

Texto: Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/