Close
Radio Radio Radio Radio

Crisis económica golpea a instructores de deportes de contacto

“El boxeo yo creo que no volverá al ring hasta que aparezca una vacuna. Yo me he visto complicado, porque hacía un taller municipal y era por tres meses, después quedaré cesante”, confesaba hace unos días a La Discusión, Francisco Corvalán, instructor de boxeo en el Club Olimpo.

La actividad boxeril está congelada tras el avance de la pandemia del Covid-19, pero Corvalán no es el único instructor de deportes de contacto que está sufriendo los embates de la crisis económica.

Álvaro Valencia, instructor de taekwondo poomsae, revela que en su gremio, son varios los que luchan para sobrevivir con gimnasios y escuelas cerradas.

“Nos ha pegado fuerte porque no podemos seguir entrenando en nuestras escuelas o academias donde teníamos nuestras fuentes laborales para entrenar a nuestros deportistas y formar a los más pequeños. Lamentablemente, estamos en el limbo donde no calificamos en ninguna parte para las medidas económicas del Gobierno o las opciones crediticias a través del Fogape.

Traté de postular a este crédito con fondo de garantía del Estado y recibí un rotundo no. No somos negocio para la banca y se nos complica bastante”, revela.

Álvaro Valencia, que sostiene reuniones vía zoom con otros profesores que arriendan recintos donde montan sus gimnasios, recalca que solo han desarrollado algunas clases vía on line, que han tenido buenos resultados con los niños porque los libera del estrés que genera el encierro.

Estigma

Valencia confiesa que pesa sobre los gimnasios un estigma instalado luego que la pandemia en Chillán se expandiera a través del brote surgido en esta clase de recintos.

“Entendemos el riesgo y la virulencia que tiene el virus, pero como gremio estamos dispuestos a seguir todos los protocolos sanitarios. Necesitamos ayuda de la autoridad para ver soluciones a corto plazo”.

En este sentido, se reunieron el 23 de abril con la Seremi del Deporte Javiera Muñoz y el Director (s) del IND Ñuble, Marcelo Zapata.

“Estamos pidiendo una ayuda directa del Ministerio del Deporte porque sabemos que si no nos llega una ayuda directa muchos gimnasios tendrán que cerrar porque no se pueden pagar arriendos, ni honorario. Necesitamos una ayuda, no podemos desaparecer por los deportistas y nosotros mismos”, insiste.

Por eso le plantearon al IND de Ñuble la opción de visar una transferencia de fondos anticipada de programas congelados o del Fondeporte.

“Esos recursos están paralizados, pero nosotros también somos parte de ese grupo afectado económicamente y que dependen del deporte. Puede hacerse una transferencia directa a los clubes deportivos, entrenadores, porque somos los artesanos los que formamos a los deportistas. Sin los artesanos, el deporte muere, ya que los deportistas también crecen con el esfuerzo de sus entrenadores y todo el equipo multitudinario. El foco se pone solo en el deportista y no en el entrenador que realiza la formación”, sentencia esperando una respuesta del IND Ñuble.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/