Close
Radio Radio Radio Radio

Cuarentena total en Chillán y Ch. Viejo comienza a mostrar sus primeros efectos

Mauricio Ulloa

La Región de Ñuble ocupa el décimo lugar con casos activos de Covid-19 a nivel nacional de acuerdo a información proporcionada en el último informe epidemiológico, número 91, del Ministerio de Salud.

De acuerdo a ese reporte, que considera casos infectantes, aquellos casos confirmados por examen PCR y probables, la región presenta 1.078, mientras que el informe diario del Minsal emitido este jueves indica que los casos activos se contabilizaron en 775. Las regiones que encabezan la estadística son Metropolitana (6.333), Los Lagos (4.277) y Biobío (3.187).

A nivel local las comunas con mayor concentración de casos capaces de transmitir el virus, de acuerdo al informe epidemiológico semanal, son Chillán (525), San Carlos (113), Chillán Viejo (64), Bulnes (49) y San Ignacio (40).

En la actualidad, Chillán y Chillán Viejo continúan hace casi dos semanas con cuarentena total, mientras que San Carlos desde el jueves 28 de enero. En tanto, Quillón, Quirihue, Bulnes y San Ignacio transitan en fase 2 del Plan Paso a Paso, con confinamiento general los fines de semana y feriado. Portezuelo se sumará a las comunas en etapa de Transición a partir del sábado 6 de enero. El resto de las comunas de Ñuble se encuentran en fase 3, pero con riesgo de retroceder, tal como lo han advertido las autoridades locales, quienes han llamado a reducir la movilidad y a respetar las medidas sanitarias para evitar nuevos contagios.

Por su parte, la seremi de Salud, Marta Bravo, indicó en el balance regional efectuado esta semana que el confinamiento sería solo por cuatro semanas, según establecen las recientes modificaciones realizadas al Plan Paso a Paso. “Lo que tenemos en este momento como información oficial es que máximo cuatro semanas duraría la cuarentena”, aclaró.

A juicio del investigador en Salud Pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, la restricción comienza a rendir sus primeros efectos en el control del Covid, pues afirma que hay indicios de una estabilización del crecimiento de la pandemia.

“Mi impresión es que la cuarentena si está funcionando en Chillán, y eso es lo que dice tanto la velocidad de transmisión como el número de infectados, por ahora el mensaje es cuidarse, mantener la distancia y no relajarse. Sin duda estas son buenas noticias pero buenas noticias relativas, porque estamos viendo una tendencia de decrecimiento y ojalá que se mantuviera porque si sigue disminuyendo así es posible que veamos un efecto mayor de la cuarentena”, sostiene.

Indicadores de la pandemia

De acuerdo a la plataforma ICovid Chile, algunos de los indicadores que demuestran un leve descenso de la pandemia son la cantidad de contagios por cada 100 mil habitantes. Esta semana Ñuble tiene cerca de 20 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que la semana pasada el promedio fue de 23 casos por 100 mil habitantes. “Es decir había un poco más de casos”, dice.

El experto de ICovid Chile agrega que el indicador de transmisión (R), que es el número de reproducción del virus e indica que tan rápido está creciendo la pandemia, presentó una leve variación pues la semana pasada marcó 1.1 y esta semana es de 1.

“Todas estas cosas te van diciendo que la pandemia está empezando a frenarse en Ñuble pero sigue con un alto nivel de contagio, eso lo que quiere decir es que se está empezando a frenar el crecimiento que tiene, ya se le ve un freno. El crecimiento más fuerte fue en la época de las fiestas, en Navidad y Año Nuevo, y esos contagios que vimos, todas esas aglomeraciones de personas, reuniones familiares y celebraciones se ve después, tiene un rezago de aproximadamente 10 días y esos fueron los casos fuertes que vimos a comienzo de enero, y ahora vemos que está empezando a detenerse de a poco el crecimiento de la pandemia. Chillán y Ñuble están un poquito mejor que la semana pasada respecto a la cantidad del número de infectados”, reitera.

La capacidad hospitalaria es el indicador que genera mayor preocupación porque ha sido constante la demanda de camas críticas, situación que se vive en Ñuble y se replica en el resto de las regiones del país.

“Lo que es preocupante es el porcentaje de ocupación en camas UCI, es muy alto. La semana pasada estaba en 89% el promedio y ahora está en 94% el promedio de la última semana. Está bajando el número de infectados levemente, no está creciendo tan rápido la pandemia ya se está estabilizando el crecimiento, y sin embargo, el uso de camas UCI sigue subiendo porque la gente se infecta, después pasa un tiempo con síntomas, después se va poniendo más grave, entonces ese crecimiento que vimos en enero de la pandemia ahora lo estamos empezando a ver en hospitalización y probablemente lo vamos a ver en fallecimientos”, explica Undurraga.

“Diría que la mayor preocupación de Ñuble hoy es la disponibilidad de camas críticas, eso es muy grave, complicado y está aumentando, hay que recordar que el ministerio tiene este sistema centralizado de camas y puede cambiarlas de región a región, sin embargo, el país en general está con un nivel muy alto en uso de camas UCI. El promedio del país es de 92.5%, eso quiere decir que independiente de que esté centralizado el uso de camas no hay mucho espacio para mover a los pacientes”, agrega.

El investigador en Salud Pública indica que también existe un aumento en las camas críticas usadas por pacientes con coronavirus.

“De esas camas también ha aumentado el porcentaje de camas que están siendo usadas por pacientes Covid, la semana pasada era de 53% el promedio y esta semana es de 61%, entonces tenemos un aumento en la demanda de camas críticas y además un aumento en la demanda de camas por Covid que es consistente con el aumento que estamos viendo con el aumento de la pandemia”, señala.

Respecto a indicadores como la positividad de los test PCR, esta se encuentra en 8%, marcando una variación ya que la semana anterior fue de 9%. La cantidad de test por cada 1.000 habitantes sigue siendo alto, alrededor de 20 y era de 18 hace una semana, en testeo Ñuble está bien.

En base al análisis de los indicadores ICOVID Chile, al 31 de enero, Catterina Ferreccio, epidemióloga y académica del Departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica, considera que Ñuble estaría mostrando una clara mejoría en su situación epidemiológica, por lo que espera que se mantenga esa tendencia.

“Mejoría clara de la tasa de transmisión desde el 18 de enero, llegando a niveles de R efectivo menores de 1 el 29 de enero”, señala.

La especialista destaca que la carga de casos por 100.000 habitantes llegó al máximo el 16 y el 25 de enero, desde ahí empezó a bajar rápidamente pasando de 30,4 a 23 casos por 100.000 habitantes.

“La positividad del PCR está alta, pero ha bajado del 10% el 21 de enero al 8 % el 28 de enero. Los test por 1.000 habitantes van subiendo”, añade.

Texto: Susana Núñez | Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/