Ediles piden informe de las licitaciones fallidas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 07:50 PM 2017-11-06

Entre las últimas licitaciones que no han llegado a buen puerto destaca la construcción de la ciclovía de Libertad.

En el DAEM se estima que hay unas 50 licitaciones que no han sido adjudicadas.

Los problemas que ha tenido la Municipalidad de Chillán para licitar sus proyectos generan preocupación en el seno del gobierno local donde se deja en evidencia la poca cantidad y calidad de propuestas desarrolladas en los últimos años.

Tras los múltiples cuestionamientos que han surgido en las últimas semanas, el alcalde Sergio Zarzar salió a defender la actividad municipal destacando que muchas iniciativas no se desarrollan por problemas que se pueden adjudicar en parte a privados.

La autoridad reconoció que el municipio ha tenido complicaciones para sacar adelante alrededor de 200 licitaciones, alguna de ellas muy relevantes para la ciudad. Además se quejó de que la cantidad de recursos que han llegado a la ciudad desde entidades estatales es muy baja comparada con el gobierno de la Alianza.

Zarzar expuso que “hasta el momento llevamos un total de 610 licitaciones de las cuales 200 fueron declaradas desiertas; de estas últimas 144 llegaron a esa condición por ser inadmisibles debido a que las empresas no cumplieron con lo que se les exigía en las bases, eso no es responsabilidad de la municipalidad, por su parte las que fueron declaradas desiertas por falta de oferentes son 60 (...); hay que tener en cuenta que todos los municipios del país tienen porcentajes donde no se presentan empresas postulantes”.

Sobre el tema, el concejal Camilo Benavente fue el más crítico al plantear que en gran parte los problemas por la baja cantidad de proyectos aprobados corresponde a la Secpla.

“Lo hemos dicho, la directora de Secpla adolece de compromiso con la ciudad, ella tiene bastantes competencias curriculares que son relevantes, pero para dirigir una unidad tan importante para la ciudad en todos los términos económicos, de contenido, identidad, tiene que ser una persona que tenga compromiso, lo que no vemos en ella”. Agrega que si se confirma esta impresión, debiera ser removida.

El concejal Patricio Huepe, menos taxativo, apunta que antes de emitir comentarios sobre la capacidad de Secpla necesita conocer los antecedentes de cada una de las licitaciones fallidas y los motivos que llevaron a que no prosperaran.

Apuntó que “quedaron de enviarnos el cuadro de las 200 licitaciones que se han declarado desiertas y en ese cuadro hay que filtrar para relevar la importancia de cada una, el monto y por qué lo fueron. Ciertamente hay que hacer un trabajo de mejorar la calidad de las licitaciones y que estén bien estudiadas previamente”.

Huepe remarca que “no estoy en condiciones de señalar que hay negligencia o falta de profesionalismo al interior de la Secpla como lo han señaldo otros concejales, pues para aseverar ello necesito tener informacióin que no ha sido entregada aún”.

Víctor Sepúlveda, en tanto, recalca que para analizar el caso es necesario ampliar la visión de los hechos y verificar el rol que cumplen otras entidades municipales en el desarrollo de iniciativas de inversión.

“Creo que no se debe solamente poner el foco en Secpla, sino que en los equipos políticos del municipio quienes pueden intervenir y modificar los proyectos y hacerlo finalmente inviables al incluir elementos difíciles de ser cumplidos por empresarios”.

 

Comentarios