Eventos y fiestas podrían ser eliminados de presupuesto 2017

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa G. 09:20 PM 2016-12-07

Una revisión completa de todas las fiestas y eventos que se realizan en la ciudad de Chillán realizará el municipio, con el fin de adaptarse a la normativa de la Contraloría Regional que objetó una serie de actividades realizadas por la entidad durante este año.


El tema fue analizado hoy en la primera sesión de Concejo Municipal con la nueva formación, esto es con los tres ediles que se integran para el período 2017-2020:  Brígida Hormazábal (PS), Camilo Benavente (PPD) y Patricio Huepe (DC).


La extensa jornada de trabajo permitió que los concejales mostraran de partida el perfil que tendrán durante este nuevo período, donde algunos se mostraron bastante inquisidores y críticos respecto de la agenda de la actual administración comunal.


Sobre las fiestas masivas y eventos municipales, cuestionadas por concejales durante la discusión de los últimos dos presupuestos, el administrador municipal Ricardo Vallejos planteó que efectivamente durante este mes será realizado el análisis fino de las actividades masivas que pueden ser desarrolladas y aquellas que deberán ser postergadas, a la luz de los antecedentes de la entidad contralora. 


El administrador evitó entregar en esta etapa un detalle de las acciones municipales que obligadamente tendrán que ser eliminadas del programa de trabajo local y que son financiadas con fondos provenientes de las arcas edilicias.


En principio, el gobierno comunal plantea que en la medida que se liberen dineros antes comprometidos en fiestas y espectáculos podrán ser financiadas obras de adelanto y hermoseamiento que requiere la ciudad con urgencia. Nuevo escenario surge a partir de un informe final de Contraloría entregado al municipio el pasado 11 de octubre de 2016 y que analizó las acciones desplegadas por la entidad local durante este año marcado por la elección de alcalde y concejales.


Advertencias de Contraloría
En el escrito se enumeraron una serie de falencias atribuidas al municipio chillanejo y la eventual sobreexposición de la figura del alcalde en ejercicio y entonces candidato, unido al uso de fondos para ensalzar su figura.


La entidad contralora analizó la realización de una serie de eventos masivos organizados por la municipalidad, como el Día de la Mujer o el Día del Dirigente Vecinal, determinando que no deberían haber sido financiados por la alcaldía.


La entidad de control planteó por ejemplo que el municipio pagó a la Sociedad Mathieu y Mathieu Ltda. la suma de $2.975.000 por el servicio de producción artística para celebrar el Día de la Mujer, dirigido a 350 integrantes de distintas organizaciones comunitarias.


La entidad precisó que los recursos financieros con que cuentan los organismos públicos deben destinarse exclusivamente al logro de los objetivos propios de tales entidades, fijados tanto en la Constitución como en sus leyes orgánicas, y administrarse de conformidad con las disposiciones del Decreto Ley Nº 1.263, de 1975, del Ministerio de Hacienda, Ley Orgánica de Administración Financiera del Estado.


Según el análisis de la entidad fiscalizadora regional, no corresponde que la municipalidad, que tiene como objetivo el desarrollo de acciones que buscan el bien común, concentre recursos en temas parciales y muy específicos como la conmemoración de determinadas efemérides con un impacto reducido.
La misma entidad planteó que “nada impide que con ocasión de determinada festividad, como lo es el Día de la Madre, del Padre u otras, los municipios puedan realizar a nivel comuna actividades comprendidas en alguna función propiamente municipal, como son entre otras, las acciones culturales, recreativas o deportivas, dirigidas a la comunidad local, e imputarlas a gastos municipales, según la naturaleza de estos, situación que no se verificó en la especie, por cuanto no existe evidencia que la participación a dicha actividad haya sido extensiva a todas las mujeres de la comuna”.


Con estos antecedentes la Municipalidad de Chillán podría estar limitada en su accionar y durante el año 2017 muchas actividades tradicionalmente financiadas con fondos públicos podrían desaparecer. 


Divergencias entre concejales
El tema tiene varias lecturas y dentro del Concejo Municipal no parece haber unanimidad a cuáles celebraciones se deben terminar a partir del informe final de Contraloría.


Camilo Benavente, quien ayer se integró oficialmente al Concejo tras su asunción el martes, recalcó que los enunciados de Contraloría son susceptibles de interpretación,  pues para un mismo hecho pueden haber dos opiniones. Ejemplificó que respecto de su rol como concejal y director de IND la Contraloría Regional no admitía duplicidad de funciones, mientras que la nacional lo permitía. Sin embargo, optó por renunciar al cargo que ostentaba hasta el lunes pasado.


Para Benavente no es una buena señal del municipio que sean eliminadas una serie de celebraciones de amplia resonancia local y que apuntan a satisfacer necesidades de entidades locales.


Igualmente la concejala Brígida Hormazábal (PS) plantea que existen festividades que están consagradas por el uso y la costumbre y que deben seguir siendo ejecutadas, como las que benefician, por ejemplo, a organismos del ámbito de la educación.


Por su parte el concejal Juan López Cruz (PR) planteó que efectivamente la municipalidad ha desarrollado muchas actividades que tuvieron fin electoral y además reprochó que su ejecución hubiera sido entregada a una sola empresa productora, por lo cual no se niega a que se revisen las celebraciones locales.

En primera instancia podrían verse afectadas por el dictamen de Contraloría las celebraciones de los días del Padre, de la Madre, del Niño, de la Juventud, del Profesor, del Asistente de la Educación, del Dirigente Vecinal, entre otros. Las actividades podrían ser eliminadas o reformuladas. Además hay fiestas costumbristas respaldadas por el municipio sobre las cuales se pide mayor justificación de gastos.


El edil agregó además que la municipalidad deberá durante el año 2017 adaptarse a otro informe de Contraloría, que pretende regularizar las contrataciones a honorarios, las cuales tuvieron falencias. Agregó que espera que en el futuro, con el estudio de la nueva Ley de Plantas, exista mayor claridad en cuanto a contrataciones, sobre todo de los funcionarios que prestan servicios mediante contratos precarios.


Durante las reuniones de ayer otro de los temas analizados fue el exiguo presupuesto que manejará Cultura,  que llega apenas a los $50 millones. El director de la unidad,  Edgardo Venegas, precisó que para funcionar requieren al menos $300 millones.


El presupuesto final, precisó el administrador Ricardo Vallejos Palacios, debe ser aprobado a más tardar el próximo 15 de diciembre y las indicaciones de los concejales serían analizadas e incorporadas. 


Finalmente, las asignaciones adicionales a las partidas presupuestarias serán incorporadas una vez que se tenga claridad sobre cuál es el saldo inicial de caja con que contará la municipalidad para el año 2017, lo que se conocerá en enero próximo.

Concejo politizado
En lo sucesivo, y hasta que se apruebe el documento, las discusiones tendrán un marcado tinte ideológico e incluso los ediles con mayor votación buscarán incidir en las decisiones municipales.


Desde esta perspectiva Camilo Benavente (PPD) y Nadia Kaik (RN) deslizaron de inmediato claras diferencias con las políticas municipales, lo que habla de la manera en que enfrentarán su rol como ediles de la ciudad y futuros candidatos declarados como sucesores de Sergio Zarzar.


El primero fue categórico al plantear que la municipalidad chillaneja carece de un plan de trabajo en el ámbito deportivo, donde no se observa claramente un hilo conductor en las actividades que son ejecutadas en el transcurso del año.


En tanto, Nadia Kaik lamentó que la entidad edilicia desarrolle eventos masivos donde se asocia con algunas entidades locales de manera significativa, mientras que otras organizaciones que realizan propuestas en diversos ámbitos carecen de apoyo desde la alcaldía.

Comentarios