Así proyectan el Campus Chillán los candidatos a rector de la UdeC

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 06:50 PM 2018-03-19

El próximo jueves 22 de marzo, cinco académicos buscarán erigirse como el rector(a) del centenario en la Universidad de Concepción.

El principal plantel de regiones, y uno de los tres mejor evaluados del país, cumple un siglo en 2019, y quien gane la próxima semana -o el 2 de abril, en caso de haber segunda vuelta-, lo encabezará por el cuatrienio 2018-2022.

Jacqueline Sepúlveda, Carlos González, Carlos Saavedra, Bernabé Rivas y Ricardo Utz han protagonizado una intensa campaña, en la que han debatido en al menos cinco oportunidades, la última de ellas, en la Casa del Deporte del campus Concepción, encuentro que fue televisado por TVU la semana pasada.

Entre los temas que más han abordado, están los desafíos en cuanto a posicionamiento y mejoramiento de los niveles de acreditación; Transparencia universitaria, infraestructura, y equidad para los tres campus, entre otros.

Precisamente, LA DISCUSIÓN conversó con los cinco aspirantes al sillón de Enrique Molina respecto de los planes y proyecciones para el Campus Chillán, en el contexto de la creación de la Región de Ñuble.

Jaqueline Sepúlveda: “Hay que ser protagonistas del desarrollo”

“Nuestro concepto de universidad de excelencia está instalado para los tres campus por igual. En Chillán, eso sí, hay que considerar un factor adicional: Ñuble ahora es región. Las universidades de rango mundial se caracterizan por tres cosas: concentración del talento, eficiencia en la gestión financiera y una gobernanza ágil, flexible y transparente. Si eso lo aterrizamos en el Campus Chillán, lo principal es lograr una internacionalización de los bienes públicos que genera; hacer que su formación de pre y posgrado se ajuste al sentido de pertinencia de la región. Hay que anticiparse a las necesidades de la región y ser animadores y protagonistas del desarrollo de la Región de Ñuble.

Nuestro programa propone, además, un cambio de gobernanza desde la dirección del campus, hasta la vicerrectoría de campus, que sea capaz de negociar directamente con el Gobierno Regional y ser propositiva en la búsqueda de financiamiento propio. Las decisiones deben ser tomadas en el Campus Chillán. No se justifica que nuestros académicos viajen hasta Concepción para hacer diligencias ligadas a la investigación o el pregrado. 

En cuanto a infraestructura, las brechas son enormes entre los campus. Chillán, por ejemplo, no cuenta con un casino para que los académicos se reúnan. Falta calefacción en algunas reparticiones. Hay que desarrollar un plan maestro para identificar las necesidades y avanzar más rápidamente en atenuar las brechas.

En cuanto a la oferta, la nueva ley regula este tema. Nuestra propuesta es avanzar en los estudios sobre pertinencia de nuestras carreras, y en la calidad de la formación que se está entregando en los tres campus. Uno de los indicadores que proponemos es el índice de empleabilidad, realizar un seguimiento a nuestros estudiantes”.

Carlos González: “Deben ser un actor relevante en la región”

“Veo al Campus Chillán con mucho potencial. Ya pasaron la etapa inicial de crecimiento y  desarrollo, está maduro para  ser un actor relevante, por ejemplo, en la nueva Región de Ñuble, no solo por medio de esfuerzos individuales, sino como conjunto. ¿Por qué no hablar de Ñuble potencia agroindustrial o agropecuaria? Tienen todo para ser referentes, investigación de calidad y académicos preparados. Me he comprometido, en caso de ser elegido, a potenciar este desarrollo por el bien de la región.

En relación a la oferta de carreras, debe ser una decisión del cuerpo académico de Chillán, hacia dónde quieren llegar. Queremos descentralizar y permitir decisiones autónomas en el Campus, dentro del marco y el plan de desarrollo estratégico ideado en conjunto. La idea es que los académicos no tengan que viajar continuamente a Concepción para resolver sus problemas. Se debe empoderar al director de Campus u otra figura. Yo imagino el campus a cien años, y por qué no, Universidad de Concepción-Ñuble. Hacia eso se debe transitar. No tengo inconveniente en que haya, por ejemplo, decisión de avanzar hacia impartir una carrera en no exista en la institución, pero debe ser con un programa sustentable y sostenible.

El eje del programa que proponemos radica en la vinculación con la comunidad, con el entorno social. Eso, para nosotros, es esencial, sobre todo en el Campus Chillán, motor de la nueva Región de Ñuble.

Para mejorar la infraestructura, en tanto, es necesario un plan de desarrollo. Aquí no debe haber voluntarismo, todo debe ser programado, financiado y debe responder a una necesidad local”.

Carlos Saavedra: “Asumiremos una conducción en terreno”

“Nuestro proyecto universidad a veinte o treinta años lo vemos en el mismo esquema de la red de universidades estatales de California, distribuidas en todo el Estado. Tenemos estos tres campus, y nos gustaría que cada uno de ellos pudiera impartir títulos y grados en el futuro. Debemos generar las condiciones para transitar hacia ello, lo que significa no restringir las áreas de formación. Debemos aprender a crecer con diversidad. Ya lo hicimos en algunas carreras, tenemos Enfermería, que migró desde Concepción hacia Chillán y Los Ángeles; y tenemos la experiencia inversa, con Ciencias Veterinarias. Debemos ver esto como el inicio de estructura de universidad que permite el crecimiento disciplinario completo. Se debe mantener la unicidad de la universidad, seguirán existiendo los tres campus, más el cuarto, que es la formación no presencial, pero la autonomía debe darse en el sentido del crecimiento, ir adoptando decisiones, pero esta autonomía debe ser consistente con el modelo de unicidad institucional. Aprenderemos de la experiencia internacional.

En particular, el Campus Chillán tiene un desafío tremendo en estos momentos, a partir de la creación de la nueva  Región de Ñuble. Hemos planteado que para poder dar respuesta a estos desafíos, este equipo asumirá una conducción en terreno, vamos a tener una participación proporcional al tamaño de los campus, y por lo tanto, estaremos como equipo directivo a los menos uno o dos días a la semana en el Campus Chillán, instalando la rectoría acá, de manera de poder trabajar con los equipos locales.

Debemos ser proactivos en torno a la nueva región. Queremos abrir los espacios de conversación, pero no en forma centralista, básicamente estimulando los liderazgos que existen en el campus”.

Bernabé Rivas: “El crecimiento debe ser equitativo e integrado”

“Nuestra universidad debe crecer a través de sus tres campus (Concepción, Chillán y Los Ángeles) de manera equitativa, y territorialmente integrada. Ése es nuestro desafío. Para nosotros, el Campus Chillán es muy importante, sobre todo porque a partir de septiembre estará ubicado en una nueva región, la Región de Ñuble. Respaldaremos a sus autoridades, a quien dirija el campus, para poder fortalecer la relación de la universidad, a través de su autoridad máxima, con las autoridades de la nueva región. Esto significa también una mayor presencia de la autoridad en el campus, y también, trabajando en conjunto con las autoridades locales, para materializar avances en infraestructura y crecimiento de la oferta académica. Esta última solo se determinará  en conjunto con la autoridad del campus y los decanos, en el marco de la nueva ley, que regula la apertura de vacantes.

Es importante mantener la orgánica de la universidad, somos un plantel completo y complejo. No podemos tener tres campus independientes, eso es imposible, si no tendríamos tres pequeñas universidades. Sí se deben dar las atribuciones a cada campus para que se puedan desarrollar, y eso pasa por fortalecer la actual estructura administrativa, con los apoyos y empoderamientos de quienes ejerzan dichas acciones. La autonomía plena es inviable, pero sí puede haber toma de decisiones de acuerdo a la regulación.

Si la Universidad de Concepción juega un rol importante en Bío Bío, claramente hará lo mismo en la Región de Ñuble. Ya debemos estar trabajando para posicionar a esta casa de estudios en el contexto de este nuevo territorio, de manera de mantener el liderazgo”.

Ricardo Utz: “Campus Chillán necesita un plan urbanístico”

“Claramente el Campus Chillán requiere una planificación de sus espacios exteriores, con renovados conceptos urbanísticos. Espacio tiene, yo creo que eso es lo principal. También, más allá del Campus, a la sede le corresponde liderar la instalación de la nueva Región de Ñuble, y en ese sentido, tiene un gran desafío. Los tres campus de la universidad constituyen un triángulo virtuoso, que debería ser considerado como un verdadero sistema integrado, no de partes separadas. 

En materia de infraestructura, requieren de un gran centro de convenciones, al igual que Concepción. Necestan construir un gran museo agrícola, para dar fuerza y señales adecuadas en torno a que desde Chillán se irradia el mundo agrícola. 

La universidad debe estar siempre pensando en expandirse, y eso implicaría traer nuevas carreras a Chillán. Yo sé que existen conversaciones con la autoridad actual en ese sentido, y yo asumiría ese compromiso.

En nuestra propuesta señalamos también la necesidad de instalar vicerrectorías con mayores atribuciones, para reemplazar a los actuales directores generales de campus. También, desde el punto de vista de las instalaciones, se necesita una mano del calibre como la tuvo Emilio Duhart en el campus Concepción, o en su época, Karl Brunner. Se deben reconocer ejes claros, espacios de encuentro, espacios jerarquizados. Se debe llevar a cabo un proyecto de renovados conceptos urbanísticos. Lo importante es que el espacio está. Encargar el proyecto podría tardar dos o tres años. Al contar con este plan, se tendría claridad respecto de las futuras construcciones, lo que despejaría incertidumbre en las facultades. La planificación da luces respecto de qué está primero y qué después”.

Comentarios