Piden el fin de los estacionamientos en el Patio Los Naranjos

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 10:35 PM 2017-04-01

La falta de pintura y el desprendimiento de parte del revestimiento de sus muros, impresionan como piel con estrías.

Graffitis, rayados de plumón en las columnas, suciedad y un mural que no tiene relación alguna con el racional estilo moderno de los edificios públicos le dan un aspecto lamentable al Patio Los Naranjos, al interior del edificio que alberga la Gobernación y Corte de Apelaciones, quizás el  más importante de la provincia junto a la Catedral.

Y si hay aún belleza innegable en sus bien mantenidos jardines y sus altos árboles, la cualidad queda oculta tras un muro masivo de automóviles que utilizan lo que pudo ser una joya urbana, debido a la explotación de su calle circular por parte de la ANEF como playa de estacionamientos. Sí, los funcionarios que trabajan en el edificio pagan $12 mil mensuales al organismo gremial por aparcar en el lugar.

El tema ha sido polémico. Y en el debate estaba instalada la idea de que esa calle, que rodea el Patio Los Naranjos, era vía pública, lo que hacía cuestionar el convenio entre la ANEF y la Gobernación que permite el cobro y uso exclusivo de esos estacionamientos.

La realidad es que no se trata de un bien público, sino que “es de propiedad de Essbio, otra parte es del Serviu y apenas un 10% le corresponde a la Gobernación”, explica el gobernador Álvaro Miguieles, quien zanja el debate advirtiendo que “si bien el acuerdo que hay hace años con la ANEF es informal, no por eso no debe ser respetado. Además doy fe del buen uso del dinero que la asociación ha hecho”.

¿Cómo sumar el espacio a la ciudad?

La autoridad provincial de todas formas se presenta a favor de recuperar el espacio para la gente. “Se ha invertido en luminarias, se pintaron las paredes con una pintura lavable de modo que cuando se realice alguna suerte de expresión gráfica no autorizada, estas se pueden limpiar inmediatamente”, informó.

Miguieles recordó el trabajo que además realizó la PDI y Carabineros, que permitió erradicar un foco de microtráfico, y se han  mantenido a raya las pasiones de algunos estudiantes  que fueron objeto de constantes reclamos de transeúntes y usuarios del lugar.

Origen y futuro

Fue tras el terremoto de 1939 que en Chillán se dieron cita los mejores arquitectos y estudiantes de la disciplina de Chile para planificar una ciudad ejemplar, pensada para la gente y articulada totalmente.

Chillán tendría diagonales, esquinas redondeadas y el centro cívico partiría, como el Paseo Bulnes que llega hasta La Moneda, en Santiago, en la plaza de la Gobernación, edificio que por estilo era parte de una colección arquitectónica que se completaba con la municipalidad, el Obispado, la estación de trenes, Bomberos, los liceos Marta Brunet y Narciso Tondreau y el Teatro Municipal, por nombrar a los más emblemáticos.

El Patio Los Naranjos pretendía extenderse hacia Gamero por el norte,  y su continuación natural por el sur remataría en la Plaza de Armas, generando un eje cívico.

“Sin embargo esa idea suponía la expropiación de muchos terrenos y la gente naturalmente se opuso”, explica el arquitecto Claudio Martínez, para quien aún hay tiempo de rescatar este espacio.

“Lo que propongo es hacer estacionamientos subterráneos, liberar la explanada y hacer incluso un anfiteatro, proyectar el patio hacia la Plaza de Armas y dejar ese tramo como paseo peatonal”, es su idea.

Para el arquitecto Horacio Torres “rescatar ese espacio es una deuda de todos, superar el mal uso interno, realizar un tratamiento completo, pero dejarlo como un espacio abierto, que es para lo que fue concebido. Lo que propongo es que se empiecen a recibir ideas, buenas ideas, estudiarlas y llevarlas a cabo y convertir el lugar en un patio para el disfrute de todos y proyectarlo a la Plaza de Armas”.

Una posta que tímidamente ha comenzado a analizar la Municipalidad de Chillán, que en el contexto de la remodelación del centro cívico, ha planteado de idea de conectar la Plaza de Armas con el Patio Los Naranjos. En este minuto el proyecto de diseño se afina para buscar financiamiento del Gobierno Regional.

Comentarios