Pemuco teme aislamiento por nuevo trazado de ruta

Por: C. González / S. Núñez Fotografía: Víctor Orellana 09:50 PM 2017-07-27

Conocida como la “Ruta de la muerte”, por la cantidad de víctimas fatales a consecuencia de accidentes de tránsito, la vía que une Chillán y Yungay está siendo sometida a un estudio de ingeniería por parte del Ministerio de Obras Públicas (MOP), para mejorar su diseño y los estándares de seguridad, en un tramo de 60 kilómetros que pasa por las comunas de Chillán Viejo, San Ignacio, El Carmen, Pemuco y Yungay.

En esta etapa inicial, cuando el MOP recoge opiniones de vecinos sobre las necesidades de los territorios con respecto al trazado de la futura ruta, los alcaldes de las comunas de Pemuco y Yungay esperan que el proyecto se concrete en el mediano plazo y que el año 2019 comience el proceso de expropiación de los terrenos donde pasará la renovada carretera.

Este aspecto preocupa a la primera autoridad de Pemuco, Johnson Guíñez, quien teme que la zona urbana de la cabecera comunal quede aislada al pasar por fuera la ruta, aún cuando prefiere esa opción a tener una carretera que cruce Pemuco.

“Por dentro de los pueblos como Pemuco, Pueblo Seco y Quiriquina, ya no hay espacio para pasar. Van a quedar aislados, como lo que pasó en Bulnes años atrás. Yo prefiero en lo personal que la ruta pase por fuera, porque la verdad es que no hay espacio. Aquí para que pase por dentro tendrían que expropiar a las personas y sus viviendas. (...) Pero independiente de eso, hay que pensar en un futuro, en una carretera que sirva como la que se construyó de Chillán a Cabrero”, sostuvo a Radio La Discusión 94.7.

La inversión requerida para el proyecto superaría los 74 mil millones de pesos, recursos que provendrían desde el Ministerio de Obras Públicas. Su diseño considera evitar la cuesta Quilmo y Pal Pal, incorporar iluminación, barreras de contención y reemplazo de 15 puentes por nuevas estructuras de hormigón.

La idea es que las futuras obras se inicien desde Yungay, plantea el alcalde de esa comuna, Rafael Cifuentes, quien sostiene que el proyecto viene considerándose desde el año 2014, junto con la participación de la comunidad.

“Hemos hecho la petición hace mucho tiempo. Hace poco estuve en dos oportunidades con el ministro de Obras Públicas, porque esta cosa empieza recién el año 2019 con las expropiaciones. Esto queda en el presupuesto 2018-2019. El 2019 tenemos presupuesto para las expropiaciones y el puente, y después tendríamos que esperar siete  años, y será construida al menos en tres etapas. La vuelta Quilmo y Pal Pal ya no existirían, sería todo en línea recta”, comentó el jefe comunal.

De acuerdo a cifras de Carabineros, en los últimos 10 años han fallecido 80 personas en la actual ruta producto de accidentes de tránsito.

Comentarios