Advierten que contaminación del 2016 fue la peor de los últimos años

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa Ganz 09:20 PM 2016-09-16

La peor contaminación por material particulado fino (MP2,5) de los últimos cinco años, vivió Chillán y Chillán Viejo entre abril y agosto pasado, según da cuenta un informe preparado por el equipo técnico del área ambiental de la empresa Intergas.


De acuerdo al balance realizado por la firma, en el que recalcan haber recogido datos oficiales del monitor Purén, en lo que va del año se han constatado 47 episodios críticos de calidad del aire, resumidos en 19 Alertas, 25 Preemergencias y 5 Emergencias Ambientales.


Un total de 86 superaciones de la norma de calidad del aire se registraron y el 83% de los días excedieron el promedio diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), calculado en menos de 25 microgramos por metro cúbico (ug/m3) de MP2,5.


Más saturación
El jefe del Área Ambiental de Intergas, Javier Rojas, precisó que la sumatoria de los promedios diarios de polución entre el 1 de abril y el 31 de agosto último acumuló 10.265  ug/m3 de MP2,5, 1.671 puntos más de saturación que la vivida el año pasado, cuando se alcanzó los 8.594 ug/m3 de MP2,5.


Las estadísticas, recalcó el ejecutivo, indican que en términos porcentuales la polución por quema de leña aumentó un 19,4% respecto al año 2015.


“Este invierno, las concentraciones del contaminante MP2,5, que es el más dañino para la salud, han sido las mayores de los últimos cinco años, además con promedios diarios que superan cinco veces la norma. Más grave aún, en el horario entre 17.00 y 23.00 horas la situación se deteriora, pues siendo horas de alta circulación de personas, los niveles de contaminación superan hasta 15 veces el límite”, advirtió.


Proyecciones
El experto de Intergas, empresa que desde hace años lleva adelante una campaña en contra de la leña, vislumbrando una oportunidad de negocio con el gas que distribuyen,  comentó que la reducción del 59% de la contaminación por combustión de leña que el Gobierno se ha proyectado con la implementación del Plan de Descontaminación Ambiental (PDA), vigente desde el 28 de marzo pasado, es poco probable de cumplir.


“Las autoridades han dicho que el nuevo Plan de Descontaminación permitirá disminuir el 59% la contaminación por MP2,5 en 10 años, sin embargo revisamos detalladamente este plan y tiene supuestos errados, por lo cual la reducción sería solo del 20%, lo que obviamente resulta insuficiente. Hemos advertido esto a las autoridades, se debe mejorar y acelerar el PDA, la OECD ha hecho la misma recomendación en su último informe sobre desempeño ambiental de Chile”, enfatizó.


Para lograr remediar el panorama que se avizora, añade Javier Rojas, se debe mejorar masivamente el apoyo a los sectores de menos recursos  con aislación térmica y acceso a energías limpias, junto a mayores restricciones a combustibles contaminantes, particularmente la leña.


Atacar el problema
Para el ingeniero en Ambiente Juan Luis Novoa, si la intención es limpiar el aire de la intercomuna, se debería erradicar el uso de leña.


No obstante, admite que el popular combustible, al ser el más accesible económicamente para los habitantes de la Zona Saturada de Ñuble, sería contraproducente prohibirlo. Asimismo, opina que la política gubernamental debe apuntar a la entrega de alternativas reales y limpias de calefacción a la comunidad, con las que se promuevan el uso de gas y parafina principalmente.


Actualmente con el PDA se está ejecutando el recambio de 20.000 estufas ineficientes por otras modernas, de las cuales el 50% de ellas se reemplazarán por otras a leña.


Al hacerse pública la medida, el  seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, aclaró que los nuevos aparatos a biomasa tienen la particularidad de combustionar las astillas reduciendo de manera importante la cantidad de material particulado fino, ya que en estos equipos no se pueden manipular el tiraje.

Comentarios