Close
Radio Radio Radio Radio

Los procesos en marcha para afianzar el crecimiento institucional de la UdeC

UdeC

Un profundo trabajo de revisión y evaluación interna se ha llevado a cabo desde el año 2019 en la Universidad de Concepción. Diversas instancias se han hecho cargo de la necesidad de cambiar algunas normativas, realizar propuestas de mejoramiento de las formas de trabajar y preparar a la institución para el futuro.

Una de estas instancias es la Mesa de Trabajo Institucional, creada tras el estallido social en el año 2019, y que buscó dar respuesta a aquellas demandas que podían ser abordadas desde la institucionalidad universitaria.

Esta mesa compiló en un documento final un total de 46 acuerdos, que incluyen 38 propuestas en cuatro áreas de trabajo: participación y democracia, condiciones laborales y académicas, formación integral y rol de la UdeC en el medio. Los resultados de dicha instancia fueron compartidos con el Rector, Carlos Saavedra Rubilar y con el Consejo Académico y el Directorio.

Su presidenta, Sandra Saldivia Bórquez, explicó que “en el documento que emanó de la Mesa está lo central de las conversaciones. Hay cosas que se han ido resolviendo, por ejemplo, la reforma de los estatutos. De esta manera, nuestro trabajo tiene continuidad en el quehacer que la Universidad ha ido proyectando”.

La mesa tuvo 22 participantes (administración universitaria, docentes, trabajadores(as) y estudiantes de los tres campus) que trabajaron desde enero de 2020 en diversas demandas internas.

Sobre las lecciones que dejó este ejercicio, Saldivia expresó que una de las más importantes fue reconocer “la posibilidad de sentarnos todos a la mesa, porque fue una participación triestamental, y poner sobre ella las dificultades y formas de resolverlas. El documento fue consensuado y la comunidad de intereses indica que es posible llegar a acuerdos”.

Nueva carta de navegación

Otro de los procesos que cerró una etapa exitosa en 2021 fue el Plan Estratégico Institucional (PEI), lanzado en mayo de ese año, en la Casa del Arte. La formulación de este plan comenzó en agosto de 2019, y su entrega es un hito que marca el comienzo de un nuevo ciclo institucional.

La participación de la comunidad fue uno de los elementos más destacados de este trabajo. Más de seis mil integrantes se sumaron al proceso de elaboración, incluyendo miembros de la Asamblea de Socios y la Red Alumni de UdeC, así como actores clave del medio externo. “Todas y todos colaboraron con vivo entusiasmo en las diferentes etapas de discusión de este plan”, señaló en su oportunidad el Rector Carlos Saavedra.

El plan presenta la misión, visión y valores que identifican a la Universidad. Luego, se muestran los lineamientos o grandes directrices transversales, que abarcan todos los ámbitos del quehacer institucional, los cuales deben concretarse teniendo presente la misión declarada y en concordancia con la misión y los valores institucionales definidos.

Desde estas definiciones se desprenden los objetivos estratégicos que se establecen de acuerdo con las principales dimensiones de las actividades de la institución: docencia y resultados de procesos formativos; investigación, desarrollo, innovación y emprendimiento; gestión estratégica y recursos institucionales, y vinculación con el medio. A estas cuatro dimensiones se suma el aseguramiento de la calidad de toda la actividad universitaria.

“El resultado demuestra que es posible realizar estos procesos en forma participativa, con acuerdos globales de esta comunidad sobre qué somos y adónde queremos dirigirnos”, señaló el director de Desarrollo Estratégico, Jorge Dresdner Cid.

El año 2021 fue el primer año de implementación del PEI 2021-2030, en el cual se diseñó un plan de implementación. “De esta manera, existe un plan de corto plazo que se está implementando, al mismo tiempo que se sientan las bases para una redefinición de la forma como se lleva a cabo el PEI en el mediano y largo plazo, donde las distintas facultades adquirirán mayor protagonismo”, indicó el director.

A esto se suma el proceso de acreditación institucional, que se inicia con la autoevaluación, etapa previa al envío de antecedentes a la Comisión Nacional de Acreditación. “Todo este año y comienzos del próximo se dedicarán a una evaluación y un diseño del plan de mejora interno en la institución sobre los compromisos de acreditación establecidos en el proceso de acreditación anterior, pero también sobre las formas como la institución aplica la evaluación continua en todas las actividades que desarrolla. La idea es desarrollar una autoevaluación profunda que identifique opciones de mejora y nos permita seguir afianzando una cultura de la calidad en la Universidad”, indicó Dresdner.

Estatutos para un nuevo ciclo

Desde que el Directorio de la Corporación y el Consejo Académico aprobaran, a principios de 2021, estudiar una reforma estatutaria, se ha venido trabajando en distintas acciones para organizar y llevar adelante este proceso.

Para este fin se conformó en julio la Comisión de Reforma de Estatutos de la Corporación Universidad de Concepción, compuesta por ocho integrantes, entre directores de la Corporación y decanos de distintas facultades.

Sobre el trabajo de este equipo, la coordinadora de la instancia, profesora Ximena Gauché Marchetti, señaló que “la evaluación es muy positiva. Desde los acuerdos de marzo y junio del Directorio y del Consejo Académico, se han realizado reuniones cada mes, en algunos casos de manera ampliada, para abordar los distintos temas. Por ejemplo, para aprobar el plan de trabajo o la conformación de los órganos. Hoy estamos en pleno proceso de preparación de la etapa de participación de la comunidad, que se realizará durante el año 2022”.

Para ella, uno de los aspectos más destacados es “el compromiso de quienes integran esta comisión, tanto los directores, como los decanos y la decana. Existe una clara voluntad por generar un proceso que esperamos sea participativo de manera transversal con toda la comunidad y la junta de socios, respondiendo así al contexto nacional e internacional con que tienen que estar alineados nuestros estatutos, como es por ejemplo la Ley de Educación Superior”.

“Esperamos en 2022 cumplir con la etapa de participación y luego la de redacción de una primera versión del documento una vez sistematizados los aportes que se levanten entre abril y agosto. Queremos no solo cumplir los objetivos sino también los principios orientadores del plan de trabajo”, expresó Gauché, quien apuntó además, al desafío de “transversalizar la participación de la comunidad universitaria interna, de la comunidad universitaria externa y también de la Junta de Socios, que de alguna manera representan a la comunidad penquista que decidió en algún minuto crear la Universidad”.

Texto: Katerinne Pavez Marchant – Noticias UdeC

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top