Municipio aprueba por unanimidad la matriz del Plan de Seguridad

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 10:30 PM 2016-09-21

No fueron más de tres o cuatro las preguntas, y sus consiguientes respuestas, las que se hicieron antes de que el Consejo de Seguridad Municipal, en pleno, votara por aprobación unánime la matriz programática del nuevo Plan de Seguridad presentado por su encargado, Renán Cabezas.

El plan, que en total supone cerca de $700 millones para la incorporación y aplicación de diversas medidas de prevención, intervención y detección de focos de delitos en la comuna, se aplicará en forma paulatina hasta por lo menos el año 2017, y los recursos llegarán gradualmente, siendo ya un hecho conocido el que en las arcas municipales ya se depositaron los primeros $280 millones para el funcionamiento de las primera cuatro propuestas hechas por el equipo dirigido por Cabezas y que provienen de las arcas de la Subsecretaría de la Prevención de Delito, dependiente del Ministerio del Interior.

Habiéndose advertido, además, ante el alcalde Sergio Zarzar y el resto de los integrantes de este Concejo, que cada uno de estos planes requerían de un decreto individual para poder generar cuentas bancarias independientes, Renán Cabezas explicó que “los primeros 50 millones de pesos se ocuparán ahora en la creación de un taller destinado a la formación de nuevos líderes vecinales, a quienes se le entregarán competencias y habilidades en materia de prevención del delito y sus consecuencias”. De hecho es el único que cuenta con un decreto ya tramitado, por lo tanto proclive a ser puesto en marcha.

Del resto del dinero, $100 millones se ocuparán en la instalación de tres mil alarmas comunitarias, otros $100 millones en la implementación de 240 luminarias; y los últimos $30 millones en la instalación de cuatro cámaras de televigilancia conectadas a la Central de Comunicaciones (Cenco) de Carabineros de la Segunda Comisaría de Chillán, con lo que la ciudad contaría con 22 en total, de alta resolución y con capacidad para enfocar con precisión detalles hasta tres cuadras de distancia.

Los tres ejes de la matriz
La matriz del Plan Comunal de Seguridad Pública del municipio de Chillán propone cuatro componentes u objetivos específicos que apuntan a tres ejes principales: la prevención y anticipación del delito; la intervención de situaciones estructurales o sociales que puedan favorecer los ilícitos; y la intervención sicosocial de quienes forman parte de los 18 barrios que contempla la acción del plan.

Para el logro de cada uno de estos objetivos, que estarán siendo monitoreados por la Subsecretaría de la Prevención del Delito, se crearon tres comisiones.

La primera, la Comisión del Control Penal y Prevención, conformada por el equipo municipal, Carabineros, la PDI, el Senda, la Corporación Llequén, el Programa Padre Chango, el Centro de Apoyo a Víctimas, la Corporación de Asistencia Judicial y la Casa de Acogida Chillán, quienes deberán, entre otras materias, trabajar en la detección temprana de la Violencia Intrafamiliar en establecimientos educacionales (desde los jardines infantiles) y centros de salud.

Para cautelar los problemas situacionales, como la falta de luminarias, sitios eriazos, basurales y espacios públicos mal utilizados, estarán el Departamento de Obras, el de Aseo y Ornato, y las propias juntas vecinales, además de las diferentes oficinas municipales.

Y la última, la Sicosocial, tendrá como apoyo al equipo municipal, a diversos centros de educación, y a la Dideco.

Pendiente queda el saber si, debido al atraso de la implementación de este proyecto (que debía comenzar en 2014) y por el hecho de estar programado para tres años, será posible que se pueda extender el plazo de asignación de recursos hasta el año 2018, ya que por agenda, debería terminar en 2017.

Comentarios