Close
Radio Radio Radio Radio

Niebla, sol y retraso en el estreno del Rally en Ñuble

Mauricio Ulloa

“Hemos tenido de todo hoy. En el primer tramo niebla, después cuando hemos subido todo despejado, sol radiante, el piso muy deslizante. El segundo tramo más rápido, pero lo he disfrutado. Acá los tramos son más de montañas, en España son más rápidos, pero el piso está bien y las rutas de Ñuble fantásticas”, reflexiona el piloto español Iván Fuertes, quien junto a su navegante Víctor Ferrero, se subieron al podio en la clase RC4, en el primer tramo.

La primera jornada de la tercera etapa del Rally Móbil Ñuble Chillán Viejo tuvo, como subrayó Fuertes, de todo.

Espesa neblina, la que gatilló el accidente del piloto argentino, nativo de Bariloche, Jonathan Bastidas, quien en el tramo inaugural (Bella 1, Quinchamalí-Rucapequén-Colliguay), estrelló su auto contra un poste en la serie RC4 (ver nota lateral) y terminó internado en un recinto asistencial, fuera de riesgo vital, pero con fractura de costillas.

“El rally es un deporte de alto riesgo y siempre hay que estar atento a este tipo de situaciones, pero el dispositivo de seguridad funcionó perfecto. Más allá de eso, después de la neblina dio paso a un sol maravilloso”, comentó Felipe Horta, productor general del Rally Móbil. “Fue una jornada un poco negativa, el piso está difícil para todos porque llovió mucho la semana pasada y hay que ir con cuidado, el rally es largo. Los tramos son muy rápidos y si se te cruza el auto, es difícil sacarlo. Así que hay que ir manejando con mucha cabeza”, confesó Gerardo Rosselot, de la clase RC2, quien corrió junto a su navegante Marcelo Brizio.

“Tomamos una estrategia de neumáticos distinta. Fue un día marcado por dificultades técnicas la carrera, tenemos que mejorar la parte deportiva del rally. Nos hicieron largar de noche por el atraso y me salvé de tener un accidente grande”, recalcó Alberto Heller, segundo en RC2.

Scuncio liderando

Fue un día largo y duro, pudimos liderar la etapa y todo funcionó bien, no pensamos que se iba a atrasar tanto (por el accidente de Bastidas) y ahora a seguir luchando”, confesó Martín Scuncio, quien lideró la RC2.

La prueba terminó casi de noche y la última especial fue todo un desafío para los pilotos, que hoy saldrán a buscar el podio en los tramos de Quilmo.

Un chillanejo en casa

Uno que vivió de manera especial la jornada inaugural del Rally en Ñuble, fue el piloto chillanejo Mario Parra.

“Sentí una energía especial y diferente. Son caminos hermosos. Lo único complicado es que nos encontramos con mucha neblina. De hecho cuando llegamos a la asistencia, todavía había mucha neblina, feliz de correr en Chillán”, sentenció, mientras para hoy en la RC2 Pro, se vislumbra una cerrada lucha entre Alberto Heller y Jorge Martínez.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top