Close

Demócratas acusan a Trump que se creyó “rey” y abusó de forma flagrante del poder

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se creyó un “rey” y abusó “de forma flagrante” del poder para obtener ventajas políticas, afirmó la oposición demócrata el jueves en el segundo día de argumentos contra el mandatario en el juicio político en el Senado.

Los demócratas de la Cámara Baja que actúan como fiscales presentaron la evidencia del primero de los dos artículos por los que es acusado el líder estadounidense, desmantelando las afirmaciones de los republicanos de que Trump no hizo nada malo al solicitar ayuda electoral a Ucrania el año pasado.

Ante 100 senadores que actúan como miembros del jurado, los fiscales reprodujeron viejos videos en los que dos de los defensores más cercanos del presidente dijeron que el abuso de poder es un delito claro y flagrante, lo que perfora un argumento clave de la Casa Blanca de que la Constitución de Estados Unidos requiere un delito específico para destituir a un presidente.

“El presidente Trump usó los poderes de su oficina para solicitar a una nación extranjera que interfiera en nuestras elecciones para su propio beneficio personal”, dijo en el Senado el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, uno de los fiscales del juicio político.

“El presidente ha violado reiterada y flagrantemente su juramento… La conducta del presidente es incorrecta. Es ilegal. Y es peligrosa”, subrayó. Y agregó que “la acusación es la respuesta final de la Constitución a un presidente que se confunde con un rey”.

Después de Nadler, Sylvia Garcia, otra de las demócratas encargadas, ahondó en cómo Trump presionó a Ucrania por motivos “puramente políticos”, e insistió en que no había evidencia para probar que Trump, como él dice, investigaba legítimamente actos de corrupción.

El jueves los demócratas se centraron en los aspectos legales y constitucionales del caso. Tras la discusión sobre la instauración del juicio, los demócratas planean utilizar la sesión del viernes para discutir el segundo cargo: la obstrucción al Congreso.

Será el último día de acusaciones antes de que la defensa de Trump tome el podio del Senado de sábado a martes.

La oposición busca romper la unidad republicana para destituir al presidente, una batalla cuesta arriba dada la mayoría 53-47 de los partidarios de Trump en el Senado.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top