Close
Radio Radio Radio Radio

Operativo por amenazas permite dar con cerca de 15 kilos de marihuana y cocaína

Cristian Cáceres

Si no hubiese sido porque hubo una amenaza contra una mujer, ni Carabineros ni nadie hubiese tenido que ir a apaciguar los ánimos al sector del callejón Maipón, ubicado en el camino a Pinto, antes del límite que le pone fin a la jurisdicción comunal de Chillán.

Pero sí hubo una. Su autor, Fernando Balboa Jara, de 22 años; y la verdad se trataba solo de un lío de mala convivencia vecinal, que bajo ninguna circunstancia hubiese motivado que la Fiscalía Local de Chillán se hubiese visto en la necesidad de conseguir una orden judicial para realizar un allanamiento del denunciado, menos aún considerando que ni siquiera contaba con antecedentes penales.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Pero Balboa Jara, para dotar de credibilidad y énfasis a sus amenazas, apuntó con un arma de fuego a la mujer con quien discutía. Y eso ya es otra cosa.

Considerando que con la nueva Ley de Armas, el porte de armas de fuego, o las adaptadas para disparo constituye un delito al que se le asigna pena de crimen (de 5 años y un día hacia arriba) y que el Ministerio Público Regional, además, cuenta con un Foco Investigativo dedicado a la recuperación de armas, es que conseguida la orden de entrada y registro, se ofició a la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) de la PDI que realizara el allanamiento e, idealmente, pudiera recuperar el arma.

Es así como antes del mediodía del lunes se produjo el operativo.

Una vez en la casa del imputado, el personal policial se encontró con bolsas y envoltorios con drogas que totalizaban 15 kilos en total. El hallazgo de estupefacientes de mayor pesaje en lo que va del año, dentro de las diligencias de la Policía de Investigaciones.

Y no solo una, sino que dos armas.

“Logramos incautar cerca de 15 kilos de drogas. 7,7 kilos de clorhidrato de cocaína, 6,7 de marihuana, un arma de fuego, otra de aire comprimido y diversas municiones”, detalló el prefecto inspector de la PDI de Ñuble, Juan Carlos Carrasco.

La droga incautada es más de la mitad de lo que, ahora, la PDI puede decir que ha recuperado durante este 2022, y que hasta el lunes, totalizaba 12,1 kilos

En detalle,3,5 kilos de clorhidrato de cocaína, cinco kilos de pasta base, tres kilos de marihuana, 273 gramos de ketamina y 136 gramos de tusi.

Balboa Jara fue detenido sin que mediara algún incidente de violencia, resistencia o intento de fuga de por medio. “Fue una detención limpia”, precisaría el prefecto Carrasco.

Una vez en el Juzgado de Garantía fue formalizado por los delitos de amenaza, porte ilegal de armas de fuego y municiones y, desde luego, tráfico de drogas.

Quien lo formalizó fue la fiscal (s) Valentina Hormazábal González, y entregó detalles como que las amenazas proferidas contra la mujer fueron amenazas de muerte y que tras eso arrancó en un vehículo o que el Juzgado de Garantía, acogiendo el argumento que el imputado era un peligro para la sociedad, aceptó la petición del Ministerio Público de decretar su prisión preventiva, tras lo que otorgó un plazo de cuatro meses para la investigación judicial del caso.

Mucho para una sola persona

Una pesa digital y dinero en efectivo fue parte de lo incautado, y además había un detalle que significaba mucho para un ojo experto: bolsas pequeñas con drogas (llegar y vender), junto a mayores cantidades envueltas sin mucho arte, al lado de otros paquetes confeccionados con evidente esmero. Ladrillos negros de gran manufactura.

“Esos, generalmente, los vemos cuando se trata de cocaína de mayor pureza a la que circula con normalidad”, advirtieron en la PDI. Si a esto se le suma que se estaba frente a más de $200 millones en drogas, la reflexión evidente era que era mucho para un solo traficante.

“Precisamente, esa es una de las aristas que se están investigando con el Ministerio Público”, contestó el subprefecto Carrasco.

Se podrá decir que fue un hallazgo fortuito, pero al menos fue el más importante del año. Por eso, a la exhibición de la droga fue invitado el delegado presidencial de Ñuble, Gabriel Pradenas, quien tras reiterar que para el Gobierno es prioridad el combate al narcotráfico y al crimen organizado, dijo que “cuando las policías avanzan, la delincuencia retrocede”.

 

[/bg_collapse]

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top