Comunas proyectan ampliar cementerios ante eventual colapso

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:15 PM 2017-10-31

El municipio de Chillán está evaluando la adquisición de nuevos terrenos y en San Carlos ya cuentan con una 1,5 hectáreas adicionales

En los próximos días se concretaría en Bulnes la compra de más espacio para satisfacer la demanda

Entre tres y cuatro veces respecto a un día normal, puede aumentar el flujo de visitantes a los cementerios de Ñuble durante el 1º de noviembre, fecha en que se conmemora el Día de Todos los Santos.

La popular festividad es el argumento ideal para que miles de personas acudan en masa a los camposantos con la finalidad de recordar a los que en vida fueron sus familiares o amigos.

Las oraciones por sus difuntos se mezclan con mantención física de las tumbas donde yacen los restos, en un intento por rendir tributo a los que ya no están.

En las comunas de Ñuble esta tradición ha obligado a los municipios a modificar su normal itinerario de atención en tres horas, adelantando la apertura a las 07.00 horas y retrasando el cierre hasta las 20.00 horas; asimismo, la preparación para la fecha también implica trabajos menores en los ambientes a la espera de los visitantes. 

Si bien la llegada y desplazamiento en los cementerios de miles de personas en un mismo día es un verdadero medidor sobre la capacidad resolutiva de estos servicios, el mayor desafío que éstos enfrentan en la actualidad es sobre si a corto plazo podrán seguir ofreciendo espacios para recepcionar más cadáveres.

Últimos espacios en Chillán
El diagnóstico está claro al interior de la Dirección del Cementerio de la Municipalidad de Chillán. Si se dan las mismas condiciones de defunción y la demanda por nichos, fosas y mausoleos mantiene el nivel actual, dentro de tres años ya no quedarían más espacios para ofrecer a la comunidad.

Ante esta probabilidad, desde hace años la municipalidad está estudiando la compra de un terreno para atender la demanda, más aún teniéndose en cuenta que de los cuatro patios existentes, existen pocos terrenos para vender en el tres y cuatro, que son los únicos disponibles.

Ampliarse adquiriendo terrenos adyacentes al cementerio actual o derechamente comprando un paño donde se pueda levantar un nuevo cementerio, son las opciones que se barajan en el municipio.

“Se está buscando terreno para una ampliación del cementerio y para eso se necesita comprar uno que cumpla con el reglamento del Servicio de Salud; no es una cosa de 24 horas, se está buscando y los terrenos tienen que cumplir con ciertos requisitos. Hoy día este cementerio, por reglamento, nunca pudo haber funcionado por las napas freáticas que hay. Como esto data de principio del siglo XX eran terrenos donados y el Servicio de Salud después por llegada de los particulares es más exigente. Aquí se hizo un estudio para aprovechar algunos lugares y hacer un cementerio-parque y no pasó el examen. En muchas partes tenemos agua en verano a 60 centímetros”, comentó a LaDiscusión.cl el director municipal de cementerios, Gustavo Martín.

Bulnes a la espera
A juicio del alcalde de la capital de Diguillín, Jorge Hidalgo, el camposanto municipal sencillamente ya colapsó.

El jefe comunal admitió que, a corto plazo, no poder seguir ofreciendo espacios para acoger difuntos es una preocupación latente.

No obstante, explicó que la administración edil que lidera está a punto de cerrar la compra de un importante paño de terreno de 2,5 hectáreas, colindante con la parte norte del  cementerio.

“Tenemos un proyecto aprobado por 101 millones de pesos para ampliarlo (...), lo único que nos falta conseguir es la firma de los dos herederos, que son parte de la sucesión del terreno”, precisó la autoridad bulnense.

Pese a que el jefe comunal  admitió que la gestión se encuentra “entrampada”, dijo confiar en que el proceso se resolverá en los próximos días. “Estamos hace como un mes solo esperando la firma y debiéramos tenerlo pronto; espero que a fines de año o principios del 2018 ya podremos estar usando el nuevo terreno”, afirmó.

Más espacio para San Carlos
Pese a que el camposanto de la capital de la Provincia de Punilla tiene capacidad para seguir ofreciendo sepulcros al menos por 10 años más, según estimaciones de su director, Gastón Carrere, el municipio se adelantó y adquirió un pedazo de territorio aledaño por la parte sur poniente de 1,5 hectáreas de extensión.

La adquisición le ha permitido al gobierno municipal planificar un crecimiento ordenado del servicio, tarea que ya se está trazando y corrigiendo desde hace algunas semanas.

“Nosotros seguimos vendiendo terrenos porque tenemos disponibilidad todavía; aún así estamos con un proyecto nuevo de ampliación gracias a esta compra que se hizo con mucha anticipación (...), venimos trabajando en eso y tenemos ese espacio que podemos recurrir a él más adelante”, precisó.

El funcionario aseguró que, para la realidad de su comuna como capital provincial, era necesario tener terrenos que garanticen la continuidad sin problemas de la oferta para la comunidad.

En el caso de Quirihue, capital de Itata, el cementerio existente está administrado por la parroquia comunal.

Desde la municipalidad confiesan que nunca han existido planes para la construcción de un camposanto edil como los de las otras ciudades de Ñuble.

Comentarios