Aseguran apoyo al Valle del Itata hasta el año 2022

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:40 PM 2018-06-08

En la comuna de Cobquecura,  señala el alcalde  se han visto resultados concretos del Plan que data del 2014.

Efectos concretos está produciendo en el Valle del Itata, el Programa Zona de Oportunidades conocido anteriormente como de Rezago y que fue establecido con la finalidad de apoyar a un territorio con evidentes atrasos en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo humano y material.

Este jueves estuvo en Ñuble el encargado nacional de la estrategia gubernamental que busca favorecer la inyección de recursos a las comunas que están cobijadas por aquella, Ricardo Faúndez, quien se reunió con los delegados zonales y con alcaldes de algunas comunas favorecidas.

Las comunas que forman parte del programa en Ñuble son Cobquecura, Coelemu, Ninhue, Portezuelo, Quirihue, Quillón, Ránquil, San Nicolás y Trehuaco, localidades que, por medio de esta condición contarían con mayor inversión económica y social.

Ricardo Faúndez informó en Chillán que el modelo de apoyo a las nueve comunas del territorio del secano costero tiene asegurada su existencia por los próximos tres años, al menos hasta el 2022.

El representante nacional del programa afirmó que actualmente la Subdere tiene una “previsión a nivel nacional de $5.500 millones en ejecución durante 2018 y en Ñuble debiéramos alcanzar los $2.200 millones, que se componen entre proyectos que ya tienen arrastre y las carteras de proyectos nuevos que alcancemos a sacar”.

“Este año se terminan los primeros tres años de inversión y hay que plantear de aquí a fin de año, un nuevo período trianual de inversiones respecto al territorio rezagado de Ñuble”, afirmó el directivo.

Cabe recordar que el equipo local de la Zona de Rezago fue uno de los primeros que se vio sometido a los recambios que implicó la llegada de Sebastián Piñera al Gobierno, por lo que el liderazgo pasó de Oriana Burgos a Cristóbal Martínez.

En este contexto, Faúndez afirmó que está “conociendo al equipo, a las autoridades. Viendo las proyecciones para la nueva Región de Ñuble”.

Asimismo, el funcionario explicó que durante la actual administración, respecto al plan Zona de Rezago, se buscará “reafirmar una política nacional” en el que la experiencia piloto desarrollada en el Valle del Itata será clave para “lo que se viene ahora”, en la aplicación a nivel país de la iniciativa.

Faúndez precisó que “tuvimos la suerte de tener al Valle del Itata como piloto” y ahora “el impulso fuerte que se viene es implementarlo a nivel nacional y continuar con todas las buenas experiencias y todo lo que se ha desarrollado acá en Itata”.

El jefe nacional del programa enfatizó que “estamos refrendando toda la tarea que se ha realizado hasta ahora y dando los nuevos impulsos a la Región de Ñuble para continuar por esta misma senda”.

Faúndez agregó que en la actualidad están “en proceso de instalación y de cambio de equipos; se ha hecho una gran tarea y sobre todo hay grandes desafíos en el territorio” de Rezago o de Oportunidades.

Durante el año 2017, se habrían invertido alrededor de $15.753.613.000 y para 2018 el compromiso era aprobar proyectos del orden de $19.738.721.000.

Balance de alcaldes
Entre alcaldes del territorio el balance de las actividades desarrolladas por el plan gubernamental parece ser positivo por cuanto ha sido posible priorizar proyectos que habrían tenido mayores complicaciones para ser ejecutados.

Lo que se destaca del Plan, señala el alcalde de Cobquecura, Manuel Fuentes Alarcón,  “es la posibilidad cierta de lograr que entidades regionales o sectoriales agilicen iniciativas que son prioritarias para nuestras comunidades”.

El edil de la comuna costera planteó que “la Zona de Rezago o de Oportunidades ha dado resultados, yo doy fe de ello, pues han salido proyectos importantes como el camino desde Cobquecura hacia Rinconada donde fueron invertidos unos $800 millones”.

Fuentes agrega que gracias a esta estrategia fue posible financiar varios programas de Agua Potable Rural en la comuna costera y esperan concretar en breve plazo el mejoramiento del aeródromo de Cobquecura. Sobre esto último, dijo que la pista de aterrizaje y despegue tiene un uso cada vez mayor y necesita instalaciones que den mayor seguridad.

El alcalde de Portezuelo, René Schuffeneger, destaca como uno de los grandes aportes de la iniciativa estatal el hecho que se rebajen las exigencias a la hora de ejecutar proyectos priorizados, que en circunstancias normales no habrían sido ejecutados.

La autoridad comunal reclama que el Plan requiere estar amparado por una ley con el fin de asegurarle recursos frescos, exclusivos y de manejo autónomo, para no seguir siendo un modelo de gestión de proyectos que ya están en la cartera de municipios y entidades regionales o sectoriales.

La gobernadora de Ñuble, Paola Becker, en tanto, fue enfática al señalar que el Plan de Zona de Oportunidades “es un programa relevante con el cual estamos trabajando intensamente y hemos visto avances concretos en las mesas de trabajo que se desarrollan en el territorio. Por ejemplo, en educación, próximamente se iniciará un diplomado para actores relevantes de ese mundo en el Valle del Itata”.

La gobernadora agrega que en el territorio “hay mucho por hacer y nuestros esfuerzos se concentrarán en asegurar financiamiento para el ahora ‘Plan Zona de Oportunidades’, para que se transforme en una política pública permanente”. 

En el plano de las prioridades, Becker sostiene que según el diagnóstico del equipo local “los esfuerzos deben centrarse en abastecimiento de agua, conectividad, emprendimiento y otros aspectos relevantes que han nacido de conversaciones no solo con autoridades políticas, sino que con la sociedad civil de las comunas que están inmersas en el programa”.

La posibilidad de que el territorio cuente con una ley y fondos propios cuenta con el apoyo de parlamentarios del territorio quienes se han manifestado en apoyo de una medida como esta.

Comentarios