Zarzar promueve “plan B” para edificios en Schleyer

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 08:30 PM 2017-05-23

Terreno propuesto tendrá conectividad agregada una vez que se expropie apertura de calle Schleye al oriente. 

El proyecto es para familias de la excooperativa Ángel Gabriel.

La municipalidad entregó el terreno de Schleyer al Serviu a cambio de lograr el control del edificio municipal y el teatro, el año 1980.

La Municipalidad de Chillán seguirá insistiendo, ante el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), respecto de las bondades de un terreno ubicado en la calle Manuel Plaza, en las cercanías de Huambalí, para levantar ahí el conjunto de cinco edificios que estudia la entidad estatal para beneficio del grupo habitacional Nueva Esperanza.

El alcalde Sergio Zarzar manifestó hoy que espera reunirse en el corto plazo  con el director provincial del Serviu, Óscar Crisóstomo, con la finalidad de manifestarle los atributos del terreno, que también es propiedad del organismo dependiente del Ministerio de Vivienda.

Esto tras la polémica generada luego que el Serviu eligiera construir cinco edificios de departamentos en un terreno de 3.500 metros cuadrados ubicado a un costado del Cesfam Isabel Riquelme,  que le pertenece desde el año 1980, tras una permuta con la Municipalidad de Chillán. La controversia se generó luego que vecinos se opusieran al proyecto, pidiendo que el terreno, de los últimos retazos que quedan de la donación de nueve hectáreas en 1929 para hacer un parque por parte de Juan Schleyer, sea usado como área verde.

El complejo inmobiliario para 100 familias fue consensuado entre el Serviu y personal municipal e incluso el anteproyecto obtuvo el visto bueno de la Dirección de Obras Municipales el 6 de abril de este año.

Tras esa aprobación al Serviu le restaría entregar el proyecto definitivo. Eso es lo que busca evitar ahora el municipio, intentando convencer a la repartición de la necesidad de construir los edificios en otros terrenos ubicado más al oriente del anterior. Dado que el Serviu tiene todas las atribuciones necesarias para levantar el conjunto residencial,  lo único que puede evitar su desarrollo es que la misma entidad tome la decisión política y técnica de trasladar el proyecto al sitio planteado por el alcalde.

Más grande y céntrico
Se trata en este caso de un paño de más de 4.000 metros cuadrados ubicado en Manuel Plaza, a metros de la Avenida Huambalí que próximamente será remodelada, con acceso al centro, a supermercados y a diversos servicios.

Zarzar agregó que si bien en la actualidad tiene una vialidad limitada, pues al llegar a Huambalí Manuel Plaza se estrecha a solo una vía, está contemplada la expropiación de una serie de viviendas existentes debido a la remodelación en el mediano plazo de Huambalí.

“Debemos buscar otras alternativas para los edificios de departamentos. Es muy bueno que el Serviu construya viviendas para el comité habitacional y felicito a ambos. Pero tenemos que entender que esto es un tema de ciudad,  el Parque Schleyer viene desde hace casi 90 años y estos departamentos son recientes”, explicó.

La autoridad destacó que “el terreno de Manuel Plaza tiene más de 4.000 metros cuadrados, es mayor que el otro terreno, por lo que habrá alternativas de crear un conjunto con mayores espacios interiores. Además las personas podrán estar a unos 50 metros del supermercado Líder y hay además un banco (Chile) muy cerca”.

El sector cambiará en el futuro en materia vial, pues la Avenida Huambalí tendrá una nueva configuración, que la haría desembocar en 5 de Abril según los planes del Ministerio de Transportes. 

El sector además se vería favorecido por la apertura definitiva de la Avenida Schleyer hacia el oriente, luego de que se resuelva la expropiación que mantiene pendiente el municipio en terrenos que hoy la Clínica Chillán usa de estacionamientos.

Pese a la propuesta, el director del Serviu, Óscar Crisóstomo, comentó: “nosotros seguimos trabajando el proyecto original que tenemos comprometidos con el comité de vivienda, el cual asegura integración social. Con respecto al otro terreno, hay que evaluar bien técnicamente la factibilidad del loteo”.

 

Comentarios