Close
Radio Radio Radio Radio

Municipio se compromete a mejorar cancha para no afectar localía de Ñublense

El año pasado, el municipio de Chillán trabajó contra el tiempo con el objetivo de dejar la cancha del estadio Nelson Oyarzún en impecables condiciones, para que Ñublense jugará la fase previa de la Copa Sudamericana ante Unión La Calera y luego el Torneo Nacional.

Sin embargo, algo pasó entre el 5 de noviembre, fecha del último partido oficial del Rojo el 2022, frente a Colo Colo, y el 8 de enero, día en que se disputó la “Noche Roja”.

Esto, porque la cancha presentó pésimas condiciones, visiblemente dañada en varios sectores y con notorios manchones.

El estado del campo de juego preocupó al propio técnico de Ñublense, Jaime García, quien espera que se recupere para que su equipo pueda desplegar su mejor fútbol a ras de piso.

“O sea la cancha no está en buen estado. No sé qué pasó con la mantención en este período, pero espero que mejore pronto porque así costará jugar”, declaró García molesto y decepcionado.

“La verdad es que la cancha debe ser tratada con urgencia nuevamente al igual que en el 2022, porque no esta en su mejor versión. Si no se hace al igual que el año pasado, puede llegar un momento en que la Conmebol indique que no está apta, cosa que al menos el año que paso se logró solucionar y para este esperamos lo mismo”, agregó Hernán Rosenblum, gerente de Ñublense.

La causa del mal estado de la cancha es un hongo que afectó rápidamente varios sectores del mismo, razón por la cual la empresa Parques Johnson, la misma que la recuperó en tiempo récord el año pasado y con una fuerte inversión municipal, la intervendrá durante 20 días a un mes.

¿Jugar afuera?

En este sentido, desde el municipio de Chillán, aseguran que el césped estará en condiciones para que Ñublense juegue la fase grupal de la Copa Libertadores, que arranca en abril.

Eso sí, los trabajos, posiblemente, afectarían la localía del Rojo sólo para el partido con O’Higgins en Chillán (12 de febrero), ya que si la empresa señala que por el hecho de jugar este duelo en el estadio, el terreno de juego se verá afectado en su recuperación, en un alto porcentaje, el choque se llevará al estadio Las Higueras o Collao. Sin embargo, si la repercusión es leve, puede que se mantenga ese partido la localía. Esta última opción es la que desea García, pues luego tendrá dos partidos de visita consecutivos, frente a Cobresal y Unión La Calera.

“La visita de Conmebol tiene que ver principalmente con la revisión de las instalaciones eléctricas, que garanticen el correcto suministro de energía para la iluminación de la cancha y la transmisión televisiva de los partidos de Ñublense en Libertadores. En ese sentido estamos muy tranquilo, pues hemos trabajado en una serie de mejoras en el último año”, declaró Hernán Blasco, encargado de recintos deportivos de la Municipalidad de Chillán.

“Queremos dar tranquilidad a la comunidad y garantizar la localía de Ñublense en la primera fase de la Copa Libertadores de América, respondiendo en integridad a todas las indicaciones del cuaderno de cargos Conmebol, tal como se aplicó por parte del municipio el 2022, cuando Ñublense participó en Copa Sudamericana”, agregó.

Desde el municipio además se confirmó que el pasto está afectado por un hongo, pero la Municipalidad ha instruido a la empresa a cargo de implantar una solución inmediata y movilizar los recursos técnicos y humanos necesarios para no afectar la localía de Ñublense en el torneo local ni en ninguna otra instancia.

Visita Conmebol

En tanto, personal de la Conmebol hizo una visita inspectiva al estadio Nelson Oyarzún Arenas, para revisar el sistema de iluminación y sonido de acuerdo a los requisitos del exigente cuaderno de cargos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top