Close
Radio Radio Radio Radio

Las alternativas del MOP para habilitar el acceso a la Reserva Ñuble

Conaf

Casi un año ha pasado desde el cierre total de la Reserva Ñuble, debido al mal estado del camino y el peligro al que se exponían los visitantes que transitaban a pie en el sector. Una situación que ha traído diversos problemas a los operadores turísticos, ya que con esto, están perdiendo un área de interés grande para turistas, no tan solo nacionales, sino que también extranjeros, que cada año llegan a la reserva y realizan distintos tipos de actividades.

Antes del cierre, se estimaba que eran 8.000 los visitantes que anualmente llegaban al área silvestre protegida, ubicada en la cordillera de la comuna de Pinto, y que tiene su acceso en el valle del río Diguillín. Situación que, por lo pronto, no tiene plazo para que vuelva a ocurrir. Por el momento, solo los guardaparques tienen permitido el acceso, pero con las grandes inundaciones del sistema frontal que afectó a la región hace dos semanas, la ruta quedó totalmente inutilizable debido a la crecida del río Diguillín, el que se llevó por completo parte del camino.

Esto supone una situación compleja en el sector, ya que para poder acceder hoy, se debe pasar por un terreno privado, lo que supone que un nuevo camino debe pasar por ese mismo lugar. Eso traería consigo expropiaciones para poder tener una ruta, al menos alternativa, en el acceso a la reserva. La situación tiene a las autoridades en constante análisis para prontamente tener habilitado de manera parcial el acceso, y ver el estado de algunos caballos que están aislados en la reserva.

La preocupación de los gremios del turismo local es evidente, ya que hace más de un año que vienen arrastrando las consecuencias del cierre y de las constantes promesas de las autoridades para una solución definitiva. Si bien la emergencia por las inundaciones supuso un agravamiento en el acceso, el estado de catástrofe de cierta manera vendría a apurar que las labores de expropiación y poder habilitar la ruta.

De todas maneras, el tema lleva varios meses en carpeta, labores en donde el Ministerio de Obras Publicas (MOP) de Ñuble y la Corporación Nacional Forestal (Conaf) tienen directa relación. Por ahora, aun no hay fechas para la solución del problema, pero esperan que pronto puedan llegar a acuerdos con los administradores de los fundos involucrados para redirigir el acceso.

La situación la reveló el presidente de la Cámara de Turismo del Valle Las Trancas, José Saavedra, quien aseguró que “el río Diguillín creció muchísimo tras el último sistema frontal, y directamente socavó y se llevó el camino, desapareció. Hoy no se puede pasar en vehículo, ni a caballo y ni siquiera caminando, porque se comió el camino hasta el cerco del fundo. Habría que entrar al fundo, pero es una zona de bosque. El problema se agrandó y los guardaparques recién pudieron acceder el viernes, con permiso del administrador del terreno, para ver cómo estaba arriba y ver los efectos de las lluvias. Se necesita resolver esto”.

El problema de acceso

En concreto, el camino está cortado en el kilómetro 10,7 de la ruta N-633, situación que data desde el año pasado cuando el río Diguillín poco a poco fue arrastrando el camino debido a la erosión acumulada. Fue en ese momento que se decidió cerrar la reserva por completo, mientras se trabajaba en alguna solución. Esas labores consistían en una inversión cercana a los $1.200 millones para expropiar dos terrenos y permitir desplazar la ruta.

La primera etapa considera una expropiación en el Fundo Atacalco de 5.000 metros cuadrados, en el lugar del corte, y otra más arriba donde también hay caída de árboles impidiendo el acceso., en el cual serían 7.000 m2.

Hasta la fecha, nada de lo planteado se ha efectuado y desde el MOP de Ñuble indicaron que el proyecto está listo para ser licitado, pero fue rechazado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

En palabras del seremi del área, Paulo De La Fuente, esto se debe a que “normativamente, para la mantención de los caminos, no está contemplado ni autorizado por Mideso ningún ítem de expropiación para conservación. Qué pasa con eso, que fue rechazado el proyecto que presentamos, nosotros lo tenemos listo y está en la mesa para ser licitado, pero hemos sufrido ese retraso, ya que fue rechazado recientemente”.

De La Fuente añadió que “la única forma de acceder a la reserva es expropiando la ruta, porque no podemos intervenir el brazo del río que tomó un curso natural y muy potente. Contra la naturaleza lo que procede es expropiar”.

Fue durante el pasado viernes que personal de Conaf se trasladó hasta la reserva para constatar el estado del camino, puesto que la situación no había podido ser visualizada debido al clima inestable de la zona. Mario Valdebenito, jefe de la División de Áreas Silvestres Protegidas de Conaf Ñuble, detalló que “hace poco los guardabosques de la reserva lograron acceder a caballo, gracias a las coordinaciones con la administración del Fundo Atacalco y constataron en terreno que no existieron mayores daños al interior de la unidad”.

En la reserva, la corporación mantiene caballos, los cuales son usados por el personal para poder movilizarse dentro del recinto. En ese contexto, tras el sistema frontal, no se tenía claridad del estado de los ejemplares, pero con esta visita se pudo dar cuenta que estaban en buen estado.

Afectación al turismo

El problema está afectando a la zona desde hace varios meses. Específicamente, desde septiembre de 2022 que la reserva se encuentra cerrada y son los gremios de turismo en el sector del Valle Las Trancas los que se han visto más perjudicados.

Así lo indicó José Saavedra, quien explicó que la situación comenzó con el cierre y que los operadores turísticos están sin poder trabajar en la reserva, lo que ha obligado a que se trasladasen a otras regiones. Saavedra comenta que “en el verano este trabajo se cortó de golpe. Hablamos con Sernatur para ver lo que pasaba y los guías turísticos, por ejemplo, tuvieron que llevar su gente a la Araucanía, ya no pudieron llevarlos acá a Ñuble. Esperábamos que esta situación se resolviera pronto, pero ocurrió el sistema frontal y frenó todo. El interés por la reserva es cada vez más grande, ya que el último año completo que funcionó hasta que se cerró entraron 8.000 personas a visitarla”.

El presidente de la Cámara de Turismo del Valle Las Trancas añadió además que la reserva es un “atractivo de la Región de Ñuble que turísticamente se pierde y eso también no es conveniente para la región, porque sabemos que el turismo es la tercera economía más importante y que va a movilizar el crecimiento económico de la región, junto con la agricultura y la forestación”.

En ese contexto añade que, si la Reserva Ñuble está en miras para convertirse en parque nacional, el problema debe solucionarse lo más pronto posible. “Un parque nacional con más razón necesita tener un camino definitivo, bien seguro y que quede bien arreglado de una vez. El Sernatur nos dijo que estos parques son atractivos para extranjeros, muchos solo vienen a visitar parques nacionales cuando van a un país. Es un potencial muy grande el que tiene la reserva como para tenerlo cerrado. Esto nos preocupa enormemente”.

Mientras que Marcos Molina, quien es presidente de la Asociación de Guías Turísticos del Ñuble, declaró que, al estar cerrada la reserva, no pueden hacer estos trayectos con los pasajeros, añadiendo que “para poder mantener vigente nuestro rubro, obviamente hay que buscar algún destino que esté consolidado, abierto y cumpla con los requisitos que nosotros necesitamos para poder efectuar nuestras labores”. En ese sentido, reconoce que “la Araucanía está mucho mejor preparada en eso. El Parque Nacional Conguillío ha sido uno de los destinos que han hecho los guías turísticos”.

Molina explica que los guías vienen a fortalecer el atractivo de la Reserva Ñuble, ya que generan un tipo de “vitrina turística” en la región. En esa línea declara que “se genera un atractivo promocional también hacia afuera, pero al estar cerrado, esta promoción se pierde y también la mano de obra. Los guías locales que viven acá en la región tampoco pueden ir a trabajar hacia afuera y al final terminan buscando trabajo en rubros similares o que están un poco alejados al turismo”.

Por último, remarcó también que se han visto afectados por guías que no tienen conocimiento de los lugares, lo que afectan las oportunidades de trabajo para aquellos que se especializan en alguna zona en específico. “Muchos otros entes que no son especialistas y también están haciendo guiados, tomando terreno y yendo para allá de alguna u otra forma, pero también se va perdiendo cierta credibilidad con respecto al destino. Esto por el hecho de que han ocurrido muchos accidentes y nadie tiene un respaldo”.

Opciones

El problema de acceso lleva gestándose desde hace un tiempo, pero el corte total del camino aceleró las labores del MOP de Ñuble ante la apertura de una nueva opción de expropiación.

Ante esta situación, el seremi Paulo De La Fuente indicó que se realizó un nuevo proceso, el cual esperan puedan ser ahora aprobado. La autoridad explicó que, debido a la emergencia, se ingresó una circular para apurar las gestiones y no tener problemas al momento de expropiar.

La autoridad sostuvo que “a través de un nuevo código exploratorio, por la circular 33, nos permite ingresarla por emergencia y generar los procesos expropiatorios. La misma situación se vive en Minas del Prado, Los Queñes o en el camino de Santa Lucía Bajo en la comuna de Yungay, donde tenemos socavones. Esta es la única forma de poder solucionar estos problemas, mediante procesos de expropiación y emergencia, porque de otra forma no podemos”.

La circular es gestionada directamente por los gobiernos regionales y se relaciona con la conservación de infraestructura pública. La situación de emergencia permite que los proyectos pasen inmediatamente a la etapa de preadmisibilidad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top