Close
Radio Radio Radio Radio

Reabren hotel Termas Chillán tras 22 meses de pandemia

Tras permanecer 22 meses cerrado debido a la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, el próximo 30 de diciembre reabrirá sus puertas el hotel rebautizado como “Termas Chillán”, hito que se coronará con una cena de Año Nuevo la noche del 31 de diciembre, según anunció ayer el gerente general del hotel, José Francisco Muñoz Benavente.

Como se recordará, el hotel -propiedad de ICC Inmobiliaria, del grupo Harding- fue remodelado completamente entre 2018 y 2019 luego que la familia Giner (Somontur) entregara la administración a fines de septiembre de 2018 (ya había vendido la propiedad en 2013).

En su reinauguración, el 28 de junio de 2019, se mostró un hotel renovado, dado que se conservó solo la estructura exterior del edificio de siete pisos y del área que albergó el casino de juegos, y se modificaron todos los interiores, incorporando una decoración de montaña, “con un diseño bastante moderno, utilizando materiales nobles, como madera y piedra, donde el arquitecto trató de traer el bosque al interior del hotel”, así como también se modernizó la infraestructura, destacando el uso de energías más limpias, como el gas y la electricidad, en reemplazo de la leña y el petróleo.

Muñoz recordó que el hotel estuvo operando hasta marzo de 2020, cuando irrumpió la pandemia, y pese a dos intentos por reabrir, en el verano de 2021 y en el invierno de 2021, el ejecutivo explicó que no se pudo concretar porque no se dieron las condiciones que aseguraran una viabilidad económica mínima para su operación, debido a que “nadie nos podía garantizar que íbamos a estar en Fase 3, que es la fase mínima con la cual el proyecto se hace viable económicamente, lo que fue bastante acertado porque después Pinto descendió a Fase 2. En el caso del invierno ocurrió lo mismo, no había certezas de mantenerse en Fase 3 y, además, el cierre de fronteras implicaba que no tendríamos a los pasajeros extranjeros, que representan más de la mitad del flujo en esa época del año”.

Expectativas positivas

El gerente del hotel detalló que funcionará durante el verano, luego cerrará en marzo y volverá a abrir en junio, de cara a la temporada de invierno 2022, tras lo cual se evaluará la situación sanitaria para continuar operando durante el resto del año.

“Teníamos muchas ganas de operar nuestro proyecto, es un proyecto muy bonito en el que se hizo una inversión importante, nuestro ADN es de empresarios, y queremos tomar el desafío de avanzar, estar casi dos años sin operar era muy malo para la marca, para nuestra presencia en la industria turística, y afortunadamente, se dieron las condiciones de estabilidad en materia sanitaria, hemos estado entre Fase 4 y 3”, reconoció.

Asimismo, se mostró optimista respecto a la demanda. “Para este Año Nuevo estamos llenos y estamos viendo que se están cumpliendo nuestras expectativas para enero y febrero. Creo que el dólar alto y la variante Ómicron contribuirán a que muchos chilenos decidan viajar dentro del país”, sostuvo.

Y destacó la inversión en capital humano para brindar seguridad sanitaria: “Nos hemos preocupado mucho de capacitar a nuestro personal -esperamos contar con 140 colaboradores- en los temas Covid, tenemos protocolos específicos para cada área del hotel, hemos implementado señalética, entre otras medidas”.

El hotel ha adherido a los sellos de salud e higiene Safe Travels, de la World Travel and Tourism Council (WTTC) y a los sellos emitidos por el Sernatur, los que garantizan el íntegro cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Muñoz agregó: “vamos a inaugurar una cafetería y se completó el proyecto de paisajismo. En esta temporada estamos debutando con un nuevo chef, el mexicano Manuel Menchaca”, quien ha desarrollado su carrera en México, Francia y Holanda, lleva 10 años avecindado en Chile. Basa sus preparaciones en la búsqueda y selección de los mejores productos locales, lo que ha desarrollado sinergias con micro productores cercanos al hotel que proveen mermeladas, charcutería, carnes, entre varios otros productos, permitiendo desarrollar una economía circular y el desarrollo de pequeños negocios.

Nuevo diseño

La arquitectura interior del hotel inspirada en el bosque que lo rodean resalta el uso de la madera, las piedras del propio valle y el cobre chileno. “Construir un diseño que incorpora lo natural, abstraer sus morfologías para traer el paisaje al interior y mimetizarse con el entorno fue la base que inspiró el trabajo arquitectónico”, comentó Rodrigo Caldera, el arquitecto a cargo del proyecto.

El interiorismo del hotel y de sus 109 habitaciones fue desarrollado de manera simultánea con la arquitectura y también es concordante con la naturaleza “Este es un hotel con denominación de origen chileno, que rescata la artesanía criolla para resignificarla con innovación y tecnología”, afirmó el arquitecto experto en interiorismo de hoteles, Ricardo Cuevas, premio Casacor Chile 2014. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top