Close
Radio Radio Radio Radio

Seremis, gabinetes y servicios estarán bajo la lupa del nuevo delegado

El nuevo delegado Presidencial Regional de Ñuble, Gabriel Pradenas Sandoval (RD), asumió el pasado jueves, y no está dispuesto a perder tiempo.

Luego de una sincera conversación con la ministra del Interior, Carolina Tohá, tiene muy claro que viene a representar al gobierno en este nuevo ciclo político, y a colaborar en la materialización de ciertos proyectos que hoy se encuentran en el congreso: pensiones, salud, y seguridad.

“Hay una diferencia entre lo que la gente percibe y los hechos reales de violencia. Si bien la violencia que estamos viendo no es la acostumbrada, y Ñuble no se puede comparar con otras regiones en cuanto a intensidad de los delitos, tenemos el deber de hacer la bajada local para ver las particularidades de cada hecho”, aseveró.

[bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Son varios los ejes encomendados por la ministra Tohá al delegado Pradenas.

Primero, mantener un clima político en la región. “El llamado es a hacer una articulación comunicacional y en los hechos con los alcaldes, concejales, cores, el Gobierno Regional y por supuesto, los parlamentarios. Los incluyo a todos, porque las demandas ciudadanas son transversales, aquí no podemos tener dobles lecturas con los diputados y senadores sobre seguridad, pensiones o empleo, es un problema que tenemos que atender con sentido de urgencia, y como gobierno pondremos todas las condiciones de diálogo para sacar adelante estos proyectos. Mi misión es discutir, conversar, socializar y llevar estos temas al congreso, para que puedan prosperar”, sostuvo.

Otro pilar pasa por la estructura táctica del nuevo ciclo político.

“Esto nos demanda una articulación territorial arraigada en los representantes populares, quienes tienen los votos. Están los parlamentarios, los gobiernos regionales y los municipios, quienes tienen un mandato ciudadano, y nosotros debemos hacer carne de ese mandato. Debemos articularnos con las 21 comunas y todas las autoridades electas, no solo para materializar la agenda legislativa, sino también levantar información”, dijo.

El tercer elemento tiene que ver con los énfasis comunicacionales. Pradenas inicia su gestión con toda la libertad para marcar su sello: seguridad, trabajo y economía.

– En el ámbito de la articulación política de su coalición en la región, ¿Cuál será su rol?

– Yo ya tomé contacto con los presidentes de partidos, tanto de Apruebo Dignidad como de Socialismo Democrático, y me brindaron su total respaldo. Asumo con mucha responsabilidad y sentido de urgencia este desafío, y mi rol se verá materializado a través de la coalición oficialista, pero también con la capacidad de mantener y fortalecer un clima en el que la ciudadanía pueda ver cumplidas sus demandas más inmediatas. Soy de las personas que cree que si a los alcaldes, al gobernador y a esta delegación junto a los seremis les va bien, al país le irá bien.

Cambios y ajustes

– A diferencia de su antecesor, Claudio Ferrada, que le tocó instalar el gobierno en la región, ¿Viene usted con mayores atribuciones para efectuar cambios o ajustes en el gabinete regional y en los diferentes servicios?

– En este punto he sido bastante transparente. En este nuevo ciclo político hay diferencias respecto del anterior. Yo agradezco mucho la gestión realizada por mi antecesor en cuanto a instalación, fue algo complejo, y su trabajo fue bastante quirúrgico, dentro de las capacidades de Ñuble, teniendo en cuenta que somos una región nueva, nacimos con un déficit de dotación en varios servicios, diagnóstico del que tenemos que hacernos cargo. Respondiendo la pregunta, tengo que hacer evaluaciones particulares de cada una de las carteras, tengo una difícil tarea para poder generar ciertos equilibrios no solo entre los seremis, sino también en los gabinetes de estos y en las direcciones regionales de los servicios. Tengo próximamente una reunión con la ministra, tendré que hacer ciertos alcances y diagnósticos sobre las cosas que queremos implementar, hay una línea clara al respecto.

– ¿Habrá un plazo para ejecutar este proceso?

– Tenemos un ‘deadline’ que va a estar principalmente situado en dos o tres etapas. La conversación fluctúa entre la agenda regional, más la agenda nacional y la articulación que tenemos que hacer con distintos ministerios, por lo tanto, haré un primer alcance el próximo viernes, cuando me reúna con la ministra, y posiblemente otros ministros. Yo llevaré una evaluación y recogeré también la de los ministros. Porque no es justo evaluar una cartera de Ñuble con otra, porque las condiciones son muy distintas. Ya se generó una hoja de ruta para lograr un sistema que entregue una evaluación respetuosa, y por sobre todo, justa. Mi opinión será sobre aspectos técnicos, medibles, homologables con otras regiones. Lo importante es que la ciudadanía esté en constante comunicación con lo que pasa, y eso merece un trabajo exhaustivo y que toma tiempo, pero que da buenos resultados.

– ¿Podrían variar los equilibrios políticos en el gabinete regional, precisamente por este nuevo ciclo político?

– Sí, efectivamente, hay que potenciar un abanico de colores. No obstante, es un tema que articularé con la coalición, con el oficialismo completo, porque si bien es una decisión en la que tengo alcance, y en el momento que tenga que tomar decisiones lo haré sin que me tiemble la mano; también entiendo que el oficialismo debe tener una voz y una bajada local, para poder articular en función de nuestros propios objetivos, y que tributen al gobierno central y al programa de gobierno.

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top