Close
Radio Radio Radio Radio

Universidad del Alba se reorganiza en Chillán y suma nuevas carreras

En un proceso de cambios y reestructuración se encuentra la Universidad del Alba, ex Universidad Pedro de Valdivia, que desde julio de este año cambió más que su nombre, ya que desde que su sede central en Santiago fuese siniestrada por un incendio durante el estallido social, esta cambió de dueño, su administración, la visión y misión que tienen en el país y Ñuble.

El rector de la casa de estudios, Rafael Rosell Aiquel, de visita en Chillán entregó los pormenores de la decisión de todas las modificaciones y el enfoque que esperan expandir en Ñuble, y en las cuatro ciudades de Chile en la que está presente -Santiago, Antofagasta, La Serena y Chillán- donde recibe en sus aulas a más de 6 mil estudiantes en formación.

En Ñuble se encuentra en la creación de la red Alumni Udalba, para generar una interconexión entre alumnos que comienzan con quienes ya son profesionales de las carreras que imparte. Acreditadas como Enfermería y Odontología, y otras que están en proceso de evaluación por parte del Consejo Nacional de Acreditación.

-¿Cuál es la razón del nuevo nombre? ¿Qué significa?

-El 8 de noviembre de 2019,  en medio de la insurrección que se genera en Santiago y en todo el país, nos quemaron la casa central de la universidad, era la casona Schneider construida en 1915, el tercer piso de esta cae encima de mi escritorio y verla en llamas produjo mucha frustración, impacto, dolor, tristeza. En ese momento se genera una situación de desesperanza, de qué íbamos a hacer, hubo algunas voces que incluso pensaron que era necesario terminar con la universidad. Entonces un grupo de académicos nos pusimos de acuerdo y entendíamos que era necesario sacarla adelante. Por lo tanto, allí hubo un momento de profunda oscuridad que vivimos y que entendíamos a través de la esperanza empezaba a iluminarse. Y qué mejor que después de una oscura noche venga el amanecer, el alba, la resurrección, una nueva mirada, por eso se llama Universidad del Alba. Tiene un sentido muy profundo de resiliencia y entender que después de algo malo puede venir algo bueno.

-¿Cómo ha sido la transición de una universidad a otra?

-En agosto del 2020 se firma un acuerdo con los ex dueños de la universidad, que eran los mismos del preuniversitario Pedro de Valdivia, y ellos se van. Por lo tanto, la transición no es solamente de nombre, sino que la propiedad de la casa de estudios, hoy somos los académicos y la comunidad universitaria la dueña de la misma. Por esto, no hay controladores, no hay empresas detrás y la transición implica que todos los que trabajamos tenemos en claro el deber de sacarla adelante y eso también significa una mirada hacia la calidad, que es fundamental y necesaria para nosotros, y el rigor académico. Desde un punto de vista financiero estamos totalmente equilibrados, tuvimos excedentes el año pasado y este año se espera que sea el doble, y todo esto va a inversión de la propia universidad. Creo que eso es una diferenciación importante de cómo estaríamos mirando la universidad.

-¿Cuáles son las proyecciones en Ñuble? ¿Se incluirán más carreras?

– Para nosotros lo primero es profundizar las raíces que tenemos con Ñuble, llegar con programas que sirvan efectivamente a la región. Incorporaremos ahora Tecnología Médica, porque se abrirán centros de salud que van a requerir a estos profesionales, y también Ingeniera Ambiental, ya que es una región que necesita el cuidado del medio ambiente, y creemos que necesita personas que puedan gestionar adecuadamente la situación o el desafío ambiental que tenemos hoy en el planeta pero especialmente en esta preciosa región.

– En esta nueva reestructuración, tanto administrativa como económica, ¿está en los planes expandirse a otras ciudades de Chile?

-Hasta este momento son nuestras cuatro sedes las que queremos potenciar: Santiago La Serena, Antofagasta y Chillán. La idea es lograr todos aquellos estudiantes que no han tenido oportunidad de sacar una carrera universitaria por alguna u otra razón, lo puedan hacer con nosotros.

-¿Cómo es el sistema de ingreso a la Universidad del Alba? 

-Nosotros generamos un sistema de admisión distinto al resto de las universidades, que yo denomino inclusivo, pero selectivo también. Tiene tres fases: primero una entrevista personal por parte del director de carrera, de alguno de los profesores, con el objeto de determinar el nivel de compromiso y vocación que tenga la persona con la carrera que quiera estudiar, y una carta que tiene que enviar el futuro estudiante diciendo por qué quiere estudiar la carrera y por qué en esta universidad. En segundo lugar, hacemos un test de inteligencia fluida, es muy importante porque nos permite saber si el estudiante futuro puede resolver problemas sin conocimiento previo. Y por último, hacemos un test que mide la forma del aprendizaje del estudiante, como entendemos que vamos a tener estudiantes con grandes brechas, entonces necesitamos saber cómo aprende para entregarle la formación, la guía, el seguimiento y el apoyo adecuado para que pueda rendir al máximo posible. Es una mirada bien innovadora y por más todavía entendemos que podemos iluminar mucho a Chile. 

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top