Close
Radio Radio Radio Radio

Pymes advierten difícil escenario para subir el salario mínimo a $500 mil

Un difícil escenario para implementar un alza del salario mínimo a $500 mil advirtieron dirigentes gremiales de pymes de la región de Ñuble. Ello, luego que el Gobierno anunciara este lunes que alcanzó un acuerdo con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para llegar a dicho monto en julio de 2024.

Desde el Ministerio de Hacienda informaron que el Ejecutivo presentará un proyecto de ley que contempla la siguiente gradualidad: un incremento desde los actuales $410.000 a $440.000 el 1 de mayo de 2023; luego, a $460.000 el 1 de septiembre de 2023; y, posteriormente, alcanzar los $500.000 el 1 de julio de 2024. Después, a todo evento, se acordó efectuar un reajuste automático conforme al IPC que se registre entre julio y diciembre de 2024 y que se concretará en enero de 2025.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, explicó que se está dialogando con las pymes para apoyarlas, poniendo foco en aquellos sectores más sensibles al ingreso mínimo. “Vamos a contemplar una ayuda para que puedan absorber el costo del incremento del ingreso mínimo, tal como ocurrió el año pasado”, sostuvo.

Respecto al subsidio mensual para alcanzar un Ingreso Mínimo Garantizado, que rige hasta el 31 de diciembre de 2023, se aumentará en su tope a $500.000 el 1 de enero de 2024, y se prorrogará su vigencia hasta julio de 2024.

Realidad local

En la región de Ñuble se estima que un 50% de los trabajadores percibe un ingreso igual o inferior a $400 mil, según Fundación Sol con datos de la Encuesta Suplementaria de Ingresos 2021, del INE. Asimismo, se indica que un 70% percibe un ingreso igual o inferior a $540 mil.

Desincentiva la contratación

Según planteó el presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, esta medida tendrá efectos negativos en las pymes y en el empleo.

“A nosotros nos sorprende de forma no grata esta noticia, toda vez que nuestro sector, las pymes que representamos la están pasando pésimamente mal, tenemos varios ingredientes que nos perjudican, por ejemplo, la reducción de la jornada a 40 horas, lo que afectará la eficiencia, probablemente habrá un aumento en los costos para subsanar esa falta de mano de obra para que los procesos de producción funcionen; por otro lado está la discusión de la reforma tributaria que golpea directamente a las pymes y que complica el desarrollo de cualquier negocio; y a eso le sumamos la situación económica actual, con una fuerte baja en las ventas, el que menos ha sufrido ha disminuido un 15% sus ventas; y ahora esta noticia del salario mínimo, es decir, todo apunta a que las pymes lo sigan pasando muy mal”, manifestó Lama.

“Estamos complicados, nos parece mal que se nos impongan cosas sin haber escuchado la situación económica por la que atraviesan las pymes, creo que el gobierno lo está haciendo pésimo en este aspecto y esperemos que corrija el rumbo, porque, así como vamos, se está fomentando la informalidad”, agregó el dirigente, quien anticipó que se contraerán las contrataciones si esta medida se implementa.

Turismo pide ser escuchado

Por su parte, José Saavedra, presidente de la Cámara de Turismo de Las Trancas, lamentó que no se escuche a las empresas del turismo en la discusión, que son mayoritariamente pymes, y planteó que el sector tiene sus características particulares que merecen ser consideradas.

“Habría que ver cuál va a ser el impacto en empresas que tienen 3-4 trabajadores, por eso este tema también lo vamos a abordar en la próxima asamblea”, comentó el dirigente gremial.

Consultado por el efecto que la medida pudiera tener en las contrataciones, explicó que “en el rubro nuestro depende más de la demanda que tengamos. Si hay un aumento, yo creo que se puede manejar, habrá que revisar bien las cuentas, ya que también hay otros cambios. Pero por ahora la demanda está en retroceso, este verano tuvimos un 45% de ocupación, la mitad del promedio histórico, entonces, se hace complicado para nosotros, que dependemos del invierno y del verano para subsistir. En ese aspecto, nuestro rubro está sensible”. En ese sentido, planteó que no se puede traspasar este aumento de costos a las tarifas, “porque o si no, el destino se vuelve muy caro, y no va a venir nadie”.

Si hay que reajustar el salario, es importante entender que cada gremio tiene sus características particulares, el turismo es un gremio muy delicado, porque cualquier afectación externa lo afectan: naturaleza, tiempo, enfermedad, estallido social, incendios, etcétera. Nos hubiera gustado que participaran los gremios del turismo, pero no nos consultaron”, cerró Saavedra.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top