Multitud despidió a familia fallecida en accidente de tránsito

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Victor Orellana 10:05 PM 2017-05-06

La parroquia San Vicente tuvo que pedirle prestado un lugar a la vereda, en la calle Arturo Prat. Y como los minutos atravesaran el límite de las 16.00 horas de este viernes, la Plaza San Vicente también debió transformarse en un anexo eclesiástico para poder albergar a la gran cantidad de personas que llegó a despedir a la familia Martínez Meneses, fallecida en un estremecedor accidente carretero, el miércoles pasado en la Ruta del Itata.

Esta vez la multitud no habló del accidente en que el Kia Sorento en que Rafael Martínez, Andrea Meneses y sus hijos Clemente y Agustín, (el único superviviente del siniestro) colisionara frontalmente con un camión.

Tampoco se habló de las críticas a las bajas garantías de seguridad que ofrece la cuestionada ruta, ni de las hipótesis policiales.

Solo hubo preguntas incontestables que apuntaban a lo irracional que parece la partida de un matrimonio tan joven y la de su hijo de solo seis años.

Quien ofició la misa fue el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, quien recordó que la partida fue antecedida por la Pascua de Resurrección y los mensajes que entregó Jesús en aquellos pasajes del Testamento que lo vincularon con la muerte y el duelo.

Rodrigo Avendaño,  director del Hospital Herminda Martín, lugar de trabajo de ambas víctimas, dijo ante los feligreses que “es difícil para quienes trabajamos en salud, que a veces creemos que estos conocimientos nos hacen impermeables, pero es en estos momentos en que nos damos cuenta que somos frágiles y efímeros”.

Finalmente el capellán evangélico de la PDI, Sergio Morales, quien además es tío de Alfredo Martínez, lo recordó como “una persona muy buena, siempre pendiente de ayudar, de hecho era parte de la Brigada de Emergencia del hospital. Hablaba con la mirada, desde niño, y eso también lo heredó Clemente. Tal vez en algunos años entenderemos el porqué de esta partida”.

Tras la misa los restos fueron sepultados en el Cementerio Parque Las Flores, ante autoridades políticas, de la PDI, Bomberos, Carabineros y compañeros de colegio y trabajo.

Comentarios