Close
Radio Radio Radio Radio

Investigan robo de cable de cobre en Quillón: 826 kilos fueron sustraídos

La Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos de Ñuble asumió la investigación del robo de 7 kilómetros de cables de cobre que afectó el pasado 11 de este mes a la empresa Frontel y dejó a 80 familias sin suministro eléctrico por un día, en sectores rurales de Quillón.

La indagación en curso está a cargo de la Brigada de Robos de la PDI, a la que el Ministerio Público instruyó las diligencias para dar con los responsables de este delito.

Por este hecho, además, la empresa Frontel presentó una querella el miércoles pasado en el Juzgado de Garantía de Bulnes, donde expuso que la sustracción se registró en el sector El Olivar y que además del cable robado, que equivale a cerca de 826 kilos, los autores de este ilícito provocaron importantes daños en cuatro postes del tendido eléctrico.

El jefe de la Fiscalía de Análisis Criminal, Álvaro Hermosilla Bustos, explicó que desde enero a la fecha se han registrado 11 denuncias por robo de cables del tendido eléctrico en la región: tres en Quirihue, dos en Yungay, igual número en Bulnes, y un caso en Coelemu, Ránquil, Quillón y Ninhue.

“En la provincia de Punilla no tenemos ningún robo desde las detenciones de las agrupaciones delictuales que se dedicaban a robar cables de Tren Central”, resaltó el persecutor, quien precisó que todas estas investigaciones están a cargo del fiscal adjunto Álvaro Serrano Romo.

La empresa más afectada ha sido Frontel, pues a los 7 kilómetros de cables robados este mes se suman otros 7,1 kilómetros de material sustraído en dos hechos ocurridos el 19 de febrero pasado en el sector Santa Clara de la comuna de Bulnes. Las otras compañías que han denunciado este tipo de sustracción son CGE y Copelec.

Trabajo de coordinación
El fiscal Álvaro Hermosilla comentó que “en lo que va del año la Fiscalía de Análisis Criminal ha participado de manera activa en la Mesa de Energía, que encabeza el seremi del ramo, donde también intervienen empresas eléctricas y otros organismos relacionados con el rubro, y donde se adoptan acuerdos de mejores prácticas, precisamente para salvar ilícitos como éste que afectan tanto a las empresas como al servicio público de un importante grupo de personas”.

Precisó que en ese contexto “se desarrolló el formulario único de denuncia con el que se está trabajando y con el que se pretende involucrar a las policías, con el fin de que éstas incorporen en dicha documentación antecedentes básicos y necesarios que ayuden a una adecuada investigación de estos ilícitos”.

El jefe de Servicio al Cliente de Frontel Biobío- Ñuble, Denny Vargas Rodríguez, afirmó que para la empresa que representa “este delito es de gran preocupación y, en efecto, se presentan denuncias y querellas por cada robo, además participamos en la Mesa de Energía de la Región de Ñuble, lo que permite actuar de manera coordinada con todos los organismos involucrados en la materia”.

Acotó que “lamentablemente, este ilícito afecta de manera directa el bienestar de la comunidad que ve interrumpido el normal funcionamiento del suministro eléctrico que se otorga en la zona. Por otro lado, en algunas ocasiones el modus operandi de este delito implica la destrucción de postes, razón por la cual, las labores de reconstrucción de las instalaciones dañadas requieren de un largo y arduo trabajo, lo que significa que los hogares deban permanecer sin energía por extensas jornadas”.

Frontel llamó a denunciar estos delitos ante las policías, o bien, al número de atención a clientes 600 401 2021, para evitar así que las familias sigan sufriendo por culpa de este flagelo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/