Gobernaciones siguen enfrentando a Chile Vamos

Por: Isabel Charlin Fotografía: LA DISCUSIÓN 08:00 PM 2018-08-28

La UDI se estaría quedando con la Intendencia y la Gobernación de Punilla, según trascendió este martes, ad portas de la ratificación de las nuevas autoridades de la Región de Ñuble.

Este jueves se oficializarían los nombramientos, que deben partir por el intendente, Martín Arrau (UDI), y que en el caso de los gobernadores, traerían algunas sorpresas.

Si bien en la Provincia de Itata siempre hubo dudas respecto de quién asumiría, había consenso respecto que el cupo sería para la UDI. Así surgió el nombre del coordinador del Programa Zona de Oportunidades (ex Rezago) y ex candidato a diputado, Cristóbal Martínez, quien de acuerdo a las últimas informaciones, estaría asumiendo ahora en la Provincia de Punilla, que se pensaba, quedaría en manos de la RN, Cecilia Varas.

En Itata, en tanto, la Gobernación quedaría en manos del presidente regional de Evópoli, Ricardo Jara, opción que sorprendió ayer a algunos militantes de Chile Vamos a nivel local. 

Solo Paola Becker (RN) se habría mantenido en Diguillín.

¿Quién gana y quién pierde?
Si bien ningún parlamentario o dirigente político confirmó ayer estos nombramientos, la tensión entre los militantes del partido del bloque era evidente.

El más perjudicado, de ratificarse esta conformación, sería RN y el diputado Frank Sauerbaum, ya que la colectividad solo se quedaría con una Gobernación afín (Diguillín), dando paso en su territorio (Punilla) a un potencial rival electoral, como Cristóbal Martínez.

La UDI, en cambio, se vería potenciada, ya que además de contar con el máximo cargo regional (Intendencia), se quedaría con la Gobernación que secunda en población a la de Diguillín,  y cuya capital, San Carlos, es el segundo centro urbano más importante de la región.

La inclusión de Evópoli, con Ricardo Jara, en tanto, se explicaría por los cambios en las seremías. Ante la inminente salida de la delegada del Ministerio Secretaría General de Gobierno (Segegob), María Isabel Ortiz, el cupo sería ocupado por RN. 

Entre los nombres que han surgido para la vocería, está el del actual encargado comunal de Seguridad de Chillán, Renán Cabezas.

En tanto Vivienda, cartera que quedó sin representante tras la renuncia del RN Rodrigo Saavedra, se mantendría en manos del partido. La carta más segura sería el ex director regional de Vialidad del Bío Bío, Miguel Ángel Aguayo.

Equilibrios
Esta nueva conformación de las autoridades de Ñuble sorprendió a los representantes del bloque oficialista local.

Si bien aún faltan las designaciones de las direcciones regionales de servicios, existía la idea que la negociación por los cupos había quedado zanjada antes del 2 de junio, cuando se dieron a conocer los nombres de los delegados ministeriales, quedando en esa oportunidad equilibrada la balanza, con ocho cupos para la UDI, siete para RN, dos para Evópoli y uno para una independiente.

De confirmarse los cambios, Evópoli reduciría su participación en el Gabinete Regional a una seremía (Mujer y Equidad de Género); la UDI perdería un cupo, ya que no se confirmaría a Álvaro Pezoa en Hacienda (aún no hay decreto que cree el cargo en la región); y RN sumaría una repartición, con Segegob.

Comentarios