Confirman que ingeniero era asesor directo en licitación de luces LED

Por: Edgar Brizuela 10:35 PM 2016-09-12

El polémico ingeniero Sergio Wicki, artífice del modelo para el cambio global de luminarias de Chillán, no solo elaboró el documento base para la posterior millonaria licitación por $10.800 millones, sino que además asesoró a la municipalidad hasta una etapa muy avanzada del concurso público que fue declarado desierto por la municipalidad chillaneja el lunes 5 de septiembre. 


Según lo que se había informado previamente, Wicki solamente había sido contratado para desarrollar el estudio de la red lumínica local, el que fue un pilar fundamental para el concurso público al que llegaron solo dos ofertas (de Maxlight-Offersuite y de The Pegasus Group), mientras que otras dos fueron absolutamente incompletas e intrascendentes.


No obstante ayer, en Comisión Obras, la directora de la Secretaría de Planificación (Secpla), Daniela Canales, confirmó que para resolver dudas técnicas la comisión, que tenía por misión elegir a la empresa ganadora, se comunicó con el ingeniero eléctrico, quien tal como informó LA DISCUSIÓN, había formado parte de la planilla profesional de Offersuite en diferentes licitaciones a otras comunas, conexión que él mismo admitió.


Así el ingeniero, quien trabajó para la empresa Representaciones Offersuite, la misma que competía para ganar la licitación, tuvo necesariamente que opinar sobre las propuestas de otras firmas que participaron del proceso y despejar eventuales dudas de la comisión.


La entidad municipal que se encargó de verificar las propuestas y ponderarlas estaba conformada por profesionales de otros ámbitos, por lo que se requería la asesoría de un especialista como Wicki, quien ha desarrollado labores similares en otras regiones del país de manera particular o a través de Representaciones Offersuite y su subsidiaria, Maxlight GCE Solar Chile, la empresa que bajo aquel nombre postuló en Chillán.


Conexión
Los vínculos de Wicki con Representaciones Offersuite, constatados por LA DISCUSIÓN con documentos que la propia empresa presentó a diferentes municipios del país,  fueron confirmados por el ingeniero e incluso por la representante legal de aquella firma importadora de luces LED, María Verónica Pino Rojo. No obstante la empresa salió posteriormente “desmintiendo” el lazo que lo une con Wicki.


El argumento de Offersuite es que no hubo una relación “contractual” con el ingeniero. No obstante Wicki sí trabajó para la empresa como asesor externo. De hecho el profesional inicialmente había asegurado a LA DISCUSIÓN que estuvo con Representaciones Offersuite hasta febrero de este año, pero su nombre aparece en otra licitación, representando a Offersuite,  desarrollada por la empresa en junio de este año, como jefe del proyecto eléctrico.


Y además el nombre de Wicki se repite en el organigrama de Offersuite-Maxlight como el segundo en importancia, detrás de la representante legal, en varias licitaciones públicas.


La Municipalidad de Chillán dejó fuera a Offersuite-Maxlight, según reportó el municipio tras bajar el concurso al revelarse los vínculos por parte de LA DISCUSIÓN, por cuanto la empresa no aseguraba cabalmente la instalación de las luminarias ofertadas en el plazo previsto en las bases.


Y mientras la municipalidad analizaba si los equipos de la empresa eran los requeridos por la municipalidad,  el ingeniero aconsejaba o apoyaba el trabajo de los profesionales de la corporación edilicia.


Más dudas
El tema fue analizado nuevamente hoy por los concejales en Comisión Obras, donde surgieron una serie de dudas de parte de los ediles. La reunión fijada para las 10.00 horas había sido suspendida sin causa aparente, pero fue reactivada luego de los reclamos del concejal Jorge Marcenaro.


En la cita uno de los temas que abordó Marcenaro fue como se llegó al presupuesto global establecido por la municipalidad para el recambio de tecnología desde sodio a LED, por $10.800 millones.


Solicitó que se avanzara en entender cómo la empresa The Pegasus Group fue capaz de entregar una oferta tan baja en comparación a Offersuite ($6.080 millones), mediando entre ambas una diferencia de más de $4.500 millones.


Durante la Comisión Obras se manifestó desde el municipio que no estaba dada la posibilidad de realizar una comparación real, pues no existía al parecer oferta formal desde Pegasus, a la que además le faltaban antecedentes y una muestra de la luminaria LED sugerida. 


Además, se conoció en la reunión que la municipalidad le reprochó  a Pegasus un hecho que puede ser anecdótico, pero que ayer fue elevado a un grado superior dentro de la discusión técnica. Hace un tiempo el municipio recibió de agentes de Pegasus una LED de muestra que fue instalada en el patio municipal. Tras el trabajo desarrollado por personal de la entidad comunal, la LED instalada colapsó porque ingresó agua en su interior, por lo que fue retirado.


Ese acontecimiento al parecer generó molestias en el municipio. No se plantea que ello influyó en que Pegasus tuviera mala calificación y su oferta aparentemente incompleta fuera desechada, pero ayer fue un elemento que salió al debate.


Desde Secpla se planteó que si bien es cierto el suceso ocurrió, aquello jamás fue un elemento gravitante para que la oferente fuera dejada fuera de competencia. 


Sobre la relación del municipio con el ingeniero Sergio Wicki, la directora de Secpla sostuvo que hasta ahora se le han cancelado solamente 3,3 millones de pesos,  que corresponden al primer pago pactado entre las partes.


El resto del dinero, $2,7 millones, debe ser cancelado una vez que el estudio desarrollado por el profesional sea visado por organismos estatales, lo cual no habría ocurrido aún.


Aparentemente, tras haber realizado el estudio y haber asesorado a la comisión municipal, el ingeniero tendría varias tareas más que cumplir antes de que termine su vínculo con el municipio. Por lo pronto hay un pago pendiente entre la partes.


Mantención de las luces
Durante la sesión de hoy, Jorge Marcenaro citó un párrafo contenido en el informe municipal donde el propio Wicki había asegurado que la mantención de las luminarias se haría efectiva una vez cumplidos los 10 años. Según esto, no tendría razón de ser incluir dentro del contrato la mantención de la red por ese tiempo, unos de los argumentos del municipio para justificar el alto precio a pagar.


El alcalde Sergio Zarzar manifestó que el informe de Wicki, que ya está en poder de los concejales,  debe ser analizado técnicamente con profesionales de Secpla con el fin de aclararlo.


La municipalidad ha planteado que la mantención de las luminarias es un elemento básico en el desarrollo del modelo, pues ante cualquier accidente de la naturaleza o provocado por acciones humanas la empresa que gane el contrato estará obligada a realizar las operaciones en el momento oportuno y mantener en operaciones el sistema.


Para Jorge Marcenaro, el contrato es gravoso para el municipio chillanejo, por lo cual espera que se resuelvan las dudas existentes hasta el momento y que no han sido satisfechas.


El concejal Jorge Vaccaro, quien preside la Comisión Obras, desmarcado absolutamente de Sergio Wicki manifestó que en una próxima licitación el ingeniero no debe ser asesor municipal y se declaró personalmente sorprendido por sus vínculos con la empresa Offersuite.


En tanto, la concejala Nadia Kaik igualmente sostuvo que el proyecto debe seguir su curso de manera totalmente transparente y desligado de elementos que lo afecten y siembren dudas en la comunidad.

Comentarios