Mercado: retiran primeras concesiones a locatarios

Por: Fotografía: Fernando Villa 05:55 PM 2017-09-25

Malestar está causando entre locatarios de la feria libre de la Plazoleta Sargento Aldea la aplicación de la ordenanza municipal de quitar la concesión a aquellos comerciantes que no le estén dando un correcto uso a los locales, es decir a quienes estén subarrendando, que los utilicen como bodega o que los mantengan cerrados.

La medida, que se está intentando aplicar desde hace unos meses y que ya cobra sus primeras “víctimas”, ha provocado que algunos de los afectados acusen malas prácticas. Sin embargo los locales comerciales del mercado son un bien de uso público, administrado por la Municipalidad de Chillán, que entrega en concesión esos espacios, bajo cláusulas determinadas en las que se prohíbe realizar este tipo de actos sin los permisos correspondientes, lo que ocurrió durante años sin que nadie lo enmendara, hasta la actualidad.

Este es el caso de Gaby Andía, quien lleva más de 30 años trabajando en un puesto de zapatos usados, ubicado en una de las diagonales del Mercado de Chillán. Según comentó a LA DISCUSIÓN, por problemas de salud debió arrendar su local como bodega, el que quedó cerrado, por lo que está pronta a ser retirada de la concesión por no abrirlo cuando se le notificó. Esto motivó a llevar el problema a la justicia, donde aún se tramita el caso.

“Todos mis familiares eran locatarios de aquí, iba quedando yo solamente y mis sobrinos. Empecé con mis enfermedades crónicas y no podía trabajar, entonces dejé como bodega mi local. Llegó el señor Alberto Manso a mi casa a preguntarme el porqué no voy a trabajar, a lo que le respondí que no me encontraba en situación porque estoy enferma. Ahí fue cuando me planteó la posibilidad de que dejara sus cosas en el local y él me ayudaba con algo”, comentó la mujer respecto del subarriendo del local, acusando  que ahora el arrendador estaría solicitando a las autoridades legalmente el local.

“Ahora quiere quedarse con mi local y la municipalidad lo apoya. Tiene dos puestos de frutas y verduras afuera de mi local. Yo pedí hora con el alcalde y nunca me la han dado. Mientras que él se encerraba en su oficina en la administración, con el administrador, y ahí conversaban tardes enteras”, comentó.

Aplicación de la normativa
La primera autoridad comunal, Sergio Zarzar, respondió a los cuestionamientos en la aplicación de la ordenanza,  manifestando que el municipio debe actuar de acuerdo a la normativa y que, en este caso, será la justicia la que deberá dirimir la situación de la afectada.

“Nosotros tenemos que ceñirnos por la parte legal. En ese aspecto hay normativas, ordenanzas, por lo tanto uno quiere lo mejor. En el mercado funciona mucha gente, cientos de comerciantes, y funciona bien. Ahora, son casos aislados que hay que ver. Esta es una situación que estaría judicializada y ahí habría que esperar, no es un tema fácil. Cada caso tiene un fondo.  Con los locatarios se llegó a acuerdo hace un par de años, los de Arturo Prat están felices con su techo, entonces siempre estamos dando guiños, señales y gestos para mejorar la calidad de vida de ellos y de su trabajo”,  precisó el jefe comunal.

La idea del municipio, a través de la ordenanza, es abrir todos los locales que hoy permanecen cerrados, para darle nueva vida al mercado y aprovechar los recintos para lo que fueron creados, comerciar productos, y no establecerlos como bodegas subarrendando un bien que no es propiedad de los locatarios, sino que obtienen mediante una concesión.

Comentarios