Close
Radio Radio Radio Radio

La apuesta empresarial por mejorar los salarios

A partir de las demandas ciudadanas expresadas en las manifestaciones, la discusión sobre el monto del sueldo mínimo -hoy es de $301 mil- volvió a la agenda, y tanto el Gobierno como el sector empresarial han reaccionado.

Mientras el Presidente Sebastián Piñera anunció una agenda social que incluye, entre sus medidas, un ingreso mínimo garantizado de $350 mil para trabajadores con jornada completa, que consiste en un subsidio estatal a la mano de obra para cubrir la brecha entre el salario y los $350 mil; en amplios sectores dicha cifra es calificada como insuficiente.

En ese contexto, en el sector empresarial han surgido iniciativas que apuntan a elevar el estándar salarial, es así como el multimillonario Andrónico Luksic, dueño del grupo Quiñenco, anunció que a partir de 2020 ninguno de sus trabajadores directos percibirá un salario inferior a $500 mil, decisión que fue aplaudida por algunos de sus pares y por autoridades políticas. “Subamos los estándares. Espero que más empresas se puedan sumar”, manifestó el empresario el 22 de octubre.

En esa misma línea, otras empresas nacionales imitaron la medida. La startup Compara hizo lo propio y fijó el mínimo en 22 UF bruto ($617.437), incluyendo a los trabajadores de contratistas recurrentes. Otra entidad que se sumó fue la firma de servicios financieros, Tanner, que actualmente tiene un mínimo sobre $500 mil y anunció que lo elevará a $602 mil en diciembre; mientras que la compañía de lagunas artificiales, Crystal Lagoons, reslovió que a contar de hoy 1 de noviembre ningún trabajador ganará menos de $600.000 líquido.

Así, con el paso de los días surgió lo que hoy se llama “Desafío 10X”, el cual busca que las empresas paguen a sus trabajadores un salario mínimo de 22 UF bruto ($617 mil), o que la diferencia entre el sueldo menor y el mayor no sea superior a 10 veces.

En Ñuble

No es un misterio que los salarios en la región son los más bajos del país. De acuerdo a un estudio de la Fundación Sol, elaborado con datos de la Encuesta Casen 2017, el sueldo líquido promedio de los trabajadores de Ñuble era de $348.264, muy por debajo del promedio nacional de $516.892. La cifra, no obstante, esconde una realidad más compleja: el 50% de los trabajadores percibe un salario líquido igual o inferior a $270 mil, mientras que un 70% percibe un salario líquido igual o inferior a $350 mil.

Pese a este panorama general, hay empresas locales o con presencia en la zona que destacan por sus estándares salariales, como Arauco, Essbio, Iansa y Orafti, todas de gran tamaño. De hecho, Essbio ha figurado en más de una ocasión entre las 50 mejores empresas para trabajar en Chile, en el ranking de Great Place To Work.

Pero dicha preocupación por las condiciones laborales y los salarios de sus trabajadores también se puede observar en empresas medianas que han sido distinguidas por la gestión del capital humano, como Forest Center, Agromen y Prom Ingeniería, entre otras.

La filosofía la explicó el gerente general de Prom Ingeniería, Jorge Figueroa, cuando recibió el Premio Impulso a las buenas prácticas organizacionales en 2017: “Es importante pagar lo justo, uno no tiene por qué enriquecerse en base al trabajo de los trabajadores, sino que hay que ir creciendo juntos”.

En ese contexto, Molinera Ducó, una empresa familiar de tamaño mediano que cuenta con una planta en Coihueco, y que se ha destacado por sus acciones de responsabilidad social empresarial, anunció hace pocos días un alza de remuneraciones de $50 mil a cada trabajador, además de un reajuste del bono de producción y una reducción de la jornada laboral. Su gerente general, Luciano Ducó, manifestó que “debemos reconocer que este estallido ciudadano responde a la acumulación sistemática de excesivas desigualdades, abusos e injusticias de los que todos, de una u otra forma, hemos sido víctimas, pero también culpables (…) Es deber de todos aportar a la paz social”.

Gobierno valora

Frente a estas iniciativas privadas, la seremi del Trabajo, Yeniffer Ferrada, aseguró que “siempre es bueno escuchar anuncios voluntarios en temas de salarios, sin embargo, tenemos un tremendo desafío por delante como país en distintas materias y en ello el empresariado tiene mucho que decir; valoramos que firmas tomen la posta en mejorar las condiciones salariales y laborales al interior de sus empresas y ojalá que aquellos que no lo han explicitado, extremen esfuerzos, porque aquí el Estado tiene una tarea para cumplir, dado el mandato ciudadano, pero el sector privado debe y puede aportar, particularmente en nuestra región necesitamos del esfuerzo de todos”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/