PDA: el 12.1% de casas y empresas fiscalizadas fueron sumariadas

Por: Jorge Chávez Fotografía: Fernando Villa 09:50 PM 2016-08-31

Cinco meses de vigencia cumplió hoy el plan de Gestión de Episodios Críticos (GEC) del Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de Chillán y Chillán Viejo, en el que se contempla una serie de restricciones al uso de leña para la calefacción domiciliaria durante los días decretados oficialmente por la intendencia como episodios críticos por contaminación.


De acuerdo a las estadísticas entregadas por la Secretaría Regional del Ministerio de Salud, encargada del trabajo de fiscalización de las medidas prohibitivas de excepción, un total de 1.952 intervenciones se hicieron entre abril y agosto pasado, de los cuales 1.845 correspondieron a viviendas y 107 a empresas.


Solo 233 de los chillanejos y chillanvejanos a los que se les inspeccionó directamente sus propiedades, a razón de que los cañones de sus estufas estaban emanando humo cuando no estaba permitido, fueron sumariados.


En el caso de las industrias locales, el poco más de un centenar de fiscalizaciones que se hicieron en terreno arrojó cinco procesos sumariales.


En resumen, el 12.1% del total de fiscalizaciones realizadas este año a propósito del GEC generó un sumario, aunque se desconoce cuántos de ellos culminaron en sanciones económicas.


El seremi de Salud, Mauricio Careaga, le restó importancia al número de personas o empresas que habrían recibido multas y apuntó que mayormente éstas se generan cuando se reincide en hacer caso omiso a las medidas restrictivas del plan de descontaminación local.


“Las leyes se hacen, pero también se debe aplicar sentido común, de modo que hay flexibilidad dependiendo de la exposición que haga el afectado en la citación que se le hace. En multas yo nunca tengo un registro, porque éstas son el último recurso; a nosotros lo que más nos interesa es la educación en la población y que asuma un compromiso de prevención que es solidario”, sostuvo el funcionario de Gobierno.


Careaga recalcó en la conciencia ciudadana para evitar las jornadas de alta contaminación, aunque admitió que el grupo de trabajo destinado a terreno no siempre es el que se necesita.


“No tenemos, como todos los medios fiscales, la cantidad suficiente y masiva de fiscalizadores, porque tendríamos que contratar ocho veces la cantidad que tenemos para que estén en todas partes, pero sí con lo que tenemos hacemos un cuadro bastante extenso. Ahora si yo veo que los fiscalizadores pasaron cerca de mi casa y espero a que se vayan para prender mi estufa, quiere decir que estoy actuando de mala fe”, reiteró.


Subió la contaminación
El documento ambiental promovido por el Gobierno y con el que se busca disminuir en una década el 59% de las emisiones de material particulado fino (MP2,5), generado especialmente por la combustión de biomasa, en su primer año de aplicación el panorama no fue del todo auspicioso según da cuenta el balance gubernamental.


De acuerdo a las cifras de la Seremi de Medio Ambiente, un total de 45 episodios críticos se produjeron en lo que va del presente año, dos más que los constatados a la misma fecha del 2015.


Si bien en el caso de Preemergencias Ambientales hasta ayer la seremi tenía contabilizada 32 (una menos que el año pasado), las Emergencias se elevaron en tres a comparación del 2015, al sumar 13 episodios extremos a causa del humo de leña.


Respecto a los estados de Alerta Ambiental, que es la primera etapa medible relacionada a altos niveles de saturación por MP2,5 y que no era consideraba como tal el año pasado, en lo que va del 2016 ascienden a 20.


Además, cuatro Alertas, ocho Preemergencias y nueve Emergencias Ambientales se constataron en junio pasado, cifras que ubicaron a ese mes como el de peor aire respirable en la intercomuna, al totalizar 21 jornadas críticas por contaminación.


Le siguieron julio y mayo con 16 y 15 episodios de mala calidad del aire respectivamente, mientras que agosto (8) y abril (5) fueron los menos saturados por quema del popular combustible.


Recambio de estufas
En relación al programa de recambio de estufas que promueve el Ministerio de Medio Ambiente, como medida estructural del PDA, el seremi Richard Vargas explicó que hoy culminó la etapa de verificación en terreno de las 570 personas seleccionadas para uno de los 225 aparatos disponibles este año.


De acuerdo al cronograma del Gobierno, el próximo 14 de septiembre es la fecha límite para informar la lista de los chillanejos y chillanvejanos que recibirán un nuevo y moderno calefactor.


La instalación del sistema de calefacción en cada una de las casas partirían a fines de octubre, según los planes de la Seremi de Medio Ambiente.

Evaluación
Hasta la Gobernación de Ñuble llegaron los seremis de Medio Ambiente, Salud y el intendente (s) Enrique Inostroza, que fueron acompañados por la gobernadora Lorena Vera, para rendir un balance de lo que ha sido este año la aplicación del Plan de Descontaminación Ambiental.  


Pese a que el seremi Richard Vargas lamentó no haberse logrado la reducción de los episodios críticos este año, se mostró optimista por las cifras constatadas ya que, advirtió, todo apuntaba a que el otoño-invierno del 2016 iba a dispararse en relación al 2015.


A juicio de la autoridad regional, la escasez de lluvias en la temporada y las bajas temperaturas registradas entre junio y julio, gatillaron la saturación producida en los últimos cinco meses.


“A mediados de año pensé que la crisis iba a ser mucho más terrible; la verdad que la escasez de agua nos hizo pensar que la condición podría pasar de un estado crítico a uno peor. Finalmente terminamos con tres Emergencias más que el año pasado, pero mucho menos que la que tuvimos el 2012”, indicó.


El seremi apuntó que pese a que los indicadores precisan que la contaminación aumentó en dos episodios críticos, sostuvo que de no haberse tomado las medidas restrictivas que mandata el PDA, los nivel

Comentarios