Close
Radio Radio Radio Radio

Hospital de campaña deja Ñuble tras atender a 400 pacientes

Cristian Cáceres

Como un importante aporte para la ciudad de Chillán fue calificado la actividad del Puesto de Atención Médica Especializado (PAME) del Ejército, que ayer desmontó sus instalaciones emplazadas en el Estadio Nelson Oyarzún.

La infraestructura modular de la entidad castrense llegó hace seis meses a la ciudad, cuando se temía que la situación epidemiológica se saliera de control y fuera necesario liberar camas de diversas especialidades para enfocarse a pacientes con coronavirus, comentó el presidente del Colegio Médico, el doctor Juan Andreu.

El profesional agregó que “contar con un hospital de descarga dentro del área urbana tranquilizó mucho al personal de salud, pues se pensó que el hospital Herminda Martín, se convertiría en un recinto 100% Covid”.

Finalmente, indicó, el principal recinto hospitalario de Ñuble continuó siendo segregado, de tal manera que al interior se siguen prestando diversos tipos de prestaciones médicas.

Andreu valoró positivamente el trabajo realizado por los profesionales que estuvieron en el recinto militar instalado en la ciudad desde fines de marzo y comienzos de abril.

Seis meses

Las prestaciones de salud culminaron en el PAME el pasado 30 de septiembre, informaron desde el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), entidad que trabajó de manera coordinada con el Ejército.

La entidad estatal valoró que luego de casi seis meses contribuyendo a la salud pública de la región, el Puesto de Atención Médica Especializado del Ejército de Chile culminó su despliegue en Ñuble, apoyando el trabajo de los equipos asistenciales en las hospitalizaciones de mediana y baja complejidad.

El director del Servicio de Salud Ñuble, Ricardo Sánchez, reconoció a los cerca de 65 funcionarios que dieron vida a este puesto médico: “Solo me embargan palabras de agradecimiento para este gran equipo humano que permitió poner en marcha el PAME, que, con sus 48 camas, brindó atención a cerca de 400 personas, principalmente en patologías de mediana y baja complejidad, mediante esta alianza virtuosa entre el SSÑ y el Ejército de Chile”.

A su vez, el directivo valoró “la enorme contribución y entrega de estos profesionales, que con su encomiable labor nos ayudaron a dar un respiro a la red en momentos difíciles; cuando nos encontrábamos con un alto índice de hospitalizados en todos los servicios. Pero también, reconocer a todos los funcionarios de los dispositivos anexos al PAME, como el puesto de alimentación, farmacia, bodega de insumos y la misma coordinación para su operatividad, todo a cargo del equipo del Servicio de Salud Ñuble, lo que dio vida a este recinto sanitario”.

“Afortunadamente nuestros indicadores están mejorando, contamos con cerca de un 40% de disponibilidad de camas de mediana y baja complejidad, por lo que, en términos de eficiencia, podemos responder con la capacidad instalada en los hospitales de la red integrada Covid-19”, agregó el director del SSÑ.

El puesto de atención médica especializado del Ejército concretó la derivación de sus pacientes hospitalizados a establecimientos de Ñuble. Según explicó el doctor Max Besser, subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud, “los usuarios fueron trasladados en condiciones de total seguridad a sus respectivos hospitales para continuar con sus tratamientos”.

“Los esfuerzos de nuestra red asistencial hoy están puestos en dos ejes fundamentales: apoyar la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento, razón por la cual, nuestros equipos y toda la atención primaria están desplegados en las 21 comunas realizando la búsqueda activa de casos. Todo esto, con el propósito de disminuir la velocidad de contagio”, añadió el médico.

“Otro de los aspectos claves en este momento de la pandemia, es fortalecer los equipos de las unidades críticas como UCI y UTI, ya que son estos los servicios que están siendo más requeridos por la comunidad, de acuerdo a la gravedad con la que desarrollan la patología. Junto con ello, trabajamos para mantener el funcionamiento de toda la red integrada y en apoyo de acuerdo al nivel de complejidad”, recalcó el doctor Besser.

Las instalaciones del PAME, que permanecían en dependencias del Estadio Municipal de Chillán, comenzaron a ser desmontadas durante esta semana, de tal manera que ayer apenas quedaban algunos módulos que albergaron a pacientes y profesionales de salud.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/