Tres ciclovías de Chillán estarán en septiembre

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:00 PM 2018-08-10

Más rápido de lo pensado avanza la construcción de tres de las cuatro ciclovías que ampliarán considerablemente la capacidad de los ciclistas para moverse por la ciudad, en vías especialmente habilitadas para ellos.

Las arterias tiene en estos momentos alrededor de un 40% de avance, según antecedentes municipales, y en razón del ritmo que llevan las obras se presume que estarán terminadas en septiembre.

Una de las obras que están actualmente en construcción corresponden a la ciclovía que está en la Avenida Libertad, la que tendrá una extensión de 1.440 metros y cuyo costo llega a $185.173.966.

En el caso de la cicloruta triple de Ecuador, Sepúlveda Bustos y Los Puelches, igualmente se advierte un avance superior al 40%. En este caso, tiene longitudes de 1.765, 600 y 630 metros, respectivamente, con una inversión de $291.065.576.

En una condición similar se encuentra la vía exclusiva para ciclistas que estará emplazada en varios sectores de las Avenida Brasil, Prat y otras calles. Para este proyecto fue planificada una cicloruta de 1.590 metros, correspondiendo una inversión de $243.716.546.

Otra vía importante en la ciudad corresponde a la que estará situada en las avenidas La Castilla y Collín, que tendrá 2.695 metros y costará unos $250 millones. Según antecedentes emanados desde el municipio chillanejo, las faenas están por iniciarse teniendo un plazo máximo de 70 días para ser ejecutadas.

Dados los avances se plantea desde la Municipalidad que las tres ciclovías en ejecución serán entregadas a la comunidad durante el mes de septiembre, mientras que la de Collín y La Castilla estaría lista a fines de octubre.

La inversión de las cuatro ciclovías actualmente en desarrollo en distintos puntos de la comuna asciende a $1.011.173.819.

Para el resto del año no se contempla la licitación de ninguna otra ciclovía, a las cuatro en ejecución, pero la Municipalidad de Chillán tiene una serie de proyectos en distinta fase de desarrollo, los que serán presentados al FNDR en el futuro.

Contando los proyectos en curso, el gobierno comunal contará en el corto plazo con más de seis kilómetros de ciclovías y a ellas se sumarán otros tres kilómetros más, cuando concluya la senda emplazadas en las avenidas Collín-La Castilla.

Según la Municipalidad de Chillán, las nuevas rutas exclusivas para ciclistas tienen estándares de calidad validados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. En general, tendrán dos metros de ancho en asfalto, además de demarcaciones reglamentarias.

A futuro el municipio, a través de la Secretaría de Planificación (Secpla), considera nuevos proyectos de este tipo para confirmar la red propuesta en el Plan Maestro de Ciclovías de Chillán.

“Alto impacto”

El arquitecto chillanejo José Luis Gacitúa plantea que la construcción de una red de ciclovías en la ciudad corresponde a una iniciativa que tendrá un alto impacto en la comunidad local.

El profesional destaca que las ciclovías constituyen elementos urbanísticos muy relevantes para el desarrollo de la ciudades, teniendo múltiples beneficios que inciden directamente en la calidad de vida de las personas.

En Europa, plantea el también artista visual, tales rutas forman parte del tejido urbano y están directamente enlazadas con formas de vida saludables.

Desde este punto de vista refiere que los carriles para el tránsito de los vehículos livianos dejaron de ser recreativos para constituirse en necesidades del sistema de locomoción en las ciudades.

“Las bicicletas permiten generar ahorros en el transporte, además son un medio sustentable por lo que han cobrado valor en el último tiempo”, agrega Gacitúa.

El experto añade que lo importante es que la ciudad siga apostando a este tipo de sistema de locomoción sustentable, que debiera conformar una red amplia que se manifieste en toda la ciudad y permita la conexión en breve tiempo de dos puntos alejados.

Chillán, remarca, posee condiciones inmejorables para la habilitación de tales sendas, pues cuenta durante largos períodos de tiempo con clima favorable a lo que se suma que es una ciudad relativamente plana, sin grandes pendientes.

El siguiente paso que debe dar la ciudad, apunta, es mejorar el sistema de transporte de pasajeros para que los automóviles particulares disminuyan en las calles con lo que se beneficiará la red vial.

Comentarios