Chef francés innova con la empanada de longaniza chillaneja

Por: Susana Núñez Fotografía: Gentileza Christophe Moreau 06:20 PM 2018-05-25

Desde diciembre del año pasado, el chef francés Christophe Moreau ha incorporado a su cocina la popular longaniza de Chillán por su sabor único e inigualable.

Su paladar quedó cautivado con este producto emblemático de la zona, a tal punto que lo llevó a experimentar y a crear una nueva empanada en base al embutido, innovación que ha ganado un espacio en la carta de su restaurant Bisou, ubicado en el Fundo San Ramón de Mallarauco en Melipilla, donde se cultiva una gastronomía moderna que fusiona los sabores chilenos, franceses y mediterráneos.

Los elogios de sus clientes hacia esta preparación poco común en el país, llenan de orgullo al profesional,  radicado hace cuatro años en Chile,  quien inició su carrera en Francia a temprana edad en un negocio familiar.

“Cuando pruebo algo nuevo en mi mente se hace automáticamente una asociación de sabores. Probando la longaniza de Chillán sentí que con “Piperrada” y masa quedaría muy bien, la probé como tartaleta y como empanada, ésta última opción es la que ha tenido más éxito con nuestros clientes”, comentó el profesional.

A juicio de Christophe Moreau, las características del embutido chillanejo sobresalen por su intensidad y preparación tradicional.

“Cuando llegué a Chile probé algunas longanizas en algunos asados donde había sido invitado, pero no me gustaron mucho, hasta que probé la verdadera longaniza de Chillan que encontré excelente y con un sabor particular que evidentemente se relaciona con una tradición de su lugar de origen, lo que en francés llamamos “Terroir”. Enseguida tuve ganas de tener en mi restaurant una preparación a base de longaniza de Chillán”, detalló.

Receta

Con respecto a la receta esta considera la “piperrada”, que es una salsa o acompañamiento del sur de Francia a base de pimiento verde y rojo, cebolla, tomate y ajo, donde predomina el pimiento. También se agrega un poco de ají fe Espelette, que el chef lo reemplaza por merkén. Después de saltear la longaniza picada la mezcla con la piperrada, una vez fría se rellenan las empanadas.

“Uso la marca Pincheira. Un vino Chardonnay acompaña muy bien estas empanadas”, dijo.

En local la presentación considera tres unidades acompañadas de un pebre con ají por un valor de $3.900.

“Los clientes se sorprenden primero ya que nunca han visto empanadas de longaniza y se sorprenden más al probarlas, porque la empanada es intensa en sabor, pero no agresiva al paladar, más bien fina y bien en la línea del sabor mediterráneo”, detalló.

Comentarios