Capacitan a educadoras de Ñuble en creación de cuentos infantiles

Por: 12:20 PM 2016-08-16

Aportar un marco teórico y claves a considerar llegado el momento de crear y generar textos infantiles fue el principal objetivo del primer seminario-taller de capacitación a educadoras de Ñuble.

La actividad se dio en el marco del proyecto liderado por la académica del Departamento de Ciencias Sociales, Ingrid Quintana Avello, denominado “UBB: Aportando a la creación colectiva de textos infantiles para favorecer el aprendizaje de la lectura inicial en la Provincia de Ñuble”, que busca favorecer el proceso de iniciación a la lectura en niños y niñas a través de la elaboración de cuentos técnicamente adecuados a su velocidad lectora.

En dicho marco se realizó el primer seminario taller de capacitación a profesoras y educadoras de diferentes comunas de la provincia de Ñuble, con el afán de otorgar claves que se deben considerar llegado el momento de crear y generar cuentos orientados a niñas y niños que dan sus primeros pasos en la lectura. La idea, según expresaron las académicas, es lograr textos adecuados a la realidad de los niños y niñas, con un lenguaje pertinente y rescatando elementos de la cultura local.

En la oportunidad, el Máster en Desarrollo Neuromental Infantil y Dr. © en Neuropsicología de la Lectura”, Ramón Jara Quijada, brindó dos ponencias: “Neuropsicología de la lectura” y “El papel de las emociones en el proceso lector”.

El especialista dio cuenta de la complejidad del proceso de aprendizaje de la lectoescritura, y del rol central que le cabe a los educadores y educadoras en la tarea de hacer de esta experiencia una vivencia agradable para niños y niñas.

“Nuestro cerebro no está genética ni evolutivamente preparado para leer, por lo tanto el aprendizaje de la lectoescritura es un aprendizaje artificial, que debe ser convenientemente mediado por estrategias y estímulos atractivos y pertinentes. El aprendizaje de la lectoescritura exige una serie de adaptaciones a la estructura cerebral, por ello el cerebro en desarrollo del niño debe ser convenientemente asistido, en el abordaje de los desafíos que le impone el lenguaje escrito, por un docente experto y suficientemente apasionado por la enseñanza”, aseveró.

Ramón Jara Quijada también hizo hincapié en la importancia de las emociones que el niño o niña experimenta durante este proceso de aprendizaje, pues éstas pueden favorecer o afectar dicho aprendizaje. “Cuando el cerebro de un niño aprende, en paralelo al procesamiento cognitivo, va vivenciando experiencias de placer o displacer que tiñen emocionalmente la situación de aprendizaje. Si en el aprendizaje de la lecto-escritura, el niño experimenta preferentemente emociones positivas, generará memorias emotivas de apertura, acercamiento y motivación hacia el mundo lector. El efecto contrario es esperable si las emociones que el niño experimenta mientras aprende a leer son principalmente de ansiedad y angustia”, ilustró.

Comentarios