Close

Economía digital

Señor Director:

Hace poco más de 20 años, la principal preocupación que se instaló en el mundo de la tecnología y la digitalización fue el temido “Y2K”, también conocido como efecto 2000. Muchas personas podrán recordar que durante un tiempo vivimos presos de una narrativa que apuntaba a un supuesto colapso de las máquinas frente al cambio de milenio, producido principalmente por un reseteo de programas, registros y actualizaciones, lo que iba a generar un verdadero caos cibernético. Sin embargo, nada de eso pasó y hoy, mientras damos los primeros pasos hacia la tercera década del siglo 21, nos preparamos para proyectar qué debiéramos ver en la industria en los próximos meses.

De acuerdo a datos entregados por IDC, se espera que durante este año Chile invierta 7,9 billones de dólares en TI y 6,9 billones de dólares en servicios de telecomunicaciones. Estos números representan un crecimiento de 7,5% y 1,5% respectivamente, si se comparan con 2019. Se trata de cifras altamente positivas y que representan una gran oportunidad de crecimiento y de profundizar las potencialidades y los beneficios que trae la incorporación de tecnología para las empresas.

Otro aspecto muy importante de cara a este nuevo año, es mantener a las personas en el centro de cada una de las decisiones de negocio que impliquen transformaciones importantes. Es clave que quienes tienen la responsabilidad del diseño de nuevos procesos, creación de puestos de trabajo o incluso eliminación de determinadas labores que hoy pueden ser realizadas gracias a la tecnología, mantengan tanto a los colaboradores como a los clientes, así como a todos sus stakeholders.

Según información entregada por Fundación País Digital, la economía digital representa un 3,4% del PIB total de Chile. Con una nueva década por delante y sin los miedos que nos trajo el inicio del siglo 21, el llamado es a seguir confiando e invirtiendo en tecnología. Porque ese futuro que alguna vez pensamos, lo estamos construyendo hoy y debemos continuar en ese camino.

Martín Kozak

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top