La segunda oportunidad que le dio la vida a una chillaneja

Por: Susana Núñez 10:35 AM 2017-07-23

Desde los 21 años la chillaneja Vanessa Lagos Santana tuvo que vivir entre hospitales y medicinas. Su juventud no ha sido fácil al sufrir una hepatitis autoinmune que muchas veces le robaba la energía, pero no las ganas de vivir. Con esfuerzo logró terminar sus estudios de Trabajo Social en el instituto Santo Tomás, y luego comenzó a trabajar en Chillán y en Santiago, sin embargo con solo 28 años tuvo abandonar su trabajo y recibir una pensión, ya que su cuerpo se debilitaba, ya casi no podía levantarse de la cama desde su casa en villa Valle Hermoso, hogar que comparte con su pareja.

El último tiempo tuvo que sortear varios obstáculos debido a su delicado estado de salud, que la llevaron a estar en estado grave debido a que su hígado ya no funcionaba como antes.  Esto debido a que la patología provoca fatiga, dolor articular, náuseas, distensión abdominal, picazón e inapetencia, síntomas que son generados por una inflamación del hígado, que más tarde, en el caso de esta chillaneja, le ocasionó una cirrosis hepática y más tarde una infección pulmonar, lo que empeoró aún más su condición.

Sin embargo, en medio de los malos pronósticos, una luz de esperanza se encendió para esta joven, y tras una larga lucha contra la enfermedad, logró recibir un nuevo hígado proveniente de un hombre de 19 años. La operación se concretó el lunes 10 de julio en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, en una larga jornada que se extendió por 8 horas, y que no estuvo exenta de complicaciones, pero finalmente su cuerpo logró aceptar el órgano y durante estos días evoluciona favorablemente en la Unidad de Cuidados Intermedios, donde ya se prepara para ser trasladada hasta la unidad de Gastroenterología.

Positiva recuperación

Los médicos -cuenta Vanessa- están sorprendidos con la respuesta que ha tenido su organismo frente a su nuevo hígado, ya que la adaptación ha sido muy positiva. “Todos los pacientes son casos distintos, pero están sorprendidos con mi rápido avance. Tuve una operación muy compleja, porque perdí mucha sangre. Quienes se someten a esta cirugía despiertan dos o tres días después, pero yo al otro día ya estaba llena de vida. Pasé pocos días en la Unidad de Cuidados Intensivos” explica.

A pesar de las dificultades a las que tuvo que enfrentarse producto de su patología, la joven se manifestó agradecida, ya que las cosas se dieron fácilmente, a diferencia de lo que ocurre con otros pacientes que esperan largo tiempo para acceder a un trasplante, e incluso algunos de ellos pierden esa batalla. “He sido muy afortunada desde un principio, ya que la vida nos ha llenado de bendiciones. Al darse todo tan rápido y de la forma que tenía que ser, no fueron ni tres semanas. El último periodo antes del trasplante fue complejo, ya que no tenía las condiciones de salud para seguir ejerciendo mi profesión (Técnico en Trabajo Social), pero ahora me siento llena de luz y energía para realizar un proyecto independiente”, expresó.

Sus cercanos fueron un pilar fundamental para sobrellevar la enfermedad. Su hermana, Carla Lagos Santana valora la oportunidad que ha recibido Vanessa. “Estamos más aliviados y contentos. Nosotros somos adventistas, por lo tanto, siempre confiamos 100% en Dios. Cuando mi hermana estuvo muy mal, en la UCI, nos hablaron de lo peor, pero gracias al Señor, en la tarde, estaba sentada y sin oxígeno. Para nosotros fue un tema delicado, porque cuando recién se enfermó la idea del trasplante la asumimos con una postura de que la vida la da y la quita Dios, pero después te das cuenta que Él se puede manifestar de muchas maneras”, comentó.

Cifras

De acuerdo a una estadística reciente del Ministerio de Salud, durante el periodo enero-junio de 2017 se efectuaron un total de 253 trasplantes y se registraron 96 donantes en el país, mientras que en el mismo periodo en 2016 la cifra fue menor, es decir 156 trasplantes y 62 entregas. Los trasplantes renales lideraron las cifras este año con 160, en segundo lugar, los hepáticos con 57 este año, seguido por los cardíacos (18), pulmonares (11) y finalmente de páncreas (7).
 

Comentarios